Sony Xperia S, uno de los triunfadores del MWC

¿Compartes?

Como os decía ayer, creé el blog para hablar de las aplicaciones que voy instalando y desinstalando de mi Androide lo que no quiere decir que no me lea cualquier noticia que tenga que ver con móviles (incluidos los de Apple, Microsoft-Nokia, vamos, los que llevan Android) aunque no sea de Apps. Me apunto a todo y en este caso me salió bien porque tuve la suerte de poder ver, tocar, conversar con el staf y hasta probar todas las funciones de un smartphone que se ha revelado como uno de los triunfadores del Mobile World Congress 2012 de Barcelona.

Y hablando del MWC, como ya hay que pensar en el del 2013, también en Barcelona, aprovecho para confirmaros que se abre el plazo para que me podáis invitar o decir cómo conseguir invitación para estar ahí el año que viene.

Pero entremos en materia. Como cada año, en el MWC se han visto varios de los móviles que despuntarán durante este 2012 (Han faltado Samsung, Apple y Motorola con sus “presuntos” impresionantes Galaxy SIII,  Iphone5 y Razr Maxx que nos llegarán más adelante). 
A mi juicio han destacado el HTC One X (por su potencia con un procesador 4 núcleos, su pantalla HD de 4,7 pulgadas y una cámara muy mejorada con respecto a anteriores modelos), el LG Optimus 4X HD (de especificaciones muy similares al anterior donde destacan su pantalla y su batería), la irrupción de marcas poco conocidas en Europa que han presentado smartphones muy, muy, muy a tener en cuenta (ZTE Era, Huawei Ascend D Quad,…), el Nokia PureView 808 con una cámara de 41 Megapíxels (no, no me he equivocado) o el Samsung Beam con un proyector incorporado para ver lo que queramos en la pared más cercana que tengamos.
Veréis que no he nombrado a Sony que una vez separada de Ericsson ha presentado una nueva línea de smartphones que lejos de ponerse a la última tecnológicamente, consta de 3 modelos que son potentes hoy en día, tienen un diseño que ha triunfado (hubo gente durmiendo antes de que abriera la Sony Store de Barcelona para comprar el Xperia S) y están enfocados a 3 públicos muy bien definidos.
Yo me fijé en el modelo superior, el Sony Xperia S (acertó en el comentario de ayer Alberto), y aunque no me lo compré (estuve muy tentado, demasiado) pude usarlo a discreción gracias al muy amable y profesional staf de la SonyStore e Barcelona que no sólo no me limitaron a la hora de tocarlo sino que me animaron a hacerlo en profundidad. La verdad, es un espacio que visitaré más frecuentemente a partir de ahora.
No os aburriré con sus especificaciones porque las tenéis aquí detalladas por la propia Sony sino con mis impresiones personales comparándolo con el Samsung Galaxy SII que tengo ahora:
  • Tamaño: Tiene el mismo tamaño prácticamente que el Galaxy SII. Es un poquito más alto y otro poco más estrecho. Me sorprendió el grosor puesto que pensaba por las fotos que sería mayor y no, quizá por el tacto de sus materiales, lo encontré igual de cómodo que mi actual Androide.
  • Diseño y materiales: De nuevo me gustó más que en las fotos. Me parece que Sony ha dado un golpe de aire fresco a los cada vez más similares móviles y además le ha quedado muy bien. Pensad que no hay apenas diferencias en cuanto a prestaciones con el SII y estuve pensando muy seriamente en comprármelo, algo que hacía tiempo que no me pasaba.
Os recomiendo mirar también los modelos P y U y ya me diréis si tengo o no razón. Por cierto, ya que estábamos,  hice una prueba metiéndolo y sacándolo repetidamente del bolsillo del pantalón y en ningún momento tuve la sensación de que se pudiera caer o de que la tapa tuviera holgura.
  • Pantalla: Mismo tamaño que en el SII (4,3 pulgadas) pero mayor resolución (1280×720 frente a 800×480) y se nota. Los colores los noté muy vivos y las imágenes muy nítidas. Probándolo frente a reflejos se comportó muy bien. Tiene un ángulo de visión muy amplio y apenas le afectan los reflejos. Comentaros que comparando ambos terminales, a igual brillo gana por mucho el Xperia S pero forzando los brillos al máximo y al mínimo me pareció más estable el de Samsung. Vosotros elegís.
  • Sistema operativo: Ambos tienen ahora mismo Android 2.3 y están a la espera de ser actualizados a Ice Cream Sandwich como han prometido sus compañías. Me sorprendió lo muy parecido que es el launcher de ambos ¡A ver si a Apple le va a dar por denunciarlos en el mismo paquete!
  • Fluidez: Con doble procesador todo va fluido. Es de esperar que tras pasar a Android 4.0 aún mejore por lo que no se le puede poner pegas. Eso sí, lo que no me gustaron tanto fueron los botones inferiores de casa, atrás y menú (curiosamente los tiene en orden inverso al Galaxy SII) puesto que no responden tan bien como esperaba teniendo que pulsarlos repetidamente para navegar lo que me resultó molesto. Ahí creo que Sony tiene un punto claro de mejora en futuras actualizaciones. 

  • Cámara: Sin duda uno de los puntos más fuertes del Xperia S. Hablamos de una cámara de 12 megapíxeles con sensor Sony que graba vídeo en alta definición (1080p). Fuera de esos números, me pareció muy superior a la del SII haciendo las mismas fotos en las mismas condiciones de luz. Añadamos que estando el teléfono bloqueado es capaz de hacer una foto en menos de un segundo. Lo verifiqué. Punto positivo.

  • Sonido: Gana por bastante el Xperia S. Pude escuchar música y hasta conectar el terminal a unos altavoces por bluetooth y mis oídos notaron la mano de Sony.
  • Conectividad: De nuevo gracias a la paciencia del staf de la tienda, pude conectar el Xperia S tanto a un altavoz por bluetooh como a una TV por cable HDMI (que viene de serie) y los resultados me satisficieron. En el primer caso hubo que hacerlo en dos ocasiones porque falló a la primera pero una vez funcionó, sin problemas cambiando la fuente de salida de la música. En el caso de la TV la pantalla se transforma en un lanzador de aplicaciones muy cómodo de manejar.
  • Un punto a agradecer es el contenido de la caja que lejos del minimalismo y la ausencia de accesorios del resto de las marcas incluye de serie además de los típicos cable USB y auriculares, un cable HDMI y 2 smart-tags (una especie de botones físicos programables desde el móvil a modo de perfil. Como ejemplo, podemos poner uno de ellos en el salpicadero del coche habiéndolo programado previamente para que al pasar el Androide por encima de él se activen el GPS, el manos libres y el Bluetooth).
Resumiendo, lo mejor:
  • Cámara.
  • Pantalla antireflejos con resolución HD.
  • Contenido de la caja y precio inferior a la competencia más puntera.
  • Diseño.
Y como contras:
  • Respuesta de lo botones inferiores muy mejorable.
  • Android 3.2 estando ya en el mercado 4.0.
  • No tener pantalla de 4,7 pulgadas (tiene 4,3) como otros modelos que están saliendo aunque quizá gracias a ello el teléfono no es tan grande como éstos.
Y eso es todo. Sinceramente se presentaron móviles más avanzados en el MWC pero por su apariencia y porque es un smartphone que hoy en día es totalmente funcional (la prueba es que el premio al mejor smartphone del año se la llevó el Galaxy SII que he usado como alternativa en este artículo) el Xperia S es una opción a tener en cuenta.

¿Compartes?

5 respuestas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.