LGG8S0-min

LG G8s ThinQ, lo hemos probado

¿Compartes?

Hace ya unas semanas que el equipo de LG España nos presentó los LG V50 ThinQ y LG G8s ThinQ y que nos dieron el precio y fecha de salida de este último, el móvil que se maneja sin tocarlo.

Y en estas semanas lo hemos estado probando por lo que os vamos a contar qué nos ha parecido y si puede ser una buena opción de compra especialmente tras salir a un precio competitivo.

Empecemos, como siempre, por el resumen de especificaciones:

  • Procesador: Qualcomm Snapdragon 855 (SDM855).
  • Pantalla: OLED 6.21″ FullHD+ (2248 X 1080).
  • Dimensiones: 155.3 x 76.6 x 7.9mm y 180 gramos de peso.
  • RAM: 6GB.
  • Almacenamiento: 128GB ampliable por microSD.
  • Cámaras traseras: Normal de 12MP + 13MP Ultra angular  + 12MP Telefoto.
  • Cámaras delanteras:  8MP +ToF.
  • Modo Retrato (foto y video) / HDR Foto /  Fotos 3D.
  • Sistema Operativo: Android 9.0 Pie.
  • Batería: 3.550 mAh. con carga rápida y carga inalámbrica
  • Resistencia y Durabilidad: IP68 y Certificación militar MIL-STD 810G.
  • Sonido: Sonido envolvente DTS:X 3D, altavoces estéreo, Meridian, jack de auriculares.
  • Desbloqueo por huella dactilar, cara, palma de la mano y Knock.
  • «Air Motion».

Sus bazas principales son el último procesador de Qualcomm, las 5 cámaras y el “Air Motion”, vamos, la funcionalidad para usar algunas apps sin tocar el móvil, que más adelante veremos cómo funciona.

Añadir que en el Mobile World Congress conocimos el LG G8 mientras que esta versión añade una “s” al nombre para diferenciarse de aquella versión que es la que se vende en Estados Unidos. Las diferencias, a favor del modelo europeo y latinoamericano (el G8s) son una cámara trasera más y que trae altavoces estéreo tradicionales frente al situado bajo la pantalla del modelo “yanqui”.

1) DISEÑO / ASPECTO EXTERIOR

El LG G8s ThinQ es un móvil ligeramente más pequeño que la mayoría de tops actuales. Influye su pantalla, que se queda en las 6,21 pulgadas pero lo cierto es que aún podría ser más contenido puesto que los bordes no son los más delgados que hemos visto.

Es ligero y muy agradable al tacto además de contar con laterales curvados lo que hace que el agarrarlo y que no se pueda resbalar sean temas muy conseguidos. Como extra, contamos con jack para auriculares y slot para tarjetas microSD.

Quizá, como pegas, el botón de encendido está demasiado arriba. Ya nos ocurría algo similar cuando probamos el LG V40 ThinQ pero en este caso aún es más extremo. El resto de los botones, sin embargo, están perfectamente colocados.

Esto último también es válido para el sensor de huellas, que aunque es trasero, está en una posición más que correcta aparte de funcionar muy bien.

En cuanto al notch, la ceja o como queráis llamarlo… es muy grande. Tiene su explicación porque LG ha incorporado todo lo incorporable en ella pero nos quedamos con la sensación de perder mucha pantalla. Sin duda es cuestión de valorar si preferimos todos los extras que nos posibilita este súper notch o bien más pantalla. Al fin y al cabo, los iPhoneros tienen uno muy similar…

Por último, la parte trasera es muy bonita con un cristal que al tacto parece plástico duro pero, al menos en el modelo que nos ha entregado LG, capta las huellas como pocos como podéis ver en la foto de arriba. Imposible llevar el LG G8s ThinQ limpio, toca comprar funda (ojo, que nos viene una de regalo en su caja)

2) PANTALLA

Hablar de la pantalla del LG G8s ThinQ es hablar principalmente de su notch con su altavoz y sus 2 cámaras. LG ha llamado cámara Z al ToF junto con otro sensor infrarrojo que nos sirve para el reconocimiento facial, el biométrico con la palma de la mano y para el AirMotion.

La pantalla se ve bien tanto en interiores como en exteriores aunque la hemos notado menos brillante al máximo que el LG G7 o los últimos Oppos que hemos analizado. Mención especial y no precisamente positiva merece el brillo automático puesto que peca de demasiado conservador.

Y es que, en ocasiones, hemos tenido que desplegar la barra de notificaciones para aumentarlo manualmente porque faltaba brillo para poder disfrutar de la pantalla. El brillo automático tiene margen de mejora.

