xrn8p0

Xiaomi Redmi Note 8 Pro, lo tenemos y seguimos alucinando con su precio

¿Compartes?

La semana pasada tuvimos presentación y salida al mercado en España del Xiaomi Redmi Note 8 Pro. Un nombre muy largo para un terminal que sobre el papel se posiciona en la parte medio-alta de la gama media pero con un precio muy económico… y es que cuesta casi 100 euros menos que, por ejemplo, el Mi 9T de la propia marca con el que hay diferencias por supuesto, pero ni tantas ni insalvables como para ese ahorro.

Y mirad por donde que hoy nos ha llegado un Redmi Note 8 Pro vía nuestro compañero David así que os vamos a contar qué nos ha parecido pero empezaremos por el final y es que todo el equipo hemos estado de acuerdo en que es barato por lo que da y por lo bien que funciona.

Es cierto que alguno podrá decirnos que de barato nada porque los Redmi Note anteriores no llegaban a los 200 euros pero es que con el Redmi Note 8 Pro Xiaomi ha dado un salto muy grande. No podemos hablar de un terminal de entrada con buen rendimiento sino de mucho más.

Empezaremos recordando sus especificaciones:

  • Procesador: MediaTek Helio G90T.
  • GPU Arm Mali-G76 3EEMC4 con una frecuencia máxima de 800MHz.
  • Pantalla: LCD 6,53″ FullHD+ (2248 X 1080) HDR.
  • Dimensiones: 161.3 x 76.4 x 8.79 mm y 199 gramos de peso.
  • RAM: 6GB.
  • Almacenamiento: 64 / 128 GB. ampliables mediante microSD.
  • Cámaras traseras:
    • 64MP con Super Pixel 4-en-1 de 1.6 μm
    • 8 MP ultra gran angular de 8MP de 120º
    • 2 MP Macro
    • 2 MP Sensor de profundidad
  • Cámara delantera:  20 MP con Inteligencia Artificial y desbloqueo facial.
  • Sistema Operativo: MIUI 10 sobre Android 9.0 Pie.
  • Batería: 4.500 mAh. con carga rápida 18W.
  • Resistencia y Durabilidad: IP52 contra salpicaduras.
  • Desbloqueo por huella trasero.
  • WiFi X para una conexión a Internet más estable.
  • Altavoces 1217SLS y un Smart PA para un sonido mejorado durante el juego.
  • Bluetooth 5.0, Wi-Fi: 802.11 b/g/n, USB Tipo-C, Jack de auriculares, GPS/aGPS/Galileo/GLONASS/Beidou, infrarrojos, NFC.

Vamos a ver ahora si la realidad iguala estas estupendas características de hardware. Sospecharéis que no nos ha dado tiempo de realizar varias cargas de batería pero en este día “non stop” ya podemos sacar alguna conclusión.

1) DISEÑO / ASPECTO EXTERIOR

Poco o nada parecido a los anteriores Redmi Note, el Redmi Note 8 Pro es grande pero ergonómico. La curvatura de los lados es generosa para un agarre más fácil de lo que parece una vez lo sacas de la caja. Eso sí, también deciros que la parte trasera capta las huellas (al menos la versión negra que es la que tenemos) si bien no es nada dramático como sí lo es lo resbaladizo que se ha mostrado al vibrar o tocándolo sutilmente. Xiaomi siempre incluye funda en sus equipos pero en este caso se hace más necesario que en otros el ponérsela (por cierto, no sabemos el resto de colores pero la nuestra es negra).

Aún con ese tamaño, los botones están bien puestos para que no nos cueste pulsarlos y los hemos visto seguros, vamos, que no bailan como podría hacer pensar un precio como el del Redmi Note 8 Pro con todo lo que lleva.

El notch en forma de gota de agua, como en otros modelos, puede ocultarse por lo que los iconos de la barra de notificación bajan hasta situarse por debajo de la barra negra. Una utilidad relacionada con esto es que podemos usar la pantalla completa sin el notch en las aplicaciones que deseemos.

Y por último, la joya de la corona por fuera del Redmi Note 8 Pro, las cuatro cámaras que hacen bailar un poco al teléfono al sobresalir de su parte trasera. La mala noticia es que la funda es tan delgada que no llega a cubrir ese escalón del módulo que las contiene.

Por cierto, una sensación personal. Para nada se hace pesado pese a los 200 gramos que pesa. Buen trabajo de diseño de la marca asiática para un smartphone tan grande – bueno, como todossssss ahora 🙁

2) PANTALLA

Uno de los lugares donde Xiaomi ha recortado el precio ha sido en la pantalla del Redmi Note 8 Pro al hacerla LCD y no Amoled. No esperéis ver la fidelidad de los colores de este último tipo de pantallas pero subiendo el brillo bastante no tendremos problemas ni con los blancos ni con la visibilidad en casi ningún caso. El brillo, de hecho, llega a los 500 nits.

Tampoco estaremos exentos de tecnologías como el modo nocturno o el de lectura para relajar la vista así como el doble toque para despertar el dispositivo.

En resumen, una pantalla fullHD+ más que válida aunque poniéndola al lado de una Amoled perdemos algo de intensidad.

3) RENDIMIENTO

Llegamos a la madre del cordero. Xiaomi con su MIUI (adorado por unos y odiado por otros siempre ha presumido de transiciones rápidas dentro de un entorno bien optimizado. Queríamos ver qué pasaba con este nuevo procesador MediaTek Helio G90T que, posiblemente por costes, ha sido el elegido frente a los Qualcomm Snapdragon.

