20170219_180403

Review Nubia Z11: gama alta, innovación, diseño y buena calidad/precio

¿Compartes?

Hoy vamos a hablaros de un smartphone poco común. Ya lo fue su presentación en todo un Santiago Bernabeu hace unos meses (como os contamos) donde nos dejó con ganas de probarlo más y por fin, unos meses más tarde, hemos tenido esa posibilidad durante 3 semanas.

Cuando hablamos del Nubia Z11 no estamos hablando de un móvil barato sino de todo un gama alta con dosis extras de innovación…. y que, aparte, es muy bonito.
Como podéis ver en las imágenes, nos encontramos con un modelo robusto, de tamaño contenido para una pantalla de 5,5 pulgadas con Gorilla 3 y sin bordes laterales (bezel-less como lo llaman ellos). De hecho, esto último no es del todo cierto puesto que la pequeña curva en ambos lados nos permitirá ejecutar una serie de acciones que no hemos visto en la competencia. ¿Serán relevantes, sencillos, útiles…? Lo veremos más adelante.
Junto a ello, un diseño muy cuidado que mezcla el metal con el vídrio, un botón capacitivo de inicio en forma de círculo rojo y una parte trasera elegante donde destacan un sensor de huellas al más puro estilo Huawei y la cámara, de nuevo secundada por el círculo colorado (seña de la marca). Precisamente esta cámara es uno de los puntos más fuertes del dispositivo.
En cuanto a su funcionamiento nada más sacarlo de la caja, cuesta ligeramente acostumbrarse al Nubia UI 4.0 por sus diferencias respecto a Android puro (inexistencia del cajón de aplicaciones, botones laterales con funciones diferentes a la habituales, gestos…) pero una vez se le pilla el tiento puede que estemos ante uno de los modelos con el que podemos hacer más acciones a base de gestos. Que si arrastramos desde abajo, que se pulsamos su lateral dos veces, que si deslizamos nuestros dedos por sus bordes…
Pero empecemos por lo básico, sus especificaciones principales para quienes no lo conozcáis:
  • Pantalla de 5,5 pulgadas FullHD (1980×1024) IPS 75,2% ratio de pantalla.
  • 151.8 x 72.3 x 7.5 mm. y 162 gramos.
  • Cámara trasera de 16 Mpx. f/2.0 con doble flash LED y estabilizador óptico.
  • Cámara delantera de 8 Mbx. f/2.4 y grabación de vídeo FullHD.
  • Grabación de vídeo 4K a 30fps.
  • Batería de 3000 mAh. con carga rápida.
  • 64 GB de almacenamiento interno (ampliable a 256 GB mediante microSD).
  • 4 Gb. de RAM.
  • Doble SIM (segunda ranura compartida con la microSD).
  • 4G, Bluetooth 4.1, Wi-Fi: 802.11 a/b/g/n/ac, dual-band, GPS/aGPS.
  • Procesador Snapdragon 820 y Procesador gráfico: Adreno 530.
  • Sensor de huellas dactilares ultra rápido en la parte trasera.
  • USB Type-C.
  • Bordes activos.
  • Sistema operativo Nubia UI 4.0 basado en Android 6.0.1.

Sin duda, especificaciones de gama alta que poco tienen que envidiar a modelos más caros. El Nubia Z11 no es lo último de lo último pero tiene lo suficiente para rendir a muy buen nivel y eso es lo que hemos comprobado es los días que lo hemos tenido en nuestras manos.

1) DISEÑO / ASPECTO EXTERIOR

Ya os hemos dado unas pinceladas en los párrafos anteriores pero es que estamos ante uno de los terminales más elegantes mientras esperamos la invasión de la generación sin marcos. La combinación de metal y cristal le queda realmente bien a este flaco. No es ligero pero precisamente por ello ofrece un buen agarre y a pesar de los marcos superior e inferior, se muestra realmente cómodo y manejable en la mano.

 La calidad de los materiales es alta. Nubia lleva años sacando modelos con aspecto Premium y este Z11 lo es. Nubia, a través de su agencia de prensa Everythink PR, nos prestó el plateado como podéis ver en las fotos aunque también se anunciaron en su momento el gris y el dorado que, a su vez, cambian el blanco por el negro en sus marcos delanteros.

Por cierto, no encontraréis los típicos botones de Android en el marco inferior. el Nubia Z11 sólo tiene un botón capacitivo a lo “dispositivo de la manzana mordida”.

Aparte de sus botones de volumen y encendido en el lateral derecho y sus conectores (ojo, usa Type-C) destaca el lector de huellas en la parte trasera y no sólo por el diseño sino por la velocidad con la que desbloquea el terminal. Al más puro estilo Huawei, ojalá Samsung aprendiese de esta tecnología porque nuestro índice de acierto ha sido prácticamente total.

Comentar por último que, quizá por afilar la punta del lápiz, la parte posterior es ligeramente resbaladiza, único punto discreto si bien se compensa con la sensación de robustez que nos ofrece el Z11… y por lo bonito que es, todo hay que decirlo.

2) PANTALLA

No estamos ante un elemento sorprendente sobre el papel al tratarse de una FullHD (1920×1080) IPS como montan muchos otros smartphones. No obstante, el nivel de brillo es bueno y la visualización en exteriores es más que correcta aún a pleno sol.

Su principal baza es lo que no tiene, bíxeles. De hecho, sí los tiene al haber montado Nubia un cristal más grueso de lo habitual para potenciar los bordes y aplicar su tecnología, ahí está la novedad, de gestos (ARC).  Gracias a ésta y con lo que la compañía ha denominado interfaz Fit, podemos cambiar de aplicación, mostrar todas las abiertas, arrancar algunas predefinidas o subir y bajar el brillo y el volumen desplazando un dedo por la pantalla siempre que partamos de los “inexistentes” bordes.

