MI10PRO0

Mi 10 Pro. Análisis del gama más alta de la historia de Xiaomi

¿Compartes?

No, no vamos a hablar del típico Xiaomi de toda la vida porque el precio del modelo que vamos a analizar hoy no es para nada barato. Es más, se posiciona en la gama alta de precios pero es que el smartphone, también. La agencia española de Xiaomi nos facilitó hace unas semanas el Mi 10 Pro que hemos estado usando en el día a día exprimiéndolo al máximo para contaros qué nos ha parecido.

De salida hablamos de un terminal cercano a los 1.000 euros (vaya manía que les ha entrado a las marcas este año por esa cifra) aunque ya se puede conseguir por bastante menos. Contaremos con un teléfono con un diseño cuidado, el mejor procesador del momento (aunque empiece a asomarse el Qualcomm Snapdragon 865+), doble altavoz, una pantalla a la altura, 108 MP en 4 cámaras con un destacado Zoom de hasta 50 aumentos como añadido a un conjunto de muy buen nivel y tecnología 5G de serie.

Ya anunciamos su estreno en su día pero es hora de explicaros cómo se ha comportado en nuestras manos este Xiaomi Mi 10 Pro.

Empecemos con las especificaciones comos suele ser habitual en nuestras reviews:

XIAOMI Mi 10 PRO
Procesador Qualcom Snapdragon 865.
GPU Adreno 650.
RAM 8 GB LPDDR5.
Almacenamiento 256 GB UFS 3.0.
Pantalla 6’67 pulgadas Súper Amoled curvada FullHD+ (2.340 x 1.080 px.) con relación 19.5:9 y una tasa de refresco de 90 Hhz HDR10+ con protección Corning Gorilla Glass 5.
Dimensiones 162.58 x 74.80 x 8.96mm y un peso de 208 gramos.
Cámaras traseras • 108MP, f/1.69, 8P lens OIS.
• 20MP f/2.2 Ultra gran angular 117º.
• 12MP f/2.0 sensor para retratos con zoom óptico 2x.
• 8MP f/2.0 telephoto con zoom óptico 3,8x, híbrido 10x y digital hasta 50x, OIS.Vídeo: 8K @30fps, 4K @30/60fps, cámara lenta hasta 960 fps.
Cámara delantera 20 MP, f/2.0
Batería 4,500 mAh. con carga rápida de 50W e inalámbrica de 30W y carga inversa de 10W.
Conectividad 5G, NFC, USB Tipo-C, Wifi 6, Bluetooth 5.1 y sensor de infrarrojos.
Desbloqueo Lector de huellas bajo la pantalla y Reconocimiento facial.
Sonido Altavoces estéreo, certificación Hi-Res Audio.
Sistema operativo MIUI 11 basado en Android 10.
Colores Alpine White, Solstice Grey.

Un muy buen hardware donde prácticamente disponemos de lo mejor de lo mejor para despuntar frente a la competencia.

1) DISEÑO / ASPECTO EXTERIOR

Exteriormente nos encontramos con un móvil con pantalla curvada a los lados y una parte trasera mate. Xiaomi nos ha facilitado el modelo “Solstice Grey” pero, chicas y chicos ¡a nosotros nos parece azul!

La buena noticia de esa parte trasera es que las huellas se marcan poco. Estamos ante uno de los modelos que menos se ha ensuciado por lo que no hemos tenido que ir con el pañito de un lado a otro.

La no tan buena es que resbala un poco por lo que si pensabais evitaros la funda gracias a punto anterior deberíais pensar en ponérsela a poco que os suden las manos. No es algo dramático pero es digno de tener en cuenta para quienes nos gusta llevar nuestros smartphones a pelo.El terminal es precioso, las curvas delanteras y traseras son simétricas (aunque seguimos sin verle utilidad a la curvatura en las pantallas) pero nos encontramos con otro pequeño inconveniente de diseño: su módulo de cámaras.

Y es que los módulos (porque tenemos uno de los sensores separado del resto) están situados en la parte superior izquierda de la cubierta trasera lo que unido a lo que sobresalen del cuerpo provoca que el teléfono se mueva mucho al tenerlo sobre una superficie plana. Lo notaremos principalmente cuando vibre o si intentamos escribir, lo que no resulta nada fácil con ese balanceo tan pronunciado.

Por lo demás, los marcos están muy conseguidos, el teléfono es elegante y quizá para quienes tengáis las manos pequeñas, los botones de volumen están ligeramente por encima de lo deseable. Pequeños detalles por sacar algún pero a un móvil con la cámara delantera bien disimulada en la pantalla, altavoces arriba y abajo, sensor de infrarrojos y que, sorprendentemente, no se hace pesado en la mano a pesar de sus 208 gramos.