Para finalizar con este apartado y sorprendentemente, LG ha vuelto al FullHD con este modelo, es decir, ha rebajado la resolución desde dispositivos anteriores. No obstante, pensamos que con una pantalla como la que tiene el LG G8s ThinQ y en pos de la autonomía, nos parece una decisión acertada.

Por lo demás, muchísimas opciones para calibrar la pantalla, añadir modos lectura, vídeo HDR, modificación de fuentes, Always-On,… Vamos, que si hablamos de personalización, la marca coreana no se está de nada.

3) RENDIMIENTO

Como era de esperar, no hemos encontrado peros a la hora de ejecutar aplicaciones o movernos por la interfaz aunque la capa de LG no sea de la más productiva (vale, eso es cuestión de opiniones) con tanta pestaña y opciones en los Ajustes.

Precisamente, ha sido en los Ajustes donde hemos notado algún Lag que corrobora esa falta de optimización de la capa. Nada preocupante pero nos encontramos con otro punto cara a buscar la excelencia.

De la misma forma, el LG G8s ThinQ nos llega con bloatware que, aunque no es mucho, no añade demasiado a la experiencia de un Android actual. La aplicación de correo, SmartThinQ, Tareas, Calendario,… tienen alternativas más que válidas en Google o a través de terceros en la Google Play Store por lo que no deberíamos deshabilitarlas sino elegir si tenerlas de serie o no.

Añadir que LG trae un Lanzador de Juegos para mejorar su rendimiento y una utilidad llamada Smart Doctor para optimizar todo el sistema (memoria RAM, archivos innecesarios, ahorro de energía, procesos en ejecución, etc…) con la que no hemos obtenido grandes progresos en parte debido a la potencia de serie que ya trae el LG G8s ThinQ.

También podremos mantener los botones clásicos de Android o habilitar los gestos de Google. Ufff, Google, mejora esto, por favor.

4) CÁMARAS

Las 5 cámaras del LG G8s ThinQ son una de sus principales bazas para posicionarse en la gama alta y más con un buen precio. No cabe duda que a nivel de opciones, la aplicación de cámara nos ha encantado.

Podemos hacer casi de todo, jugar durante horas con los ajustes y con multitud de posibilidades hasta conseguir fotos realmente muy logradas. Mantenemos la posibilidad de una instantánea con el resultado de la misma foto en las distintas cámaras, el modo nocturno (Vista Nocturna), pantalla completa, Google Lens de serie o la opción para aprovechar el modo retrato cambiando el fondo de las fotografías (modo Estudio). En definitiva, una de las interfaces más completas y además rápida para cambiar entre cámaras u opciones.

En cuanto al resultado, el nivel del LG G8s ThinQ nos ha parecido más que correcto de día en sus 3 modos traseros y usando las delanteras. Al caer la noche sí hemos apreciado tonos de acuarela y dificultad en los detalles especialmente usando el modo retrato. No hablamos de fallos importantes pero los anocheceres no acaban de sentar bien al software de LG en este androide si nos ponemos quisquillosos.

El Gran Angular es muy cómodo de usar aunque se pierden detalles mientras el Telefoto trabaja a la perfección. La gran ventaja vuelve a ser la aplicación de cámara mediante la cual el cambio entre objetivos es instantáneo.

Los problemillas comentados sirven tanto para las lentes traseras como para las delanteras.

En cuanto al modo retrato, más de lo mismo, ambos lados funcionan de manera prácticamente idéntica pero en este caso bastante bien. Los recortes son precisos y algo que nos ha gustado mucho es poder ajustar el desenfoque incluso antes de disparar.

En definitiva, no estamos ante la mejor fotografía con problemas de luz pero jugando con las opciones y su modo manual podremos conseguir instantáneas muy buenas y sobre todo, originales por todo lo que nos ofrece el software. Pensad que estamos comparando al LG G8s ThinQ con los modelos estrella de las demás marcas de ahí nuestra exigencia.

5) SONIDO

Sonido estéreo de buena calidad salvo que tengamos la costumbre de usar el volumen al máximo junto a una muy completa apuesta por los auriculares. En definitiva, hay dispositivos más punteros en sonido pero el LG G8s ThinQ está entre los mejores especialmente si sois de utilizar auriculares.

6) BATERÍA

Como todo LG, tras aquél mítico LG G2, teníamos el miedo de cómo se comportaría en este aspecto el teléfono que tenemos entre manos. Pero… vamos a otorgarle otro punto positivo, no por el desempeño de la capa UX que es bastante derrochadora sino por la capacidad de la batería. 

