zflipdxomark0

Las cámaras del Samsung Galaxy Z Flip no están entre las mejores para DxOMark

¿Compartes?

No cabe duda de que uno de los smartphones más disruptivos de los últimos tiempos es el Samsung Galaxy Z Flip que ya está a la venta por bastante más de lo que suele costar un gama alta gracias a su pantalla flexible y a un concepto que, desde que lo puso en liza Motorola, nos parece más que interesante.

Y es que si el Moto Razr 2019 pecaba de un hardware justito, el modelo de Samsung ha puesto toda la carne en el asador… o casi, porque como venimos a contaros hoy, no ha quedado muy bien parado tras los análisis de cámaras traseras y delanteras de la conocida página de referencia DxOMark.Una de las grandes posibilidades del Samsung Galaxy Z Flip es su capacidad para realizar selfies aprovechando su pliegue. Podemos dejar el teléfono sobre una mesa sin necesidad de soporte alguno para que nos inmortalice. Suena muy bien hasta que leemos que DxOMark, tras revisar la cámara selfie, lo sitúa en la posición 20 con 83 puntos destacando un rango limitado de enfoque, bajas texturas,  unos disparos bokeh bastantes mejorables y, en general, malos resultados con poca luz.

Por supuesto que no hablamos de una cámara mala. El gigante coreano nos tiene acostumbrados a un nivel alto pero parece que no estamos ante un modelo donde haya predominado la vertiente fotográfica. No obstante, tenemos colores vivos y agradables, una exposición generalmente precisa con y sin flash y se controla bien el ruido al aire libre mientras que si nos referimos al vídeo, DxOMark ha visto una exposición precisa con amplio rango dinámico, una estabilización efectiva, tonos de piel realistas y en general, un buen detalle en los vídeos al aire libre.

Pero también vamos a hablar de las cámaras principales. DxOMark baja al Samsung Galaxy Z Flip hasta la posición 30 con 105 puntos. De nuevo se queda lejos de los mejores pero habrá que comprobar si la estrategia “diseño > fotografía” en un móvil tan caro es o no acertada.En este caso, su doble cámara principal nos muestra un rango dinámico bastante amplio en todas las condiciones, una reproducción del color generalmente fidedigna con un balance de blancos preciso, buen control del ruido, unas exposiciones nocturnas precisas y buenos resultados con el gran angular como puntos positivos frente a unos niveles de detalle a veces bajos, un enfoque automático lento, un modo retrato donde se ven saltos en la parte difuminada frecuentemente y unas desacertadas instantáneas (franjas de colores y movimiento) en interiores.

Hablamos del Samsung Galaxy Z Flip, 1.500 euros en España, más que cualquier otro modelo incluidos los iPhones. Diseño con un buen hardware aunque dejando un poco de lado el aspecto fotográfico o un smartphone con lo último en este campo aunque de diseño más convencional ¿Cuál sería vuestra elección?


¿Compartes?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.