Yomequedoencasa

Huawei, Xiaomi y Oppo ayudan a España en la lucha frente al coronavirus

Normalmente nos referimos a las marcas cuando presentan algún nuevo modelo de móvil, nos convocan para cualquier evento o nos prestan alguno de sus móviles para que lo exprimamos y os contemos lo que nos ha parecido pero permitidnos dedicar este post de hoy a agradecer a 3 de las grandes su colaboración con uno de los países más devastados por el maldito COVID-19 que nos tiene tan asustados.

Sabemos que habrá más gestos como los protagonizados por Huawei, Xiaomi y Oppo y querríamos agradecerlos todos sin excepción pero visto el campo en el que nos movemos empezaremos por estas 3 marcas chinas que han decidido arrimar el hombro una vez que su país ha empezado a salir del hoyo mientras que España se ha metido de lleno.

Empecemos por Huawei que ha demostrado que no sólo vive de la próxima presentación de la serie P40 y que ha coordinado a través de @HuaweiSpain una entrega procedente del presidente de la marca, Ren Zhengfei, de 1.000.000 de mascarillas para paliar la alarmante falta de dicho material en España. Esta dotación estaba reservada para el personal de la compañía en China pero visto cómo se ha movido el foco se ha decidido donarlas al estado español.


Xiaomi también se ha movido y a través de su presidente internacional, Shou Zi Chew,  ha realizado una donación al Ministerio de Sanidad español de miles de mascarillas FFP3 (el máximo estándar de protección) para luchar contra el coronavirus. Asimismo también han realizado lo propio con otros países afectados como son Italia, Francia o Corea del Sur y pretende extenderlo a Alemania, Japón, Malasia, Ucrania o Polonia.


Y por último, que no menos importante, Oppo España ha conseguido donar 500.000 mascarillas al Ministerio de Sanidad español que ya ha sido entregado al Instituto Nacional de Gestión Sanitaria (INGESA)


Tres gracias y esperamos que esa ayuda sea bien gestionada y salve vidas que es lo que nos interesa ahora mismo. ¡Muchas gracias! 

… y a vosotros, ¡Cuidaos mucho, mucho, mucho!