rx17pro3-min

Oppo RX17 Pro. El primo potente de los OnePlus

¿Compartes?

Se ha acabado el Mobile y estamos preparándoos todo lo que hemos visto, tocado, fotografiado… pero tampoco queremos descuidar los modelos que se comercializan aunque no sean la última novedad del mercado porque no todo el mundo se compra lo último de lo último.

Hoy os traemos un modelo más que interesante. Oppo, por no si no lo sabéis, es una marca que está en el mismo conglomerado que OnePlus y Vivo por lo que suelen compartir bastantes características y diseño en muchas ocasiones.

En el caso de hoy, el Oppo RX17 Pro recuerda completamente al OnePlus 6T aunque, por supuesto, tienen sus diferencias. Comentaros que también hay un Oppo RX17 más barato aunque con prestaciones más modestas del que os hablaremos en los próximos días porque también lo tenemos. Es el Oppo RX17 Neo.

Pero empecemos, como siempre, por sus especificaciones:

1) DISEÑO / ASPECTO EXTERIOR

Como os decíamos, el Oppo RX17 Pro recuerda mucho al OnePlus 6T por delante. Un notch de gota de agua y la pantalla con un mínimo borde inferior (aunque el superior es aún más pequeño) los hacen prácticamente iguales. Los botones son diferentes y no, en este caso el Oppo no trae el famoso slider de control de sonido del OnePlus.

La parte trasera del Oppo RX17 Pro viene en diferentes colores sumándose a la moda de los degradados que cambian según la luz que los apunta. Lo tenemos en azul y verde esmeralda que es el que nos ha llegado. Es realmente un terminal bonito coronado con la triple cámara (mejor dicho, doble cámara + TOF) y el logotipo de la marca.

El Oppo RX17 Pro es grande pero muy ergonómico para su tamaño gracias a sus bordes curvos (ojo, los bordes, no la pantalla).

Se ve resistente en la mano, no resbala pero se marcan las huellas de una manera bestial (parece que la versión «Radiant Mist» las atrae menos) así que para los amantes del móvil pulcro, me temo que deberéis usar funda… y de paso protegeréis el módulo de las cámaras puesto que es uno de los que más sobresalen del cuerpo de entre los que hemos probado. Algo muy interesante es que el Oppo RX17 Pro trae una de serie, junto a un plastiquito protector puesto, una funda de silicona, unos auriculares y el cargador SúperVOOC del que hablaremos luego.

La pantalla es más que correcta, los materiales se ven de calidad, el diseño está conseguido, trae NFC (la gran carencia de modelos anteriores de la marca como el Oppo Find X) pero nos tendremos que olvidar de aumentar la capacidad interna mediante microSDs o de los clásicos auriculares a pesar de traer, como decíamos, unos Tipo-C.

¿Y el lector de huellas? Ni delante ni detrás sino en pantalla uniéndose a la moda de más rabiosa actualidad. No funciona nada mal aunque tampoco es de los más rápidos que hemos probado. Por cierto, nos ha hecho gracia la opción de cambiar la animación del icono para desbloquear.

2) PANTALLA

El Oppo RX17 Pro trae una pantalla Amoled de 6,40 pulgadas FullHD+ lo que, junto a su procesador más bien escaso (a pesar de habernos sorprendido en rendimiento) ofrece una autonomía muy buena.

El brillo automático nos ha funcionado bien, muy bien. La pantalla es potente en exteriores y se incorporan una serie de opciones en la configuración para ajustar la temperatura del color lo que nos facilitará contar con un panel más que correcto. Además, el sistema operativo ayuda a que lo que veamos se luzca con sus tonos vivos y coloreados.

Tenemos protección nocturna y reloj con pantalla apagada al más puro estilo Ambient Display como lo llaman otras marcas.

Por cierto, no tenemos cajón de aplicaciones ni opción para activarlo.

3) RENDIMIENTO

Teníamos miedo a que el Oppo RX17 Pro se quedara corto montando un Snapdragon 710, un gama media en cristiano, pero no ha sido así. ColorOS está muy bien optimizado en términos de rendimiento. No hemos apreciado retardos ni fallos en los scrolls. Los juegos de última generación han funcionado con la fluidez deseada si bien, lógicamente, tardaban más en cargar de lo que suelen hacerlo en otros modelos más potentes.

Las 6 GB de RAM, posiblemente, tienen la culpa y es que… a día de hoy en Android hay dos máximas:

  • Entre 4 y 6 GB hay un abismo que merece la pena desembolsar.
  • Los 8 GB no se aprovechan de momento.

Por cierto, así como en el Find X no nos tocó disfrutar de los gestos (al estilo OnePlus) por culpa de una actualización que nunca llegó aquí sí los tenemos aunque no venían activados por defecto. Y es que la experiencia de usuario una vez que usas los gestos en un Android es totalmente diferente a lo que teníamos antes con los botones.

