edf

Oppo Find X, análisis. Todo pantalla y más

¿Compartes?

Hoy os vamos a hablar del, posiblemente, smartphone más bonito creado hasta la fecha. Hemos tenido la suerte de que la agencia que lleva Oppo en España nos lo ha cedido para disfrutarlo unas semanas y aquí está nuestra opinión.

Se ha hablado mucho del todo pantalla y el Oppo Find X lo es. Unos bordes muy reducidos (inclusive el de abajo) que ofrecen una experiencia multimedia por encima de lo normal. Ver vídeos, fotos, etc… es una auténtica gozada.

Falta ver si lo demás acompaña a un móvil de casi 1.000 euros o se queda por el camino y eso es lo que os vamos a contar hoy.

Empecemos por sus especificaciones:

  • Pantalla de 6’42 pulgadas FullHD+ (2340 x 1080) Amoled con una relación 19,5:9.
  • 156,7 x 74.2 x 9,4 mm y 186 gramos.
  • Doble cámara trasera de 16 Mpx, f/2.0 y 20 Mpx f/2.0 con flash LED, y HDR.
  • Cámara delantera de 25 Mpx f/2.0 Auto-HDR.
  • Grabación de vídeo 4K con posibilidades de cámara lenta.
  • Batería de 3.400 mAh. con carga ultra rápida Super VOOC.
  • 128/256 GB de almacenamiento interno (no ampliable mediante microSD).
  • 8 Gb. de RAM.
  • Doble SIM 4G.
  • Bluetooth 5.0, Wi-Fi: 802.11 a/b/g/n/ac, GPS/aGPS/Glonass/BDS.
  • Procesador Snapdragon 845 Octacore (4×2.8 GHz Kryo 385 Gold & 4×1.7 GHz Kryo 385 Silver).
  • Reconocimiento facial 3D.
  • Sistema operativo Color 5.1 (Android 8.1)
  • IP67 (resistencia al polvo y a las salpicaduras de agua.

1) DISEÑO / ASPECTO EXTERIOR

El Oppo Find X es, como hemos dicho, un móvil sorprendente para cualquiera que lo vea por primera vez. Sacarlo de la caja ya es un espectáculo por sus formas y aunque es grande, se adapta muy bien a la mano. Materiales de calidad, una pantalla impresionante pero, eso sí, echamos en falta un lector de huellas a pesar de lo bien que pueda ir el reconocimiento facial 3D (por cierto, se usa para crear emojis también).

No se trata de un móvil delgado sino todo lo contrario pero gracias a sus bordes curvados (sí, también lo es la pantalla) se agarra bien y no se hace notar dicho grosor.

Destacar, lógicamente, su módulo superior donde aparecen las 3 cámaras, la delantera y las 2 traseras cada vez que queremos desbloquear el terminal o cuando activamos la aplicación de cámara.

Y aquí es donde viene una de las primeras dudas que nos ha generado el Oppo Find X. El módulo deslizante, que puede ser todo lo duradero que indique la marca (hasta 300.000 usos) recoge mucho polvo lo que puede afectar tanto a las lentes de las 3 cámaras como al mecanismo en sí. En este sentido Vivo parece haber resuelto ligeramente mejor el tema con su periscopio.

La parte trasera es, sencillamente, espectacular. Los colores que ha dispuesto Oppo también ayudan a que sea un teléfono que da gusto sacar del bolsillo. Muy premium.

Eso sí, para los amantes del pago móvil… el Oppo Find X no trae NFC.

2) PANTALLA

Hablar del Oppo Find X es hablar de su pantalla. Tiene unos fondos vistosos para hacerla destacar si bien en exteriores no es el mejor modelo que hemos probado aunque tampoco es de los peores ni mucho menos. Quizá el brillo automático es un poco brusco dejando la pantalla oscura en situaciones donde no es necesario. Es un punto ligeramente a mejorar.

