opporeno0-removebg-preview

Oppo Reno. Muchos detalles de premium en un ¿gama media?

¿Compartes?

Hoy os traemos un modelo muy vistoso de Oppo y es que la marca china puede que tenga que mejorar algún aspecto de sus teléfonos pero en cuestión de diseño lo está haciendo muy bien desde hace tiempo. El Oppo Reno forma parte de una familia capitaneada por un modelo con un zoom 10X aunque éste del que os hablaremos nos ha demostrado el paso adelante en cuestión de cámaras que ha dado la marca.

Para empezar, la cámara delantera sobresale mediante un mecanismo motorizado en forma de aleta de tiburón. Nos ha parecido un sistema mucho más efectivo que otros probados anteriormente a la hora de no acumular suciedad. Oppo, una vez más, diferenciándose de la competencia.

Lector de huellas bajo la pantalla, una batería más que prometedora, jack de auriculares y un Color OS que ha mejorado mucho respecto de versiones anteriores.

Pero empecemos, como siempre, por sus especificaciones:

1) DISEÑO / ASPECTO EXTERIOR

Hacía mucho tiempo que no veíamos una caja tan espaciosa como la del Oppo Reno que nos llega con una funda para el dispositivo (con el lado superior abierto, lógicamente) entre los habituales accesorios. Destacar la sensación premium que nos ofrece el terminal a primera vista en conjunto con el resto de la caja. Punto para Oppo en este unboxing.

Pasamos al terminal, elegante, muy ergonómico, todo pantalla por delante y con una trasera donde salta a la vista un detalle mayor: las cámaras no sobresalen del cuerpo. Es una opinión personal pero estamos ante uno de los smartphones que mejor sienta en la mano y eso que estamos hablando de una pantalla de 6,40 pulgadas.

Es más, estamos a la espera de recibir a su hermano mayor, el Oppo Reno 10X con una pantalla y un tamaño mayores para comprobar si nos adaptamos igual de bien a él.

La contra, como en casi todos los modelos actuales, son las huellas que se marcan con suma facilidad aunque el modelo negro que es con el que hemos trabajado estos días las disimula bastante más que el azul que también hemos podido tocar.

Recordaros en este punto que el Oppo Reno viene con su funda incluida de serie. Es dura, se adapta perfectamente al terminal y no lo engorda excesivamente.

Para finalizar con este apartado, contamos con jack de auriculares, conector USB Tipo-C, doble Nano SIM y NFC, algo de lo que carecían los primeros Oppo cuando aterrizaron en España. Error que, por suerte, a día de hoy está subsanado. 

2) PANTALLA

El Oppo Reno impresiona como cualquier móvil todo pantalla (93’1% de relación pantalla/terminal). Es plana a diferencia del Oppo Find X, por ejemplo, Amoled y cuenta con unos bordes mínimos y unos colores muy vivos al más puro estilo iOS de Apple (en el que digamos, se ha inspirado siempre Color OS “ligeramente”).

Desde los ajustes podemos dar más calidez o más frialdad al panel pero el modo predeterminado ofrece una buena experiencia. El brillo también es adecuado tanto para interiores como para exteriores aunque dejándolo como automático nos hemos encontrado con alguna respuesta más lenta de la esperada en ciertos momentos y sin seguir un claro patrón.

La pantalla es de 6,40 pulgadas y no está alterada por ningún notch ni agujero puesto que la cámara delantera, como explicaremos más adelante, aparece en modo “aleta de tiburón” por el extremo superior del Oppo Reno.

Color OS aporta extras como la posibilidad de mostrar un reloj con la pantalla apagada entre horas predeterminadas, un modo nocturno para que descansemos la vista, una panel lateral con el clima, los próximos eventos, contactos y aplicaciones más utilizadas o la opción de poder añadir un cajón de aplicaciones al más puro estilo Android puro. Los iconos, además, pueden cambiarse gracias a una app de temas que viene con el teléfono y hay bastante variedad.

3) RENDIMIENTO

El Qualcomm Snapdragon 710 es un procesador de gama media y como tal, no desmerece en el uso diario y en las tareas más habituales pero… ¡atención jugones! Sí que se nos ha quedado algo corto a la hora de jugar a determinados títulos bien porque no se renderizaban todos los elementos de la pantalla o por alguna ligera ralentización (los famosos lags) aunque para nada se trata de un tema preocupante. Somos quisquillosos.

Quizá, eso sí, si sois de jugar a la máxima potencia podríais orientaros hacia el Oppo Reno 10X en el que, aparte de ganar cámara y tamaño de pantalla, os encontraréis con el Snapdragon más potente hasta la fecha.

Más allá de ese inconveniente en títulos muy exigentes, Color OS está muy bien optimizado y en las tareas rutinarias no observaréis ningún retraso ni echaréis de menos el rendimiento de modelos mucho más caros. No olvidemos que disponemos de 6 GB de RAM.

Además, cabe destacar las muchas ayudas que nos ofrece el sistema como la navegación por gestos (muy, muy, muy completa y personalizable), el poder despertar el teléfono con un doble toque junto a un montón de gestos con la pantalla apagada, una barra lateral con la cámara y otros accesos directos que deseemos incorporar, control de permisos por aplicación, protección de la información personal, apps duplicadas, espacio para optimización de juegos, pantalla dividida,… 

En definitiva, un sistema muy fluido con muchas utilidades “útiles” con especial énfasis en la seguridad y la privacidad. La parte negativa es lo mucho que el sistema operativo se aleja de Android puro por lo que deberemos familiarizarnos con sus menús.

