mate10procamara_mini

Huawei Mate 10 Pro ¿sigue siendo una buena opción?

¿Compartes?

Estamos antes el análisis de uno de los smartphones de la más alta gama de finales de 2017 y principios de 2018. Han pasado unos meses desde que salió pero la batería, la pantalla y la cámara siguen estando a un nivel muy alto aunque tras haber probado los últimos lanzamientos…

¿Seguiremos pensando lo mismo?

Para empezar, os recordamos sus especificaciones:

1) DISEÑO / ASPECTO EXTERIOR

El Huawei Mate 10 Pro es uno de los dispositivos más bonitos aún hoy especialmente para quienes detesten esa enfermiza presencia del notch en casi todos los nuevos modelos que están apareciendo. Ha dejado atrás esa inmensidad de los Mate bajo la cual era imposible manejarlo a una mano pasando a ser un smartphone grande (pero tan grande como el resto) de 6 pulgadas. La doble cámara y el sensor de huellas, aunque posterior, están muy bien colocados para no molestar. En nuestro caso tenemos el modelo azul que, por unanimidad, es el que más nos gusta estéticamente.

En cuanto a ergonomía, contar con una pantalla de 6 pulgadas y que el teléfono se haga manejable es un éxito y el Mate 10 Pro lo ha logrado si bien se echaba un falta esa posibilidad de desbloquearlo sin tener que levantarlo de la mesa, parcialmente, resuelta con la actualización que incorporó el reconocimiento facial que, todo sea dicho de paso, no va nada mal.

Por cierto, con el modelo nos llegan un plastiquito que protege la pantalla y una funda transparente flexible que no engorda prácticamente el dispositivo.

Para acabar, no contamos con jack para auriculares así que toca bluetooth y tampoco podremos aumentar el almacenamiento interno con tarjetas aunque las 128 GB de serie serán suficientes para la gran mayoría.

2) PANTALLA

El Mate 10 Pro monta una pantalla Amoled de 6 pulgadas FullHD+, lo que redunda en una magnífica autonomía y en un buen brillo en exteriores. Por ponernos un poquito tiquismiquis, el brillo automático no acaba de rendir a la perfección. Después de varias actualizaciones, da tirones de vez en cuando, pero no se trata de nada que impida la correcta visión en cualquier situación.

Buenos colores y una aplicación made in Huawei para cambiar iconos, fondos, vamos, el tema donde, si bien predominan los de estética oriental gozaremos de alternativas para dejar el móvil a nuestro gusto.

3) RENDIMIENTO

El Mate 10 Pro es una bestia parda. Todo fluye con velocidad si lo comparamos, por ejemplo, con la capa de Samsung. Es cierto que no llega a la velocidad de los OnePlus si nos ponemos a abrir aplicaciones pero estamos ante una de las capas más rápidas a pesar de estar sobre cargada con aplicaciones propias de la marca. Sin duda se notan los 6 GB de RAM.

Podemos liberar memoria, usar un tema oscuro para los ajustes de batería, aplicar distintos perfiles de optimización e incluso usar toda la potencia del GPU Turbo para juegos por los que tendremos garantizado un magnífico rendimiento en cualquier situación si bien los amantes de los benchmark sabréis que el Kirin que montan los Mate 10 no llega a la potencia del Snapdragon 845.

4) CÁMARAS

El Mate 10 Pro apuntaba alto en su momento y realmente tiene un buen hardware para concluir que hace muy buenas fotos aunque no es perfecto ¿Cuál lo es? Ayyyys. No hablaremos de cómo lo han adelantado algunos modelos pero sí de un modo retrato ligeramente por detrás de los top y de una cámara delantera que no es la mejor para hacer selfies especialmente si no tenemos una luz perfecta. Parecen problemas de software pero lo cierto es que está un punto por debajo de otros Huawei en este sentido.

Lo que no quita para insistir en que, especialmente, sus cámaras traseras están al nivel de los mejores smartphones y lo más importante, disparando en modo automático gracias al detector de escenas que nos aporta la inteligencia artificial.

La interfaz es sencilla de usar, la estabilización de vídeo funciona más que aceptablemente y el nivel de detalle, como decíamos, es magnífico incluyéndose el zoom x2 (siempre hablando de las cámaras traseras). Mejorando el modo retrato les habría quedado una súper cámara a los señores de Huawei.

5) BATERÍA

El Mate 10 Pro nos llega con nada más y nada menos que 4.000 mAh y pantalla Amoled lo que debería significar una duración de batería espectacular.

La realidad es que parece que podría dar más aunque está por encima de la gran mayoría de modelos. Pedir es muy fácil pero este smartphone con la optimización de los Xiaomi o de los OnePlus podría ser imbatible en este terreno.

Además, el Mate 10 Pro trae su apartado de optimización de batería, sus perfiles y hasta la posibilidad de añadir el modo noche en sus ajustes. No nos hemos encontrado con apps que dieran problemas por un gasto excesivo porque Huawei también permite definir el nivel de uso (segundo plano, etc…) aplicación por aplicación.

En definitiva, para los que tengáis la batería como principal reclamo, el Mate 10 Pro es una visita obligada aunque… podría mejorar ese consumo en reposo.

Comentar también la carga rápida capaz de hacer maravillas en pocos minutos pero, eso sí, usando el cargador y el cable oficiales de Huawei y no cualquier otro.

6) DESBLOQUEO

El Mate 10 Pro llegó de serie con el sensor de huellas trasero de la marca lo que garantiza un funcionamiento la mar de rápido y preciso. Además incluye la posibilidad de bajar la cortina de notificaciones o realizar alguna otra acción pasando el dedo sobre el mismo.

Más tarde llegó el reconocimiento facial y no funciona mal aunque es bastante menos preciso que el anterior, especialmente de noche o en situaciones de poca luz.

7) PUNTOS POSITIVOS

8) PUNTOS A MEJORAR

CONCLUSIÓN

El Huawei Mate 10 Pro fue una apuesta curiosa de la marca en tanto no se vendió en muchos países (España, por ejemplo) donde se dio preferencia al Mate 10 a secas.

Sin embargo, el tamaño contenido, la pantalla Amoled y el aumento de la batería sobre su hermano hacen de éste uno de los mejores móviles incluso actualmente si bien han pasado ya unos cuantos meses desde que salió y no llega a tener toda la potencia que traen modelos más recientes con el Snapdragon 845 principalmente.

Si queréis un móvil grande pero ergonómico, con una batería superlativa y que rinda bien en cualquier situación, el Huawei Mate 10 Pro es una opción muy a tener en cuenta… y es que, aparte, es muy bonito y no tiene notch.

¿Os acordabais de este modelo? ¿Alguno lo tenéis y creéis que nos hemos dejado aún pro o alguna contra? Recordad que a veces el gastar un poquito menos de dinero en modelos que no son lo último de lo último puede acabar siendo una decisión inteligente.

 


¿Compartes?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.