OppoA3home_mini

Oppo A3, un gama media-alta con muchos más Pros que Contras

¿Compartes?

Como algunos de vosotros sabréis, Oppo decidió hace pocas fechas expandirse por el mundo y uno de los primeros países en los se ha instalado ha sido España, donde, desde el pasado 18 de Julio pueden comprarse dos de sus modelos Oppo R15 ProOppo A3.

Y precisamente de éste último os vamos a hablar hoy puesto que es el primero que nos ha enviado la agencia en España de la marca para comprobar sus virtudes y defectos. Hemos exprimido el Oppo A3 durante una semana y por lo tanto toca daros nuestras impresiones. Comentaros, como curiosidad, que es la primera vez que alguno de los componentes del equipo utiliza un Oppo… ¿la primera de muchas?

Estamos ante un terminal con una buena construcción en metal y cristal que, a pesar de contar con una pantalla de más de 6 pulgadas se hace cómodo en las manos. También ayuda su navegación por gestos si bien no es la que conocemos de otras marcas como OnePlus, Xiaomi o modelos como el Find X por lo que requiere de una pequeña curva de aprendizaje.

Pero antes de analizar punto por punto al Oppo A3, vamos con sus especificaciones:

Sobre el papel son números de gama media donde destacan la pantalla y el almacenamiento pero nos sorprenden la falta de NFC, el lector de huellas y…  ¡la carga por microUSB!


1) DISEÑO / ASPECTO EXTERIOR

El Oppo A3 es un dispositivo elegante con una parte trasera preciosa debido a los efectos de los reflejos en forma de diamantes que hará las delicias cuando lo movamos y otra delantera donde vemos una gran pantalla coronada por un pequeño notch y un marco inferior reducido.

En cuanto a ergonomía, contar con una pantalla de 6,20 pulgadas y que el teléfono se haga manejable es un éxito y el Oppo A3 lo ha logrado.

Los botones de volumen y el de encendido están suficientemente separados y el sistema de gestos de Color OS se muestra útil. Quizá, por rizar el rizo, es un poco más complicado de agarrar que otros modelos cuando lo tenemos sobre una mesa.

Eso sí, algo a tener en cuenta si sois fanáticos de llevar el móvil siempre impoluto. Hablamos de cristal por lo que no nos libraremos de las marcas de las huellas dactilares. No obstante, en la caja viene una funda transparente que ajusta muy bien, no engorda el aparatito excesivamente y evita del tirón tanto el tema de las huellas como posibles resbalones al cogerlo.

2) PANTALLA

El Oppo A3 monta una pantalla de 6,20 pulgadas con un pequeño notch superior. Los colores son vivos y tenemos una buena visualización a plena de luz del sol. El brillo responde bien y no nos hemos encontrado con ninguna parte que quede oculta por la presencia de la cada vez más habitual muesca superior.

Destacar que Color OS trae su propia aplicación de temas para cambiar la apariencia del sistema operativo y una multitarea que nos recuerda en demasía a Apple si bien añade un modo horizontal donde podremos aprovechar mejor la gran pantalla del Oppo A3.

Ah, y no trae cajón de aplicaciones por lo que si queremos ocultar u organizar iconos tendremos que meterlos en carpetas.

3) RENDIMIENTO

Como os decíamos al comenzar el post, es la primera vez que tocábamos un Oppo y aunque nos ha costado algo acostumbrarnos a sus gestos (que se activan o desactivan desde un menú específico en Ajustes), a su launcher sin cajón de aplicaciones y a la falta del lector de huellas la conclusión es que el Oppo A3 es una bala. Rinde muy bien, es rápido y no hemos sufrido ningún lag en el día a día.

De hecho, si nos guiamos por la velocidad a la que se abren la mayoría de apps y por las transiciones parecería que tenemos un gama alta en las manos.

Del mismo modo, hemos echado en falta los gestos de Android P que han adelantado marcas como Xiaomi o OnePlus pero los que trae el Oppo A3 de serie funcionan muy bien. Tanto el encendido con doble toque como la división de pantalla, la captura o la apertura de apps mediante letras dibujadas han funcionado prácticamente siempre a la primera, incluso con la pantalla apagada, uno de los extras con los que nos obsequia este modelo.

Por cierto, por si a alguno le interesa, probamos Android Auto en el coche y funcionó a la perfección. Reconoció enseguida el teléfono y se abrieron tanto Google Maps como Wave, Android Music,…

4) CÁMARAS

Aunque la doble cámara está cada día más presente en todas las gamas, el Oppo A3 sólo trae una delantera y otra trasera. El desempeño tanto de una como de la otra ha sido correcto, a nivel de gama media (aquí sí), lejos de los tops especialmente cuando empieza a faltar luz.

La interfaz de la cámara es completa y sencilla de utilizar, tenemos stickies y un modo belleza bastante completo para añadir a las fotos junto a un apartado PRO donde se puede jugar con los valores típicos de velocidad de obturación, ISO,…

(Modo PRO completamente a oscuras como puede verse en la imagen de la izquierda)

Pero quizá lo más remarcable del Oppo A3 sea la inteligencia artificial en forma de detección de escenas que ofrecen otras marcas de mayor enjundia. En este caso, el reconocimiento ha sido inferior a la que nos han dado modelos de Huawei o LG pero ha funcionado muy bien allá donde se ha activado.