Y por fin este nuevo Color OS permite gestionar las notificaciones como en cualquier otro Android y no tener que realizar acciones antinaturales como en versiones anteriores.

4) CÁMARAS

La serie Reno ha supuesto un salto de calidad en este tema aunque la marca lleva ya tiempo teniéndolo como uno de sus principales baluartes. 

Sólo tenemos un zoom 2X pero la calidad de las instantáneas principalmente en lo que a detalle se refiere es muy alta. Casi diríamos que más cercana a los topes de gama que a los que conforman su competencia .

El HDR activado de serie junto al procesado de la Inteligencia Artificial nos muestran colores muy vivos, quizá demasiado en alguna situación, y un nivel de detalle a destacar. Sin duda los 48 MP hacen su trabajo.

Eso sí, nos diréis que de día todos los móviles hacen buenas fotos pero ¿y cuando empieza a escasear la luz? Pues de nuevo el Oppo Reno se ha comportado más que bien, por encima de lo que llamamos gama media sobre todo utilizando su modo noche (lo que se corresponde con “Paisaje nocturno” en el menú de la app de cámara).

También disponemos de Inteligencia Artificial que podemos desactivar para configurar casi cualquier parámetro de la cámara así como un modo belleza bien trabajado, es decir, menos radical que otros principalmente de marcas chinas también muy populares.

Comentaros que el flash no está en la parte posterior del terminal sino en la aleta de tiburón por lo que ésta aparecerá cuando uséis el reconocimiento facial, utilicéis la cámara delantera o necesitéis el flash para las traseras.

En cuanto a la cámara delantera, más de lo mismo. Una muy buena exposición de día y unos resultados más que aceptables de noche. Diríamos incluso que hemos obtenido colores más realistas que con las cámaras principales.

Muy bien por el día, bastante bien por la noche, Google Lens activado, un modo experto para quienes quieran experimentar… Sólo nos queda el modo retrato.

Y aquí es donde pondríamos el pero puesto que, si bien el tono de color nos parece muy vistoso, el recorte nos ha quedado sucio en bastantes ocasiones y no sólo con el pelo que suele ser lo más difícil de ajustar en este modo. 

La buena noticia es que la cámara delantera nos ha dado mejores resultados en este punto y que además nos ofrece añadidos como el poder estrechar la cara, la nariz, aumentar los ojos,… vamos, que luego no os reconocerán por la calle.

Para finalizar, hemos utilizado el vídeo y el Oppo Reno se ha comportado muy decentemente aunque la estabilización tiene margen de mejora.

5) BATERÍA

3.765 mAh. y un procesador como el que tiene el Oppo Reno apuntan maneras sobre el papel y la realidad es que… sí, estamos ante uno de los mejores exponentes para los amantes de las baterías duraderas. 

El consumo en reposo es excepcionalmente bajo y usando la pantalla con un brillo adecuado podemos llegar a los 2 días perfectamente cuando otros modelos tendrán serios problemas. Recordemos, ¡6’40 pulgadas!

La combinación de hardware es todo un acierto en este Oppo Reno. Posiblemente ayude también la gestión calorífica del terminal porque no hemos conseguido que se caliente en ningún momento. 

Lamentablemente, en Color OS los menús de batería no tienen nada que ver con los propios de Android faltándonos las horas de pantalla por lo que no podemos daros esas cifras. Aún así, estamos ante una de las virtudes más claras del Oppo Reno.

En cuanto a la carga rápida, fiel a la tecnología VOOC de la marca, bastan poco menos de hora y media para cargar completamente el terminal y unos 20 minutos para tener energía para todo un día. 

6) DESBLOQUEO

Mención especial para el lector de huellas en pantalla porque ha sido el más rápido que hemos probado hasta ahora. Es inmediato y el índice de reconocimiento también se ha mostrado muy preciso incluso grabando una única huella. Ha sido una muy agradable sorpresa.

Respecto al facial, los 0’8 segundos que tarda en abrirse la “aleta de tiburón” son un buen tiempo pero… no está entre los más rápidos del mercado. 

Sea uno u otro, ambos son rápidos y funcionan bastante bien. Le añadimos la opción de usar gestos con la pantalla apagada y nos quedamos con lo completo que es este Oppo Reno.

7) PUNTOS POSITIVOS

8) PUNTOS A MEJORAR

CONCLUSIÓN

Un diseño premium, buen rendimiento, todo pantalla, cámaras por encima de su supuesto status y con un sistema deslizante que nos ha convencido más que los ahora existentes y una batería que no se acaba. Nos ha gustado mucho probar ese Oppo Reno que, por otro lado, nos ha aumentado las ganas de probar a su hermano mayor aunque no será tan fácil que nos convenza teniendo en cuenta la diferencia de precio.

Por entre 400 y 500 euros es un modelo muy a tener en cuenta siempre que estemos dispuestos a renunciar a una experiencia Android pura y a modas como el gran angular o el telefoto.

¿Qué pegas le veis vosotros al Oppo Reno? ¿Alguno lo ha metido en su lista de la compra viendo todo lo que da y lo premium que a ojos de los demás se ve? 


¿Compartes?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.