axonm0_mini

ZTE Axon M ¿tiene cabida en el mercado?

¿Compartes?

Nada más entrar en el pabellón «grande» del Mobile World Congress (ese donde están Samsung, Huawei, Nokia, Qualcomm, LG,…) nos encontramos a ZTE que, como cada año, no nos decepcionó. Y es que el fabricante chino tiene una de las mejores localizaciones y un stand muy atractivo dentro de la feria. Además, no hablamos de smartphones top pero cuando no nos trae una performance made in USA, nos presenta alguna novedad digna de mención.

Con ZTE conocimos en anteriores citas el primer smartphone con lector de iris, el primero con el famoso 3D-Touch aunque luego fueran Samsung y Apple los que los popularizaran. Este año teníamos novedad con el equilibradísimo Blade V9 pero las mayores miradas se las ha llevado el Axon M o hablando en cristiano, el móvil de las dos pantallas.

El ZTE Axon M no es un móvil flexible puesto que hablamos de un terminal que se desdobla mediante una bisagra dándonos la opción de tener 2 pantallas que podemos utilizar por separado o de forma conjunta como si tuviéramos una tablet delante. También nos ofrece la posibilidad de apagar una de las pantallas pero, al menos nosotros, no encontramos utilidad a desplegarlo para usar solamente una de las pantallas.

En primer lugar, comentaros que el ZTE Axon M ya está a la venta por lo que no hablamos de un prototipo. En segundo, lo esperábamos más grueso pero la verdad es que es bastante manejable una vez plegado en parte gracias a su fina segunda pantalla. El agarre es bueno y no resulta excesivamente pesado a pesar de sus 230 gramos.

En cuanto al funcionamiento en sí, podéis ver en el vídeo lo fácil que es plegarlo y desplegarlo. Destacar que las bisagras están muy ajustadas. No notamos ningún baile o desajuste aunque no sabemos si mantendrán esa precisión con el paso del tiempo.

Respecto a su software el Axon M consta de 4 botones virtuales en la parte inferior para, como decíamos, elegir pantalla o pantallas. Evidentemente este menú sólo aparece cuando tenemos el dispositivo desplegado y  se oculta manualmente por lo que sus botones no nos dificultan usar toda la pantalla.

Eso sí, una mala noticia es que veremos una barra negra entre ambas pantallas cuando seleccionamos el modo tablet por lo que la experiencia no acaba de ser completa a la hora de visualizar principalmente multimedia.

Por lo demás, aquí tenéis las especificaciones:

  • Pantalla de 5,2 pulgadas FullHD (1980×1024) Dual IPS 68,3% ratio de pantalla.
  • 150.9 x 71.6 x 12.2 mm. y 230 gramos.
  • Cámara trasera de 20 MP, f/1.8 y autofoco con flash dual-LED.
  • Ojo, no tiene cámara delantera.
  • Batería de 3180 mAh. con carga rápida Quick 3.0.
  • 64 GB de almacenamiento interno (ampliable a 256 GB mediante microSD).
  • 4 Gb. de RAM.
  • 4G, Bluetooth 4.2, Wi-Fi: 802.11 a/b/g/n/ac, dual-band, GPS/aGPS.
  • Procesador Snapdragon 821 y Procesador gráfico: Adreno 530.
  • Sensor de huellas dactilares.
  • USB Type-C.
  • Sonido Dolby Atmos.
  • Sistema operativo Android 7.1.2

No hablamos de un último modelo como muestra su procesador pero la capa de ZTE es de las menos intrusivas y realmente Android corre bien en el Axon M, posiblemente por las 4 GB de RAM.

El ZTE Axon M es un gama media orientado a quienes puedan usar esa doble pantalla con el extra de un sonido superior a su competencia. Se muestra robusto aunque el hecho de depender de bisagras y que la parte trasera sea también una pantalla (cristal) comportan dudas acerca de su durabilidad si bien cuenta con Gorilla Glass 5.

Un 2 en 1 para llevar en el bolsillo (hablamos de 6,75 pulgadas cuando lo desplegamos)  aunque quizá por precio esperábamos algo más de rendimiento, cámara y batería porque, no sabemos en otros lugares, pero los precios en España están por encima de los 800 euros, vamos, lo que cuesta un gama alta, aunque la innovación no se la podemos discutir al aparatito.

 

¿Qué os parece? ¿Os ha convencido la doble pantalla? ¿Le veis utilidad como para gastarse lo que cuesta?


¿Compartes?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.