En cuanto a la cámara delantera, nos han sorprendido ofreciéndonos mejores instantáneas que las que esperábamos con esos 8 Mpx.

Muy buenas fotos de día, buenos selfies, dificultades de noche y un modo PRO con el que hemos obtenido peores resultados de los previstos pero, teniendo en cuenta el precio en el que se mueve, más que decentes. Diríamos que en el apartado de fotografía el Oppo A3 se comporta como un gama media bastante apañado.

5) SOFTWARE DE SERIE

El Oppo A3 trae bastante software útil de serie. Habíamos visto marcas que llegan con Android puro, otras que añaden apps para aburrir duplicando y hasta triplicando funciones y luego está Oppo que trae mucha producción propia pero orientada a facilitar la vida con el smartphone.

Desde un eliminador de la dichosa multimedia de WhatsApp (sí, esos miles de vídeos que surgen de los grupos y que nos dejan tiritando el almacenamiento de nuestros Androides) pasando por un gestor de permisos individuales para aplicaciones.

La seguridad es el punto más fuerte del Oppo A3. Podremos gestionar los permisos de cada aplicación, los datos que se enviarán  (dándonos la posibilidad de enviar ficheros vacíos), un modo niños en el que seleccionaremos qué podrán utilizar y durante cuánto tiempo, definir una contraseña o desbloqueo facial para entrar en cualquier aplicación incluidas las duplicadas y es que, por supuesto, podremos tener 2 Whatssapp, 2 Telegram, etc… sin tener que instalar nada. Por último, una caja fuerte donde depositar nuestros documentos más preciados.

Como veis, todo un catálogo en pos de la privacidad y seguridad que se gestiona desde los Ajustes del terminal.

También contaremos con la navegación por gestos pudiendo prescindir prácticamente de los botones estándar de Android si bien, como ya hemos explicado, hubiera sido un punto a favor el haberlos implementado tal y como lo han hecho Xiaomi, OnePlus o el propio Android Pie. Por cierto, incorpora el encender la pantalla con doble toque.

Un añadido más de serie es la aceleración de juegos que activa el modo alto rendimiento del procesador a la vez que limita las notificaciones.

Sigamos con un pequeño fallito porque nos las prometíamos muy felices cuando al encender el Oppo A3 por primera vez nos apareció el wizard para importar desde otro teléfono… pero, lamentablemente, ni con un Huawei Mate 10 Pro ni con un BQ Aquaris X funcionó por lo que tuvimos que usar un modo más tradicional para dicha tarea.

Para cerrar el apartado, una curiosidad: Hemos sido incapaces de encontrar las estadísticas de uso de la batería (las horas de pantalla, etc…).

6) BATERÍA

Otro de los aspectos que nos ha sorprendido positivamente durante estos días. Hemos realizado 3 cargas completas y la duración de la batería nos ha parecido satisfactoria.

Sabéis que no somos de utilizar el famoso indicador «horas de pantalla» porque cada persona maneja su teléfono a su manera. En su lugar, instalamos las mismas apps en diferentes modelos y realizamos el mismo uso aproximado. El resultado de los 3.400 mAh del Oppo A3 ha estado al mismo nivel que todo un Huawei Mate 10 Pro (4.000 mAh) o un OnePlus 6 (3.300 mAh) y como un 40% por encima de un Samsung Galaxy S9 (3.000 mAh). 

Teníamos respeto por cómo afectaría a la batería ese estilo iPhone de su Launcher y la cantidad de opciones que podemos activar pero si la batería es una de vuestras prioridades, el Oppo A3 puede ser una opción muy válida en su gama de precios.

7) DESBLOQUEO FACIAL

Mención especial merece el desbloqueo facial del Oppo A3 puesto que no tenemos sensor de huellas. En estos días ha funcionado bastante bien, y además es rápido, salvo en momentos de poca luz en los que no nos ha sabido reconocer el rostro. Añadir que no funciona simplemente mirando al sensor. Hemos de tocar la pantalla con el dedo para confirmar el desbloqueo.

En conclusión, un sistema que acierta en muchas ocasiones pero no hubiera estado de más incluir el desbloqueo por huella por ofrecer más alternativas al usuario.

8) PUNTOS POSITIVOS

9) PUNTOS A MEJORAR

CONCLUSIÓN

Por 299 euros podemos tener en España todo un Oppo A3. Un magnífico diseño, materiales de calidad, fluidez en estado puro, muy buen rendimiento, una batería de nivel y almacenamiento de sobra. El hecho de ser considerado gama media es, sin duda, por la cámara que si bien no es mala está lejos del siguiente escalón especialmente de noche.

La marca también ha traído el Oppo R15 Pro y dispondrá próximamente del espectacular Oppo Find X que esperamos que nos envíen igualmente para comprobar si lo del A3 ha sido el inicio de una bonita amistad.

¿Y vosotros, conocíais la marca aunque sólo operara oficialmente en Asia? ¿Qué os ha parecido este Oppo A3? 


¿Compartes?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.