LGV400-min

LG V40 ThinQ, un gama alta venido del pasado

¿Compartes?

Hace pocos días se presentó el LG V50 ThinQ con, entre otras bondades, el 5G por bandera aparte de una segunda pantalla anexada cuya utilidad aún está por ver. Trae lo último en hardware y ni que decir que su rendimiento está en lo máximo que podemos esperar pero, evidentemente, también su precio.

Así que, pensando en ahorrar unos euros, hemos estado probando unas semanas el anterior modelo de la serie, el LG V40 ThinQ y hoy os vamos a contar nuestras impresiones. Hablamos de un terminal que tiene ya unos meses y que no cuenta con el último procesador pero… realmente no hemos echado nada en falta con él.

Empecemos por las especificaciones del LG V40 ThinQ:

Como observaréis, aparte del procesador top del año pasado, el resto de características pueden competir de tú a tú con cualquier otro Androide que se precie destacando el apartado multimedia y lógicamente, las 5 cámaras que posee el «angelito».

1) DISEÑO / ASPECTO EXTERIOR

En una época donde los móviles están repletos de huellas salvo que los llevemos enfundados, el LG V40 ThinQ es un oasis. Muy buen agarre aunque es un dispositivo grande debido a su pantalla de 6,40 pulgadas pero suficientemente fácil de coger gracias a su delgadez. Es elegante, el notch no es tan grande como en los de la serie G aunque hoy en día ya parece algo anticuado en ese punto y su parte trasera es un punto de aparte.

Y es que el LG V40 ThinQ tiene la trasera de cristal pero en cierto modo esmerilado, como si fuera metálico y aparte de sentarle muy bien (como veis nuestro modelo es azul) provoca que las huellas prácticamente no se queden marcadas.

Comentaros que el lector de huellas lo tiene detrás, bajo sus cámaras principales y que nos llega con jack de auriculares y un botón físico dedicado a Google Assistant. Precisamente, hablando de botones, quizá el Power está un poco alto para quién pueda tener manos pequeñas.

2) PANTALLA

La pantalla del LG V40 ThinQ es OLED (por fin la marca deja sus experimentos con LCDs) y se ve realmente muy bien tanto en interiores como en exteriores.

Y ayuda su personalización puesto que desde su tonalidad de color, sus ajustes con la forma del notch, la posibilidad de activar el HDR para el vídeo, alterar las fuentes o la resolución, modo lectura, always-on, etc… adn para disfrutar del Androide que tenemos entre manos.

Eso sí, por muchas opciones que tengamos no podríamos estar encantados si no funcionara bien el brillo, automático o manual y sí, hacía mucho tiempo que no teníamos un móvil donde el modo auto funcionara tan bien.

Añadamos que el táctil es una gozada. Es preciso y fiable. Ni nos ha hecho falta pulsar la pantalla ni hemos sufrido ningún toque fantasma. Un punto más a favor junto con el funcionamiento de los gestos.

Y aquí sí pondríamos un pequeño pero pero no a LG sino a Google puesto que aunque el LG V40 ThinQ nos llega con los botones clásicos podemos hacerlos desaparecer en favor de los gestos y seguimos creyendo que a día de hoy hay marcas que han solucionado mejor este tema que la gran G. Vamos, que un sistema de gestos a lo Xiaomi o OnePlus sería una delicia en este V40.

3) RENDIMIENTO

A nivel de rendimiento y aún repitiendo que incluye el Snapdragon 845 de 2018 no hemos observado problema alguno. Cuesta realmente justificar el salto de procesador a nivel de rendimiento.

Quizá la capa de LG, principalmente si hablamos de ajustes, es lo único que se nos hace algo pesado por la cantidad de opciones disponibles lo que suele llevarnos a realizar más pulsaciones de las que deberíamos o unas animaciones no tan logradas como en otras marcas.

Por cierto, contamos con un apartado de optimización llamado Smart Doctor con el que tampoco es que hayamos apreciado diferencias usándolo o sin usarlo.

Pero descuidad que podréis con todo. No cabe la menor duda que las 6 GB de RAM son un acierto para que el LG V40 ThinQ se comporte como todo un gama alta.