2) PANTALLA

Uno de los puntos fuertes del Xiaomi Mi 10 Pro. Nos quedamos en FullHD+ pero sea por las curvas, por lo bien integrado que está el agujero de la cámara o por las posibilidades que nos ofrece el panel Amoled que monta el teléfono conseguimos una muy buena experiencia de usuario.

Podemos ajustar el esquema de colores (y es recomendable visto el que trae de serie <nosotros nos hemos quedado con el P3<) y contamos con una tasa de refresco de 90 Hz., un brillo que puede llegar a los 1.000 nits, modo lectura, modo oscuro y reducción de la fatiga ocular.En definitiva, tanto en interiores como a pleno sol hemos obtenido unos resultados más que satisfactorios. El Mi 10 Pro se comporta muy bien frente a reflejos y no hemos notado fallos en la curva más allá de que se pierda algo de claridad en los laterales con esa “moda”.

Por cierto, el Xiaomi Mi 10 Pro permite ajustar una zona en los bordes laterales donde no operarán los dedos de manera que evitaremos esos toques accidentales tan molestos. Y la realidad, salvo el primer día o en algún rato donde hemos agarrado el móvil deprisa y de cualquier manera, es que la solución ha funcionado muy bien así que podréis dormir tranquilos si os preocupaba ese tema.

3) RENDIMIENTO

Con un Qualcomm Snapdragon, 8 GB. de RAM, MIUI como una de las capas más veloces del mercado y una pantalla de 90 Hz no podíamos esperar otra cosa que no fuera un rendimiento magnífico.

No hemos notado lags. Ni jugando, ni grabando vídeos en 8K, ni ejecutando aplicaciones complejas de testeo ha desfallecido el sistema y si lo ha hecho, seguro que los 90 Hz. de su pantalla los ha ocultado y es que esa tasa de refresco significa fluidez. No hay más… salvo a la hora de desbloquear con la huella donde el proceso es más lento que en muchos otros móviles que hemos probado pero de eso ya hablaremos más adelante.

Destacar, sin embargo, que día que lo estrenamos subió la temperatura más de lo deseable. El Mi 10 Pro no quemaba pero se apreciaba ese calentamiento debido a la sincronización de Google y demás tareas iniciales. Calentamiento que no se ha vuelto a repetir por lo que parece que la disipación de calor también funciona bien.

Algo que sorprenderá a quienes no hayan tenido otros Xiaomis es una aplicación llamada “GetApps” o “Mi Picks” que se instala por defecto y no se puede inhabilitar. Es una Google Play Store alternativa lo que no hace más que complicar y confundir al usuario pero entendemos que la marca china no quiere quedarse en pañales si sufriera un caso como el que está padeciendo Huawei.Resumiendo, rendimiento a la altura de los mejores. No hemos echado en falta en ningún momento las 12 GB. de RAM que está montando la competencia en sus buques insignia.

4) CÁMARAS

Y vamos con otro de los apartados donde el Xiaomi Mi 10 Pro tiene que salir bien parado. Ya lo anunció DxOMark otorgando a sus cámaras traseras una puntuación de 124 siendo sólo superado por el Huawei P40 Pro y el Honor 30 Pro+, igualado por el Oppo Find X2 Pro y por encima de estrellas tan mediáticas como el Samsung Galaxy S20 Ultra o el Huawei Mate 30 Pro.

Dejándonos de estadísticas, deciros que hemos disfrutado con las cámaras del Mi 10 Pro. La aplicación de cámara es sencilla de usar aunque, ojo, porque deja en automático el HDR bajo el cual mejoran mucho las fotos en exteriores. También deja a nuestro criterio el usar o no la Inteligencia Artificial que, según nuestra opinión, sólo aplica más saturación a las instantáneas.

El sensor principal nos permite realizar fotografías a 27 MP (4 píxeles en 1) o 108 MP y la calidad es asombrosa en cualquier momento y ante cualquier situación.  En ciertos resultados, eso sí, nos han parecido más vivas las imágenes tomadas por defecto que no con los 108 MP. El rango dinámico es amplio y se aprecian muy bien los detalles. De hecho, es el sensor con la mayor apertura por lo que aunque parezca una incongruencia en un móvil donde su principal atractivo es el zoom, posiblemente obtendremos mejores fotografías sin él cuando recortemos, por ejemplo, una fotografía de 108 MP.

