homemiband3_mini

Xiaomi Mi Band 3, la súper ventas mejora

¿Compartes?

Smartbands (pulseras de actividad) hay muchas pero con un éxito de ventas comparable a las Mi Band de Xiaomi ya no tantas. Una marca conocida, materiales de calidad, un diseño sencillo pero práctico y una serie de funcionalidades al nivel de otros modelos más caros.

Ya tuvimos en nuestras manos, mejor dicho muñecas, la Mi Band 1 y la Mi Band 2 así que no podía faltar una reseña sobre la última versión. La Xiaomi Mi Band 3 cambia el diseño pasando a tener una pantalla más grande y un cristal curvado que permiten mostrar más información así como mejorar ligeramente su apariencia.

Eso sí, como lo importante es vender, que se vayan olvidando de usar las correas de las versiones anteriores quienes las tuvieran. Nueva pantalla, nueva correa y el mismo tipo de enganche del que, no obstante, no nos podemos quejar porque por mucho que nos movamos no se abre.

Ahora la Xiaomi Mi Band 3 es resistente al agua. Ha pasado de la certificación IP67 (salpicaduras, ducha,…) a IP68 que nos permitirá sumergirnos hasta 50 metros bajo el agua lo cual deberían agradecer los nadadores… al menos hasta que se den cuenta que el sensor cardíaco no funciona en tal tesitura o que la app de serie (Mi Fit) no trae la natación como actividad monitorizable. Comentaros además que la pantalla nos ha dado ciertos problemas usando el táctil cuando estaba mojada. Vamos, que tarda en responder.

Por otro lado, también ha aumentado su batería hasta 110 mAh. pero según nuestras pruebas no se acerca a sus antepasadas en este punto. Sin embargo, pocos dispositivos hoy en día cuentan con una autonomía de entre 10 y 15 días.

La pantalla ha mejorado al mostrar más datos si bien hemos de trabajarla desde un sensor que no ocupa toda la pantalla aunque responde bastante bien tanto horizontal como verticalmente. Tenemos información del clima, pasos, kilómetros, podemos rechazar llamadas y esta vez sí, también leer los mensajes que nos lleguen al teléfono y no sólo ver sus iconos de notificación. Evidentemente tendremos que acercarnos bastante debido a las limitaciones de la pantallita pero moviéndonos hacia la derecha seremos capaces de leer todo lo que nos han enviado (de entre las apps soportadas por Xiaomi a través de la citada app Mi Fit).

La pantalla es Oled, mide 0,78 pulgadas y posee una resolución de 128 x 80 píxeles. Sin duda, el gran avance junto a la resistencia al agua frente a la Mi Band 2.

Notificaciones, el clima, la hora en un formato más completo, estudio del sueño (a través de la app), registro de la actividades y sensor cardíaco como siempre. Éste, además, puede programarse para que nos vaya alertando del ritmo que llevamos mientras realizamos cualquier carrera, caminata, ruta,…

Indicaros no obstante que tras estos días que la hemos usado (nuestro compañero David que no se la ha quitado para nada) hemos observado una ligera mayor fiabilidad en cuanto a las distancias y, sobre todo, en lo que respecta a la medición cardíaca con respecto a sus precursoras. No están muy lejos de lo que marcan otros dispositivos pero aún así no pueden ser referencia en estos campos, especialmente en el último puesto que las mediciones ofrecen resultados diferentes salvo que estemos totalmente quietos y con la pulsera completamente pegada a nuestra muñeca.

Todo a ello a un precio muy similar a los anteriores modelos, entre 20 y 30 euros en España. Quizá en esta ocasión ha bajado antes su valoración por la competencia que hoy en día hay dentro de la misma marca. Hablamos de los relojes Amazfit Bip, Pace o Verge por ejemplo.

Por último, confirmar que la app Mi Fit es la misma que utilizábamos en las anteriores así como en otros dispositivos de la marca pero, por fin, ya la tenemos en español desde la Google Play Store pulsando el siguiente enlace:

Xiaomi Mi Fit


¿Compartes?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.