dxomarkpixel0

DxOMark baja del podium por primera vez a un Google Pixel

¿Compartes?

La verdad es que nos habíamos acostumbrado a ver como los teléfonos de Google salían al mercado para liderar el campo de la fotografía móvil año tras año. Cada presentación de un Pixel significaba que teníamos nuevas cámaras de referencia si bien, siendo precisos, sus magníficos resultados siempre han venido por la parte del software, único en su especie.

Pero se acabó, al menos si hacemos caso al análisis que ayer hizo DxOMark y en el que alaba ciertos comportamientos de las cámaras del Pixel pero acaba dándole la peor clasificación jamás vista en un smartphone «made in Google»: 112 puntos para colocarse en una más que discreta octava posición teniendo por encima a modelos como el OnePlus 7 Pro que ni soñaban en pasadas ediciones con acercarse a la calidad de las instantáneas que dispara un teléfono de Google.

En la parte positiva, DxOMark destaca que la cámara trasera del Pixel 4 es una de las mejores en cuanto a Zoom de las que se han analizado hasta la fecha. También alaba la calidad en la grabación de vídeo donde sí consigue el primer lugar empatado con el Galaxy Note 10+ 5G.

Respecto a la cámara frontal, DxOMark le otorga una puntuación de 92 lo que deja al Pixel 4 lejos de los primeros puestos aunque recalca, no obstante, un rendimiento sólido en fotografías bajo diferentes condiciones y un excelente sistema de estabilización de vídeo.

Pasando al modo noche, creado precisamente en la factoría de la gran G, tampoco parece que los dispositivos de este año hayan dado en el clavo visto que obtienen 56 puntos frente a, por ejemplo, los 61 del Huawei Mate 30 Pro. Sin embargo, según las pruebas realizadas, sí se ha observado una importante mejora utilizándolo frente a las fotografías en modo estándar.

Sus puntos débiles principalmente se han centrado en el modo retrato donde se echa mucho en falta un sensor de profundidad como llevan la mayoría de los últimos lanzamientos y en la pérdida de detalles y ruido visible en general si hablamos de fotografía y a pesar de su buen hacer con el vídeo, se han apreciado algunos problemas con la estabilización grabando mientras se caminaba así como la falta de detalles cuando contamos con poca luz.

No se cita pero cabe comentar otra carencia de los Pixel 4 y Pixel 4 XL como es el ultra gran angular, curiosamente presente en teléfonos de una gama y un precio bastante inferior.

En definitiva, palo para Google que si bien ha vuelto a demostrar un grandísimo nivel en fotografía utilizando menos recursos que la competencia (sólo hace falta contar el número de cámaras) no ha podido seguir la estela de la competencia ni, por supuesto, liderar un ranking por el que pugnan ahora mismo Huawei y Samsung.

Con su diseño «polémico», un precio tirando a elevado y este análisis de DxOMark, ¿creéis que sigue habiendo razones para apostar por los Pixel en base a la experiencia Android que siguen ofreciendo o estamos ante los Google Pixel menos atractivos de la historia? Nosotros os podemos comentar que estamos entre expectantes por probarlos y algo decepcionados por lo presentado ¿Qué opináis vosotros? Somos todo ojos.


¿Compartes?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.