motorazr0

Motorola Razr 2019, un montón de sorpresas… aunque no todas buenas

¿Compartes?

Si leísteis nuestro último artículo ya sabréis que tenemos nuevo móvil flexible aunque bastante diferente a los Huawei Mate X y Samsung Galaxy Fold. Finalmente todas las filtraciones fueron correctas aunque se afinaron algunos puntos que nos han dejado con dudas más que razonables acerca del éxito de esta versión del mito de 2004.

El Motorola Razr a grandes rasgos es un terminal de gama media con un procesador de la serie 700 (concretamente el Qualcomm Snapdragon 710), 6GB de RAM, 128GB de almacenamiento, una resolución que no llega a FullHD (2142 x 876), una sorprendentemente pequeña batería de 2.510 mAh. y un par de cámaras de 16MP y 5MP respectivamente. Y todo ello por unos 1500 dólares en Estados Unidos.

Realmente estamos ante un diseño diferente y que puede gustar por lo de poder llevar un teléfono pequeño con una pantalla grande en el bolsillo, justo lo que pedíamos muchos cuando vimos los modelos de Samsung y Huawei en el pasado Mobile World Congress de Barcelona pero apostar por un androide con unas especificaciones tan contenidas, por llamarlo de alguna  manera, por bastaste más de lo que cuesta un modelo top de otras marcas puede resultar difícil de digerir.

Y es que la competencia tiene pantallas de 90 Hz., 4 ó 5 cámaras versátiles traseras y más MP junto a modos avanzados en la delantera, baterías inmensas, refrigeración líquida por no hablar de procesadores más potentes en modelos de entre 250 y 500 euros, vamos, las comparaciones sobre el papel son odiosas.

De acuerdo que su segunda pantalla nos da la opción de no tener que abrir la concha para ver notificaciones o realizar acciones tales como llamar, responder mensajes, controlar el reproductor de música, pagar, usar la cámara de selfies o cambiar ajustes rápidos pero, por el otro lado, sufriremos una batería irrisoria (ojo que nos gustaría que nos sorprendiera luego en su desempeño)  y además sabemos que no vendrá con ranura para tarjeta física SIM.

Y es que el Motorola Razr 2019 sólo tiene soporte para eSIM por lo que nos relegará sólo a algunos operadores con los que además deberemos contactar cada vez que queramos, por ejemplo, cambiar de dispositivo. Malo para quienes estamos probando cada día smartphones nuevos cambiando la tarjeta SIM a la misma velocidad que se cambian 4 ruedas en la Fórmula 1. Vamos, más razones para dudar a la hora de gastarse 1.500 dólares.

Eso sí, su modo Motorola Razr 2004, un huevo de pascua al que se llega desde los Ajustes es digno de mención y sinceramente, es lo que estamos más ansiosos de probar en este Moto Rarz 2019.

En cuando a su disponibilidad, se lanzará en USA el próximo mes de Enero bajo la operadora Verizon y por la web española de la marca, también hemos conocido que se espera en España a finales del mismo mes en preventa. No caben muchas conjeturas sobre el precio porque rara vez favorece a Europa el cambio de divisas si de terminales móviles hablamos.

¿Esperábais un terminal tan destacado en diseño pero a la vez tan dejado en cuanto a especificaciones? ¿No hubiérais sacrificado esa delgadez por una batería más confiable? Pero, por último… ¿Alguno de vosotros lo tiene en cartera? 


¿Compartes?

2 respuestas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.