Y el resultado ha sido tan positivo como esperábamos. Nada de lags y rendimiento por encima del precio del dispositivo. No nos olvidemos que disponemos de 6 GB de RAM y hasta un modo Turbo para juegos. También decir que hemos activado el menú de Opciones de Desarrollador y acelerado las animaciones como solemos hacer en todos los equipos que recibimos. En cuanto a la temperatura, no somos especialmente de pegarnos todo el día jugando pero no hemos apreciado esa calentura que nos llegó vía rumores de China.

Eso sí, si no habéis tenido nunca un androide de la marca, preparaos para estar un buen rato configurándolo. Opciones, opciones y más opciones. Lo bueno es que se puede controlar casi cada apartado del dispositivo pero lleva su tiempo. Por el contrario, pasar los datos de otro terminal al Xiaomi Redmi Note 8 Pro ha sido muy sencillo.

Sabed también que el sistema operativo ocupa casi 13 GB de almacenamiento aunque contamos con ranura de microSD. Parte de ese espacio ocupado lo forman las varias aplicaciones que tenemos preinstaladas aunque algunas de ellas se eliminan fácilmente.

El Xiaomi Redmi Note 8 Pro cuenta con MIUI 10.4 basada en Android 9 y por supuesto, nos trae los botones clásicos de Android o los nuevos gestos made in Xiaomi a los que muchos ya nos hemos acosstumbrado hasta no recordar que en la parte inferior de la pantalla había 3 botones fijos.

Y por último aunque no menos importante… sí, por fin un Redmi con NFC. Bienvenido a los pagos móviles. Lógicamente lo hemos probado y ha funcionado. 

4) CÁMARAS

Nada más y nada menos que 4 cámaras para un gama media, para un Redmi Note que hasta hace nada era sinónimo de gama de entrada. 

La aplicación de cámara es la habitual de Xiaomi con el extra de poder obtener mediante menú fotografías de 64 MP porque, por defecto, utiliza un 4 píxeles en 1 por lo que las fotos resultantes son de 16 MP. Disponemos de filtros, modo nocturno, cámara lenta,… vamos, no echaremos de menos ninguna opción frente a su competencia.

Tenemos variedad de disparos. Desde el gran angular pasando por el modo retrato o el macro para objetos muy cercanos. Inteligencia artificial, dual flash, cámara lenta, filtros y modo Pro. Casi nada, ¿verdad? Pero… y nuestras impresiones…

Respecto a las fotos en general, quizá falta pulir un poco el postprocesado para aprovechar este nuevo sensor de 64 MP de Samsung. Hay resolución, hay buena calidad pero al oscurecerse el ambiente le cuesta un poco. Creemos que nada que no pueda solucionarse con actualizaciones de software y ahí tenemos que reconocer que Xiaomi se esmera.

El gran angular y el modo macro nos han dejado muy buen sabor de boca. El primero por cómo trata el problema principal de toda foto con ese ángulo, las esquinas, sin casi distorsión y el segundo por los detalles que es capaz de captar el Redmi Note 8 Pro.

Mención especial para el modo retrato tanto delantero como trasero que, aparte de contar con filtros para cambiar la iluminación, ofrecen la posibilidad de seleccionar el nivel de desenfoque en la vista previa antes de disparar.

En definitiva, varias y bien trabajadas posibilidades para no aburrirnos con las 4 cámaras de este terminal que, sin pensarlo, pasa a ser uno de los tops en fotografía de la gama media… y además con margen de mejora.

5) BATERÍA

Llevamos todo el día con el Redmi Note 8 Pro pero, evidentemente, no hemos podido realizar varios ciclos de carga. Sin embargo, como primeras observaciones, pensábamos que una capacidad de 4.500 mAh. nos daría un poco más

Sea por el tamaño de la pantalla o bien porque el procesador está menos optimizado que los Qualcomm Snapdragon, hablaríamos de unas duraciones similares a las del Redmi Note 7 que, dicho sea de paso, estaban más que bien.

¿Aguantará todo un día? Seguro. Son 4.500 mAh. Añadamos que no hemos usado las muchas opciones que Xiaomi nos ofrece en la configuración de la batería por lo que podremos sacar más de lo que hemos conseguido.

Quienes tengáis la batería como elemento primordial, ya sabéis, toca mirarse el Xiaomi Redmi Note 8 Pro.

7) DESBLOQUEO

En este caso tenemos un sensor de huellas físico en la parte trasera situado debajo de las cámaras y el reconocimiento facial de la cámara delantera.

Este último es básico pero funciona bien y es rápido aunque no tanto como el trasero y es que es poner el dedo y hecho. La fiabilidad también es muy alta poniendo el dedo en diferente posiciones aunque, como siempre os recomendamos, un buen truco es grabar una huella más de una vez.

PUNTOS POSITIVOS

PUNTOS A MEJORAR

CONCLUSIÓN

El Xiaomi Redmi Note 8 Pro, vaya nombrecito, apunta a luchar por el liderato en su segmento de precios. 4 buenas cámaras, una batería de 4.500 mAh. y un procesador que rinde incluso mejor que los de su más próxima competencia cuando lo forzamos (modo juego)

Para nosotros es ahora mismo el mejor modelo calidad/precio del mercado (y eso que no hablamos de su oferta de lanzamiento de la que os avisamos en su día) y una compra segura. Por descontado que no lo debemos comparar con gamas más altas porque no es su liga y quizá con el tiempo podemos ser más críticos pero tras un día de uso nos ha convencido

¿Qué os parece a vosotros? ¿Estaríais dispuestos a desembolsar lo que vale este Redmi Note 8 Pro tras lo explicado o preferiríais que Xiaomi volviera a los terminales por debajo de los 200 euros aunque perdieran o se rebajaran algunas especificaciones? Contadnos, contadnos…


¿Compartes?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.