4) CÁMARAS

Oppo suele prestar especial atención a este apartado y el Oppo RX17 Pro no es la excepción. Tres cámaras, una principal de 12 MP, una secundaria para capturar detalles de 20 y el TOF 3D para efectos de profundidad (principalmente Omojis).

Con buena luz estamos ante una cámara de gama alta que quizá no llega al nivel de detalle de las más top pero se queda cerca.

Cuando la luz cae ya muestra algún fallo en cuanto a nitidez en situaciones difíciles pero su modo noche nos ha parecido bien trabajado. Si acaso, se ha mostrado algo dubitativo puesto que si en la mayoría de las ocasiones nos ha impresionado, en otras, pocas, el resultado era peor que no usándolo.

Especialmente brillante es el modo retrato consiguiendo unas instantáneas por encima de otros móviles más caros. El desenfoque está muy logrado. Lástima que sea con la cámara trasera y no con la delantera, que no está tampoco nada mal pero no es tan exquisita y además tiende a tirar demasiado del software a la hora de «embellecernos».

En definitiva, si el procesador es de gama media, las cámaras están un par de puntos por encima del conjunto. Y diríamos más, nos ha dado la sensación de que con alguna actualización aún pueden dar más de sí.

Por cierto, fiel a otros modelos de Oppo, también tenemos stickers donde añadir efectos en las fotografías o hasta crear nuestro «símil» en 3D con movimiento (Omojis) y efectos sobre los selfies cambiando el fondo o añadiendo luces como si lleváramos un pequeño estudio fotográfico en el bolsillo.

Para finalizar, la grabación de vídeo nos ha dado una buena calidad, colores realistas y una más que aceptable estabilización. Definitivamente, un gran móvil en términos de batería para la gama media.

5) BATERÍA

El Oppo RX17 Pro trae dos celdas de 1.850 mAh lo que redunda en una magnífica autonomía y una más que extraordinaria carga rápida. Sin duda que también ayudan la resolución de la pantalla y un procesador menos potente de lo esperado en un gama alta.

No sabemos qué podría conseguir un Snapdragon 845/855 al menos pero lo que nos ha mostrado el dispositivo en estos días que lo hemos utilizado es que aguanta un día perfectamente quedándose cerca de modelos referencia en autonomía como el Mate 20 Pro…

… y no lo iguala por el gasto en reposo por lo que, una vez más, si el software diera un pasito adelante incluso podría ser mejor.

¡Y qué decir de la carga rápida! La SúperVOOC carga un 40% del móvil en 10 minutos y obtenemos un de 0 a 100 en menos de 40 lo que supone que aprovechando esos ratitos en los que vamos al lavabo, cogemos un refrigerio de la nevera o nos ponemos a hablar con alguien… alcanzaremos batería suficiente para horas y horas.

La parte negativa es que dicha velocidad sólo la conseguiremos con el cargador oficial que se incluye en la caja.

6) DESBLOQUEO

Sin duda una de las funcionalidades estrella del Oppo RX17 Pro es el lector de huellas bajo la pantalla aunque también nos da otras opciones como el desbloqueo facial, el doble toque para encender la pantalla o la iluminación del sensor con sólo coger el móvil.

En definitiva, varias opciones a elegir lo que nos gusta mucho. Respecto a la velocidad de desbloqueo con el dedo, evidentemente es más lento que los botones físicos pero se muestra ágil. La grabación de la huella es ligeramente más laboriosa que en otros smartphones pero ese tiempo compensa por lo bien que funciona posteriormente.

Podremos levantar el móvil de la mesa o pulsar sobre la pantalla 2 veces para que se active el icono de desbloqueo que, por cierto, podremos cambiar desde los Ajustes.

7) PUNTOS POSITIVOS

8) PUNTOS A MEJORAR

CONCLUSIÓN

En definitiva, estamos ante un Androide más que interesante al que no le falta de nada. Si el procesador fuera uno de los Snapdragon más potentes estaríamos ante uno de los más Top del mercado.

Buenos materiales, un rendimiento mejor de lo esperado, opciones de todo tipo (especialmente en lo que respecta a la seguridad), unas cámaras por encima del conjunto donde destaca un modo retrato que podríamos considerar de gama muy alta (sobre todo si usamos la cámara trasera), una pantalla que rinde muy bien, NFC (sí, lo destacamos porque aún se nos cae alguna lagrimilla cuando recordamos que el Oppo Find X no lo traía) y una batería para no pasar ningún problema en el día a día… para acabar con la carga más rápida del mercado.

Uno de los móviles más completos que hemos probado. Los hay mejores en cámara, en batería, en fluidez pero a nivel general es un notable alto en todos los apartados. Quizá el precio sea su peor handicap porque, por 580-599 euros hay otras opciones incluso más baratas que aportan un mejor procesador e igualan sus características.

¿Pensáis lo mismo que nosotros en cuanto al precio o esos extras de batería, carga rápida y una cámaras solventes van a hacer que os lo penséis como próxima compra? Contadnos, contadnos…


¿Compartes?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.