4) CÁMARAS

Mención especial para las 5 cámaras que nos proporciona el aparatito. Flexibilidad y versatilidad al poder aunque nos hemos quedado con la sensación, dentro de unos resultados fotográficos a gran nivel, de que podríamos conseguir más.

La App de cámara es de las más completas que hemos visto. Su modo manual es muy completo y nos ha proporcionado muy buenas instantáneas. Tenemos imagen pre y post disparo, vídeo HDR, efectos de iluminación en retratos (a lo iPhone u Oppo), modo retrato, inteligencia artificial como buen ThinQ, gran angular, selfies grupales, cambio rápido entre las cámaras o hasta la posibilidad de mediante una sola pulsación, obtener una foto con los 3 disparos posibles de los lentos traseros.

Muchas opciones con las que hemos obtenido muy buenas fotografías aunque como tope de gama y siendo un poco quisquillosos, quizá esperábamos un poco más en ambientes con poca luz (especialmente en cuanto al desenfoque).

Durante nuestras pruebas hemos podido actualizar de Android 8.1 Óreo a 9 Pie aunque no hemos notado mejoría a nivel de resultados en esas fotos nocturnas de las que os hablábamos.

5) SONIDO

Y vamos con otra de sus bondades a destacar y es que el LG V40 ThinQ lo tiene todo para los amantes del sonido.

DTS X 3D, Hi-Fi Quad DAC de 32 bits, filtros de sonido, ecualizador y hasta 5 preselecciones que junto con los altavoces BoomBox sitúan a este modelo como uno de los mejores del mercado en cuanto a sonido.

6) BATERÍA

Tener una pantalla grande y características orientadas principalmente a la multimedia ya denota que vamos a utilizar mucho el móvil y aquí los 3.000 mAh. se quedan un poco cortos.

Además, fiel a modelos anteriores, LG no tiene a día de hoy una de las interfaces más ahorrativas en cuanto a consumo energético. Tenemos carga rápida pero nos falta un poquito más de batería para poder pasar del día sin agobios. Resumiendo, el LG V40 ThinQ no es el móvil para quiénes tengan a la batería como uno de los factores de compra.

Delgadez o productividad. En este caso, LG ha optado por la estética si bien tampoco es un drama puesto que la mayoría de personas cargamos nuestro smartphone cada noche.

7) DESBLOQUEO

LG siempre ha presumido de darnos libertad para usar varios métodos de desbloqueo en sus terminales. El V40 ThinQ no es una excepción.

Disponemos del desbloqueo facial, del Knock y de un lector de huellas trasero. Por nuestra experiencia en estas semanas, algo lento el primero,  correcto el segundo y muy rápido y fiable el tercero aún estando en la parte posterior.

Ya nos contaréis si coincidís con nosotros cuando lo probéis.

PUNTOS POSITIVOS

PUNTOS A MEJORAR

CONCLUSIÓN

El LG V40 ThinQ no es un modelo barato sobre todo teniendo en cuenta que nos llega con un procesador del año pasado (aunque fue el tope de gama en su momento) pero aúna un diseño original que sienta muy bien en la mano por su ergonomía y porqué no decirlo, porque no se marcan las huellas como en casi todos los modelos lanzados este año junto a un rendimiento más que aceptable destacando principalmente en cámaras y apartado multimedia.

No podremos disfrutar del 5G ni de un todo pantalla por su notch pero quienes tengáis especial predilección por el apartado fotográfico o por el binomio pantalla/sonido deberíais tener el LG V40 ThinQ como posible teléfono de compra ahora que ha salido su sucesor y por lo tanto, se está comenzando a encontrar a un precio interesante teniendo en cuenta todo lo que aporta.

¿Sois más partidarios de un gama media actual o de un gama alta con elementos de hace un año a igual precio? Sinceramente, el 5G aún queda lejos para mucha gente por lo que hacerse con un LG V40 ThinQ ahorrando unos euros puede no ser una mala idea. ¿Opiniones?


¿Compartes?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.