Realmente es más fácil probarlo que explicarlo y aquí, no obstante, no nos hemos encontrado realmente cómodos probando el Nubia Z11 pues parece una tecnología…. mejorable.

Ya nos ocurrió en su presentación que probábamos y volvíamos a probar pero los gestos no respondían a la primera en muchas ocasiones. Lo achacamos a la falta de costumbre pero tras insistir en estas 3 semanas hemos dejado algunas de las funcionalidades como imposibles mientras que otras han ido cayendo en el olvido con el transcurso de los días.  Aún así, cuando funcionan, algunas son muy útiles.

3) RENDIMIENTO

La interfaz del Nubia Z11 es ligera a pesar de tener su capa de personalización propia. Diríamos que es parecida a la de Huawei, limpia y rápida donde destacan los extras gestuales de los que os hemos comentado.
No se aprecian lags y tanto la apertura de aplicaciones como la navegación entre pantalla es ágil. De hecho, se aprecia algo más de velocidad que en terminales de gama altísima. Son pequeñas diferencias pero… apreciables por lo que cabe destacar el buen trabajo de Nubia en este aspecto.

4) CÁMARAS

Mucho se nos hizo incapié en este apartado cuando estuvimos en la presentación en el Santiago Bernabeu de Madrid y no dudamos viendo las instantáneas que nos mostraron y que se pueden conseguir pero en nuestro uso en estas semanas vemos el nivel fotográfico algo por debajo de los tops del momento. No en cuanto a lo que se puede conseguir sino refiriéndonos al uso que le vamos a dar la mayoría de personas que tengamos el teléfono, al modo automático sin tocar ninguna opción.

En definitiva, se ha comportado más que aceptablemente en fotos diarias y algo por debajo de los tops en las nocturnas. Sin embargo, el modo manual de su interfaz nos ha permitido igualar y hasta disparar fotografías muy profesionales. Ninguno de nosotros lo somos en dicha materia pero hemos disfrutado una vez nos hemos hecho con los valores a calibrar.

A destacar sus modos de cámara, muy completos y con los cuales se pueden conseguir efectos muy profesionales. No hemos conseguido el nivel de algunas fotos que nos enseñaron en su presentación pero hemos disfrutado sacando instantáneas que ni podemos soñar en otros terminales. Vale la pena probarlos.

Si os gusta la fotografía y no sois de los que sólo quieren pulsar lo más rápidamente posible, tenéis un nuevo candidato para vuestro próximo smartphone y además, más barato que los Samsung, Píxel y compañía. De lo contrario, no tendréis malas fotos pero el modo automático es mejorable. Curiosamente es un mal de muchas marcas asiáticas que parece que Nubia también sufre. Un magnífico harware, un completísimo modo manual pero las cámaras fallan en los más sencillo.

Antes de finalizar con este apartado indicar que si bien la cámara trasera no la podemos considerar top por lo dicho, la delantera, aún sin destacar por números, sí nos ha parecido mucho más equilibrada que otras de móviles más caros. No es especialmente buena con poca luz pero más que correcta en el resto de situaciones.

5) BATERÍA

Carga rápida de serie para una batería de 3000 mAh., es decir, una buena capacidad que queríamos confirmar con el uso diario y si bien nos ha dado un buen rendimiento, esperábamoa algo más. No se ha mostrado igual de solvente en todas las cargas aún teniendo instaladas las mismas apps, algo curioso y que quizá próximas actualizaciones mejoren.

Por otro lado, hablamos de una duración mayor de la que, por ejemplo, nos da un Samsung Galaxy S6 por poner un ejemplo. No está entre los mejores pero sí cerca y sobre todo, liderando entre sus colegas de precio. Posiblemente tocando opciones de energía podamos estirar un poco más la capacidad del Nubia Z11 pero no hemos observado cambios sustanciales en nuestros ensayos.

No obstante, es un buen terminal para acabar un día normal sin haber usado el cargador. Ignoramos, la verdad, cuán frecuentes son las actualizaciones de Nubia por lo que, quizá nos estemos quejando y la semana que viene llegue una nueva versión que mejore puntos como la autonomía y el modo automático de la cámara trasera.

6) PUNTOS POSITIVOS:

  • Calidad de los materiales.
  • Diseño. Es precioso, la verdad (especialmente el dorado).
  • Precio. No es una marca conocida y es cara para ser china pero su rendimiento y cámaras lo merecen.
  • Cámaras, aunque con la salvedad del modo automático.

7) PUNTOS A MEJORAR

  • Precisamente, la cámara trasera. Un hardware excelente, un software a nivel profesional pero falla en el disparo automático (bueno, no falla pero podría dar más de sí)
  • Los gestos. Deberían ser el principal foco de atracción pero no nos hemos hecho a ellos ni vemos la utilidad en el día a día de la mayoría.

CONCLUSIÓN

Precioso terminal muy buen construido, con un rendimiento tan correcto que cuesta justificar el pagar más por un teléfono. Quizá tenga que mejorar con el tiempo en temas como el aprovechamiento de las cámaras, la gestión de la batería o la curva de aprendizaje de sus gestos, uno de sus mayores reclamos pero que dista de ser una revolución una vez usas el Nubia Z11.

Por lo demás, de lo mejorcito en calidad / precio. No es barato pero está al nivel de smartphones bastante más caros. Diríamos más. Si no os importa jugar con los ajustes de la cámara, el Nubia Z11 puede llegar a ofrecer unos resultados muy de gama alta.

Una marca a tener en cuenta que, sin duda, ha fabricado uno de los smartphones más bonitos que hemos tenido en nuestras manos. Ay que me lo quedo….


¿Compartes?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.