Otro tema es visualizar cualquier contenido porque podríamos estar horas viendo series o fotos. La experiencia inmersiva es algo que hacía falta en Android y Oppo sin el notch lo ha logrado en este modelo. Además, la curvatura no molesta y no hemos apreciado toques fantasmas como los primeros Samsung Galaxy S7 Edge.

El Oppo Find X trae navegación por gestos lo que sería una buena noticia si no fuera porque son sus propios gestos y no son especialmente intuitivos ni tan vitales como los que prepara Android Pie. Sabemos que la versión asiática sí los trae (o unos parecidos) pero por desgracia, aún habiéndole dado al botón de actualizar software cada día, de momento esa actualización no ha salido de China por lo que no se llega a aprovechar el pantallón como debería.

Comentar para acabar con este punto algo muy útil. Los bordes se iluminan cada vez que recibimos una notificación a lo Samsung Galaxy y se puede personalizar tanto el movimiento como el color.

3) RENDIMIENTO

Hablando de rendimiento, el Oppo Find X rinde a las mil maravillas, algo lógico viendo que trae lo último de lo último en Hardware: 8 GB y el último procesador de Qualcomm. Y realmente lo aprovecha. No hemos visto Lags en ningún momento.

Color OS tiene sus particularidades y algunas no nos han gustado pero en cuanto a rendimiento, como os decimos, ninguna queja.

¿Y qué no nos ha gustado de Color OS? Pues, por ejemplo, las notificaciones. Debemos realizar dos acciones para poder verlas o eliminarlas. No basta con deslizar hacia los lados como en Android puro y eso resulta algo incómodo en el día a día sobre todo cuando recibimos muchos correos, whatsapps, etc…

Otro punto que no nos ha entusiasmado es la poca personalización que ofrece en sus Ajustes comparándolo con otras marcas (ya no hablamos de OnePlus) así como la extrema diferenciación frente a Android puro. Nos ha dado la sensación de que Color OS está un poco verde, que no aprovecha lo mejor de Android pero, curiosamente, en la parte opuesta estamos ante uno de los terminales que más hace por la privacidad y seguridad, tanto de adultos como de niños con opciones más que interesantes como la gestión de datos que se envían desde el teléfono aplicación por aplicación.

4) CÁMARAS

Las cámaras han sido una ligera decepción en nuestras pruebas. No son malas pero quedan bastante lejos de las topes de gama. No hablamos de funciones porque la App de cámara del Oppo Find X permite fabricar emojis, aplicar fondos a las fotos (ambas ideas “tomadas” del iPhone) y lo hace muy bien, trae un modo profesional, modo retrato, escala de belleza, macro… vamos, va sobrado de funciones lo que en algunos casos resulta algo confuso.

Nos referimos a la calidad de las instantáneas. Nos ha parecido mejor la cámara delantera que las 2 traseras si bien es algo inestable al aplicar el factor belleza. En ocasiones teniendo el valor en mínimo nos han aparecido dibujos animados mientras que en otras se ha comportado bien. Los selfies con el modo retrato son aceptables pero pierden detalle rápidamente si las condiciones de iluminación no son las mejores (sol frontal, atardecer…)

Las cámaras traseras deberían dar mucho más de sí para estar al nivel del dispositivo. De día y con buena luz su desempeño es muy bueno pero cuando comienza a caer la noche aparece el ruido y sobre todo la pérdida de detalles generando zonas incomprensiblemente borrosas en las fotos.

Por último y como sucedía con la cámara delantera, abusa del modo belleza. Diríamos que Oppo tiene bastante margen de mejora en el tema de la fotografía pero, siempre recordando que estamos siendo quisquillosos porque por el precio que tiene el Find X no podemos sino compararlo con los mejores smartphones del mercado.

Conclusión. Muy bien en cuanto a funciones, muy buena cámara de día (especialmente la delantera) pero por debajo de lo esperado cuando comienza a fallar la luz o en interiores.

5) BATERÍA

Los 3.400 mAh. rinden bien aunque no estamos ante uno de los mejores teléfonos en cuanto a autonomía pero llegaremos al final del día sin problema. Eso sí, cuando el teléfono está en reposo gasta más de lo que debería. De todos modos, si tuviéramos que darle nota sería un notable, vamos, por encima de la media.

