phoneclone1

Phone Clone, una magnífica ayuda cuando cambiamos de smartphone

¿Compartes?

Reconozco que tanto a mí como a mis compañeros nos entusiasma estrenar nuevo móvil, smartphone, celular, teléfono… por lo que cualquier novedad nos dura poco en las manos. Hace años, hacer eso no era un problema pero sí un tema algo engorroso por lo de volver a configurarlo todo, dejarlo a nuestro gusto, etc…

De hecho, siempre se ha dicho que va bien formatear un PC cada cierto tiempo por lo que los que ya tengáis unos añitos sabéis de qué estamos hablando. Pues con el móvil.. lo mismo aunque los avances en los últimos tiempo están siendo muy positivos especialmente gracias a las nuevas versiones de Android y a apps como Phone Clone u otras que traen de serie algunas marcas.

El caso es que descubrimos Phone Clone porque venía instalado en un Huawei como aplicación para restaurar los datos de cualquier teléfono anterior. Igual que sucedió con Samsung Internet Browser vimos que se podía utilizar en otros modelos y marcas. Lo comprobamos y realmente nos hemos enamorado de la sencillez con la que se traspasan los datos de un dispositivo a otro.

Cierto es que Android por sí mismo (últimas versiones) ya nos descarga la copia de seguridad de las apps instaladas desde la Google Play Store, los contactos, las contraseñas de las WiFis a las que nos conectamos y algún dato más que ya nos permite trabajar con cualquier teléfono nada más arrancarlo por primera vez.

Phone Clone va más allá aprovechando el NFC y la conexión WiFi para, sólo con un código QR o una conexión virtual entre ambos dispositivos (la propia app nos da los datos para que cualquiera pueda hacerlo). El siguiente paso, una vez ya conectados ambos teléfonos es traspasar datos, un traspaso que se realiza a una velocidad sorprendentemente alta frente a otras opciones como puede ser usar un PC u otras apps parecidas.

Phone Clone puede copiar contactos, mensajes, fotos, vídeos, música y hasta aplicaciones por si no hicimos la copia de seguridad de Android en su momento o por si tenemos títulos instalados de cualquier otra fuente ajena a Google Play. Titatium Backup o My Backup son algunas alternativas de las que hablamos en su momento y ya puestos, aunque es antiguo, recordemos un post que puede ayudar a que no nos dejemos nada en la transición entre un modelo antiguo y nuestro nuevo “juguete”:  Cómo no perder nada en Android.

Lo mejor de Phone Clone es su sencillez para conectar ambos dispositivos, que nos permite elegir el contenido a traspasar y la velocidad con lo que lo hace. Además, nos indica los errores en caso de haberlos lo que puede ayudarnos a arreglarlos o a fin de cuentas, a saber qué es lo que no se ha movido. Junto a ello nos indicará la cantidad de datos seleccionada y una estimación de tiempo.

Y por cierto, también funciona si tenéis un iPhone y habéis decidido pasaros al lado verde… a pesar de que vuestros amigos propietarios de un smartphone con una manzana mordida os digan que pasarse a Android es muy complicado, difícil y demás mitos urbanos que aún circulan por el mundo.

Por último, comentaros que Phone Clone está enteramente en español y lo podéis descargar de la Google Play Store pulsando el siguiente enlace:

Phone Clone


¿Compartes?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.