20180607_132815

Google Pixel 2 XL. Análisis después de tres meses de uso: coherencia… y fotografía.

¿Compartes?

¿Un análisis del Google Pixel 2 XL a pocos días de la presentación de su sucesor? Sí, porque ahora es el momento de comprarlo.
• Está actualizado a Android 9 Pie y tienen garantizadas actualizaciones hasta la versión R.
• Realiza las mejores fotos del mundo móvil.
• El software funciona a la perfección y se integra con el dispositivo perfectamente.
• Se puede adquirir a un precio competitivo.
¡Aviso! Hay un “pero”: la pantalla. Y otro “pero”: acabas acostumbrándote.

Un poco de historia
Como muchos ya sabéis los tiempos de los Nexus by Google quedaron atrás hace tiempo. Terminales con Android puro instalados en hardware diseñado por terceros.
Los resultados fueron en general positivos y los precios muy competitivos. Se trataba de crear un teléfono Android que sirviera como terminal tipo para los desarrolladores de aplicaciones y así marcar la dirección a seguir para el resto de fabricantes.
Como decimos, una solución de compromiso aceptable. Pero esto hoy en día no es suficiente. Y en Google han debido pensar: “si quieres hacer algo bien lo tienes que hacer tú mismo”.
El resultado es la gama Pixel. Responsabilidad 100% Google.
Todo lo que merece la pena lleva su tiempo. Ahora nos encontramos ante la segunda iteración y los resultados podemos decir que son prometedores. Porque no se aprende a hacer móviles de la noche a la mañana y Google ha cometido errores de principiante. Pero también ha creado un terminal excepcional.


Repasemos el HW:
• Dimensiones y peso: 157,6 x 76,3 x 7,62 mm, 182 gramos.
• Pantalla: 6 pulgadas P-OLED. Gorilla Glass 5.
• Resolución y densidad: Quad HD+ (2.880 x 1.440 píxeles) 18:9.
• Procesador: Qualcomm Snapdragon 835.
• GPU: Adreno 540 a 710 MHz.
• RAM: 4GB.
• Sistema operativo: Android 9 Pie.
• Almacenamiento: 64GB/128GB.
• Cámara trasera: 12 megapíxeles f/1.6 OIS. Enfoque por Detección de Fase.
• Cámara delantera: 8 megapíxeles f/2.4 OIS.
• Batería: 3.520 mAh con carga rápida.
• Conectividad: NFC, Bluetooth 5.0, LTE Cat. 16, GPS, GLONASS.
• Otros: Cargador USB-C. Sin conector de auriculares.

1) UNBOXING, DISEÑO / ASPECTO EXTERIOR
Buena construcción pero sin el aspecto extremadamente cuidado de otros modelos como los iPhone. Todo muy de acuerdo con la filosofía Google. Nada de ostentosidad.
Esto ya va a gustos, pero se nos hace un poco grande.
En estos meses ha resistido varias caídas son apenas sufrir daños. Así que le daremos buena nota en este aspecto.

2) PANTALLA
La pantalla del Google Pixel 2 XL es sencillamente mala. No es digna de un terminal que pretende estar entre los mejores. Y por supuesto no se corresponde con un precio oficial cercano a los 1.000€
Si no miramos perpendicularmente veremos un tono azul muy evidente. También hemos observado un marcado efecto fantasma cuando la pantalla está al mínimo de intensidad.
En el lado positivo y aunque esto va a gustos, Google ha optado por una reproducción más realista de los colores en contra de la espectacularidad y los colores saturados de, por ejemplo, los Samsung. Y eso es de agradecer.
Por suerte, la pantalla no tiene muesca (el famoso notch) aunque sí unos marcos ligeramente mayores que otros topes de gama.

3) RENDIMIENTO
Fluidez. No tenemos la impresión de poner en apuros al terminal en ningún momento. Otros móviles parecen tener una lucha interna por conseguir este efecto pero siempre hay momentos en los que no lo consiguen. Aquí la integración de SW/HW ha resultado ser la carta ganadora y la mejor tarjeta de presentación del terminal.
El launcher, hemos de decir, nos parece demasiado poco customizable. Posiblemente saldremos ganando cambiándolo por el Nova.

4) CÁMARA
Excelente y para probarla nos hemos ido a Budapest.


La cámara supone la victoria de la fotografía computacional sobre el HW sofisticado y las multi lentes.
En otro post hablaremos en profundidad de fotografía y en concreto de la móvil pero sí diremos qué diferencia a un móvil de una cámara SRL con un sensor grande y cómo las distancias se están acortando. Son tres elementos:
• Rango dinámico. 
• Distancia focal.
• Ruido.
El primero, rango dinámico, se soluciona tomando varias fotos y combinándolas en una sola. Aquí el Pixel no tiene rival. Está a años luz de cualquier otro móvil incluidos los nuevos iPhone.

Ejemplo de excelente rango dinámico
Otro ejemplo. Esta vez a contraluz.


La distancia focal es la que nos permite dar esa sensación de profundidad y de difuminado. El efecto bokeh comúnmente conocido. De forma sintética se consigue por segmentación y por triangulación.

La triangulación consiste en comparar dos imágenes tomadas desde ángulos ligeramente distintos y la segmentación está basada en el reconocimiento de patrones mediante inteligencia artificial. En el Google Pixel 2 las dos cámaras aplican técnicas de segmentación y sólo la posterior puede triangular gracias a la existencia de una microlente en cada uno de los píxeles.
Por último, el ruido. Para compensar el menor tamaño del sensor de la cámara los ingenieros de Google combinan hasta 9 fotogramas subexpuestos en uno sólo. El resultado es bastante bueno pero tenemos de decir que en escenas extremadamente oscuras el Pixel 2 no es el mejor terminal. Lo superan los últimos terminales de Samsung y Huawei por ejemplo.

El parlamento húngaro por la noche en todo su esplendor
Fotografía nocturna de interiores

Por último comentar que la cámara incluye pegatinas de realidad aumentada que funcionan tanto en foto como en vídeo. Dependiendo de la localización, el efecto es bastante realista.


5) SOFTWARE DE SERIE
En otra ocasión hablaremos en detalle de Android 9 pero sí que estaremos de acuerdo en que es un paso adelante evidente y que la gestión de las notificaciones ha mejorado extraordinariamente.
Hay fluidez y mucha coherencia entre todos los elementos del sistema. No hay parámetros superfluos, sólo lo necesario y funcionando a la perfección.
Novedad de la versión 9 es la navegación por gestos. Cuesta un poco acostumbrarse pero no hay vuelta atrás.

6) BATERÍA
Buena batería. Y ha mejorado con la última versión de Android.
Llegaremos sin problemas al final de día.
La velocidad de carga es aceptable pero no es la mejor del mercado.

CONCLUSIÓN
Por unos 600€ euros podemos tener un terminal que funciona a la perfección, realiza excelentes fotos y tiene el futuro asegurado en cuanto a actualizaciones.
Al principio parece que te va a defraudar por la pantalla pero con el tiempo aprecias sus otras virtudes.
No vais a querer desprenderos de él… al menos hasta la presentación de los nuevos Pixeles de Google para la que quedan poquitos días. ¿Algún Pixelero entre vosotros? ¡Que se manifieste!


¿Compartes?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.