Curiosamente no hemos conseguido ver las horas de pantalla o en qué gasta la batería el dispositivo. Color OS no muestra las típicas estadísticas por lo que hemos tenido que tirar de aplicaciones externas (GSAM Battery) que tampoco nos han dado resultados muy coherentes.

Donde sí se marca un buen punto el Oppo Find X es cuando usamos la carga rápida (Súper VOOC) y es que en poco más de media hora teníamos el móvil cargado. Sin duda, podemos concluir que a una buena autonomía se le une una carga por la que en pocos minutos tendremos solucionadas unas cuantas horas. Bien por Oppo en este apartado.

6) DESBLOQUEO

Desbloqueo facial… ¡y ya! Cada vez que necesitamos desbloquear el terminal sube el mecanismo de las cámaras y la verdad, el reconocimiento es muy bueno, se nota ese módulo 3D pero la experiencia no acaba de ser totalmente satisfactoria por lo lento del proceso.

No es nada alarmante pero acostumbrados al desbloqueo tanto por huella como facial de otros modelos el que tenga que abrirse el módulo de cámaras se hace un poco lento.

Por cierto, lo hemos probado de día, de noche, con gafas y en casi todos los casos ha acertado, incluso con muy poca luz. Cuando no lo logra nos aparece la pantalla para introducir el segundo modo de desbloqueo que puede ser un pin o patrón.

7) PUNTOS POSITIVOS

  • Sin duda, la pantalla. Ver multimedia en el Oppo Find X es una sensación inigualable hasta el día de hoy.
  • La batería ofrece un rendimiento superior a la media aunque le falta algo de optimización en reposo. La carga rápida es espectacular.
  • El sistema funciona de forma fluida y sin lags. Por otro lado, cuenta con algunas opciones de seguridad y privacidad que debería copiar de serie la propia Google para Android.
  • Sin duda, en este caso, el físico importa porque es difícil no enamorarse de su aspecto. Además, Oppo ha escogido dos colores muy acertados para acrecentar esa sensación.

8) PUNTOS A MEJORAR

  • Las cámaras, especialmente las traseras, están lejos de la gama alta, no en funcionalidades sino en resultados.
  • NFC. Increíble que un móvil de gama alta que se vende en Europa no permita los pagos móviles por no traer NFC de serie.
  • El sistema deslizante de las cámaras es toda una innovación pero resulta lento además de recoger mucho polvo que nos hace dudar de la durabilidad de las lentes y del propio mecanismo.
  • Los gestos. Una pena que esa pantalla infinita tenga que usarse con los botones clasicos de Android y más sabiendo que en China ya tienen los gestos desde hace tiempo.

CONCLUSIÓN

Nos reiteramos, el Oppo Find X nos ha parecido por unanimidad el móvil más bonito que hemos visto nunca aunque por los casi 1.000 euros que cuesta en España debe mejorar en algunos puntos para ser considerado un auténtico Top.

En la parte positiva, rinde bien, Color OS tiene sus particularidades pero es vistoso, atractivo y no cuesta acostumbrarse a él a pesar de lo diferente que es de Android, la pantalla es una maravilla y de batería está entre los mejores.

Pero en la negativa, las cámaras no hacen justicia al teléfono y es totalmente inconcebible que no traiga NFC cuando los pagos por móvil están a la orden del día. Por último, habiéndolo usado 3 semanas nos sigue quedando la duda de si el mecanismo será tan duradero como dice la marca después de ver cómo se introduce el polvo en sus ranuras.

En definitiva, uno de los modelos más innovadores con una estética impresionante pero con carencias que le hacen a uno pensarse mucho el pagar el precio por el que se vende

Y vosotros ¿Lo tenéis en mente?¿Pagaríais más dinero por un móvil precioso o consideráis que el precio es desorbitado después de leer los puntos de mejora que tiene el terminal?


¿Compartes?

2 respuestas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.