Un móvil estrecho, fácil de agarrar y con 3.550 mAh. que dan para acabar el día sin problemas. No creemos que veáis al LG G8s ThinQ entre los líderes por duración de batería ni lo recomendaríamos para fanáticos del consumo pero se queda en la parte medio-alta y lo más importante, ha dado un gran paso sobre sus precursores. 

Además, tenemos opciones para prolongar la duración si fuera el caso por lo que LG ha conseguido con este modelo quitarnos el miedo a quedarnos sin batería.

7) DESBLOQUEO

Ya os hablábamos anteriormente del gran notch en pantalla del LG G8s ThinQ provocado por la cantidad de elementos que se le habían introducido. Pues entre ellos tenemos el reconocimiento facial y el de la palma de la mano. El respectivo a las huellas dactilares lo tenemos detrás.

En cuanto a su funcionamiento, el facial, a pesar de usar la cámara ToF (más seguro que la mayoría de los existentes en la competencia) funciona realmente bien y es rápido. Quizá algo menos que el sensor trasero de huellas pero incluso en ambientes oscuros ha reaccionado rápido y bien. Por cierto, también desbloquea con la pantalla apagada.

El trasero, lo dicho. Tan eficiente como en los demás dispositivos móviles de la marca. Muy rápido y con una precisión altísima.

Y el revolucionario método de desbloqueo con la palma de la mano… ejem, ejem. No es rápido ni acierta siempre. Parece más una versión beta que una funcionalidad acabada. Es curioso para enseñar a conocidos pero posiblemente lo desactivaréis el segundo día de tener el LG G8s ThinQ.

En otro orden de cosas, también tenemos el Knock Code de toda la vida para desbloquear según un patrón basado en dividir la pantalla en 4 cuartos. Seguridad y varias opciones ante todo.

8) AIR MOTION

Y hablando de funciones para presumir de nuestro nuevo LG G8 ThinQ, el poder usarlo sin tocarlo… pero con muchas limitaciones si bien nos ha sorprendido su evolución desde que lo probamos por primera vez a finales de Febrero en el Mobile World Congress de Barcelona. Ahora sí que funciona bien pero… ¿es realmente útil?

De hecho, es una pregunta muy subjetiva porque para algunos el Air Motion sólo será algo para enseñar una vez mientras que para otros puede convertirse en una opción práctica en ciertas situaciones.

El sistema consiste en acercar la palma de la mano al notch donde aparecerá una barra de colores y cerrar la mano como si quisiéramos coger algo. Si el reconocimiento ha sido correcto, nos aparecerá un círculo con 2 aplicaciones que podemos elegir a izquierda y derecha. Lo siguiente será mover la mano hacia un lado un otro para elegir aplicación, darle al Play/Pausa/Stop, subir el volumen,… y poco más.

No cabe duda que ha mejorado y que utilizar 2 aplicaciones, principalmente de música o contestar una llamada funciona bastante bien pero el proceso de reconocimiento es lento y los movimientos requieren de cierta práctica.

No tenemos claro que el sistema supere a Google Assistant en esos casos en los que no podemos tocar el terminal (conduciendo, en la cocina con las manos manchadas,…) pero es una opción más y es que, como hemos ido repitiendo durante todo el post, LG siempre nos da varias opciones para hacer cualquier acción.

PUNTOS POSITIVOS

PUNTOS A MEJORAR

CONCLUSIÓN

Nueva apuesta de LG a un precio bastante asequible (precio recomendado: 699 euros) para lo que es un móvil con 5 cámaras e innovación en estado puro. Es el smartphone que se controla sin tocarlo pero quizá deberíamos decir que es el primero de una serie que lo intenta y que queda mucho camino por delante.

No creemos que el Air Motion vaya a ser lo más utilizado para quienes se hagan con el LG G8s ThinQ aún ser su característica estrella pero tampoco cabe duda de que estamos ante un terminal elegante, ligero, ergonómico y con el que no echaremos en falta nada de otros modelos.

Muchas opciones dentro de un rendimiento correcto con el último procesador, 6 GB de RAM y 5 cámaras que se comportan más que bien. 

LG ha conseguido subir sus ventas un 23% gracias al gama media Q60 y ha aumentado batería y llenado de posibilidades sus V50 ThinQ y este LG G8s ThinQ. ¿Estaremos asistiendo a un resurgir? ¿Creéis que debemos girar nuestra cabeza hacia LG por cómo están haciendo las cosas últimamente? Opiniones, opiniones…

 


¿Compartes?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.