El Ultra Gran Angular también nos ha ofrecido muy buenos tanteos distorsionando poco los bordes… aunque al caer la noche y con escenas más complicadas ha aparecido algo de ruido y sobre todo se han perdido detalles que se hubieran podido apreciar con la lente principal y el modo nocturno.

Donde de nuevo el Mi 10 Pro vuelve a doctorarse es a la hora de realizar retratos. El modo retrato de la cámara trasera es de los mejores que hemos visto. Recortes bastante fidedignos y un difuminado que puede modificarse en caliente antes y después de tomar la fotografía. Y vamos con el zoom. Un zoom que realmente es óptico hasta los 3’8 aumentos pero, ya que lo tenemos, podemos estirarlo hasta los 50 y ¡qué espectáculo! Evidentemente perdemos mucha resolución y detalle conforme lo vamos incrementando desde la barra que tenemos en la pantalla. Además, conforme crece se hace más complicado enfocar por la falta de estabilización pero los resultados son… increíbles. De hecho, da un poco de miedo pensar desde dónde te pueden estar espiando sin que puedas darte cuenta. Hablamos de conseguir detalles que no aprecia el ojo humano a la misma distancia rozando incluso la invasión de la intimidad.

Y no es broma, hemos conseguido algunas fotografías forzando el 50x (que no os enseñaremos) donde el resultado es algo borroso por la distancia pero que permitiría reconocer tranquilamente a esa persona si la viéramos por la calle.

A efectos prácticos, hasta el 10x aguanta muy bien. Las fotografías muestran una calidad más que suficiente, especialmente de día, por lo que seguir aumentando supone más un componente lúdico o “cotilla” que no una búsqueda de la exquisitez.

Para acabar con el apartado fotográfico comentaros que la cámara delantera nos ha parecido correcta pero no nos ha impresionado tanto como las posteriores. Hemos necesitado forzar más veces el HDR manualmente y algunos selfies han quedado ligeramente artificiales. Cumple pero queda lejos de los retratos que obtendremos con la trasera.

5) BATERÍA

Otro apartado donde el Mi 10 Pro se muestra a muy buen nivel es la batería aunque esperábamos un poco más conociendo el buen desempeño que hace MIUI generalmente.

Hablamos de 4.500 mAh. que nos han dado una diferencia de aproximadamente una hora usando el modo 60 Hz. frente a los 90 Hz. por lo que no parece que el cambio entre uno y otro sea un factor decisivo. El Mi 10 Pro está en línea con los demás gamas alta del mercado lo cual es un buen dato.

Lamentablemente no  hemos podido probar el consumo bajo red 5G puesto que no contamos con esa tecnología en nuestros lares pero comentaros que en estas dos semanas que lo hemos usado hemos llegado con bastante carga al final del día (y hasta el día y medio).

Recordad que contamos además con una carga rápida bastante efectiva a la espera de los 100 o 125W que llegarán en futuros modelos próximos. En 10 minutos llegaremos casi al 40% de la capacidad total de la batería.

6) SONIDO

El sonido ha supuesto una sorpresa agradable porque no las teníamos todas con nosotros recordando xiaomis antiguos. Y es que a máximo volumen hay distorsión pero en el resto de las frecuencias obtenemos un sonido potente y claro.

Disponemos de una serie de sonidos preestablecidos aunque si queremos más control a modo de ecualización debemos conectar unos auriculares. El resultado es francamente bueno (para ser un móvil) y como hemos indicado, potente. Ambos altavoces, por cierto, suenan igual de fuerte por lo que la sensación del estéreo está asegurada.

7) DESBLOQUEO

Tenemos desbloqueo dactilar y facial 2D. Del primero, con el sensor bajo la pantalla, un positivo y un negativo. Es muy preciso y no nos ha fallado ni una sola vez en estas dos semanas. Hemos grabado 2 dedos en distintas posiciones y todo perfecto salvo la animación de desbloqueo que nos ha parecido lenta. Hablamos de tiempos muy cortos, evidentemente, pero el Mi 10 Pro es de los móviles donde más tarda en mostrarse el escritorio una vez lo desbloqueas con el dedo.

Todo lo contrario al reconocimiento facial que es inmediato. En ciertas ocasiones ni nos ha permitido pulsar en la pantalla por lo rápido que es.

PUNTOS POSITIVOS

  • Cámaras traseras: Si bien el zoom es su principal reclamo, la calidad y versatilidad de sus lentes están entre los mejores, sino es el mejor, que hemos conocido.
  • Fluidez: El sistema funciona a la perfección y eso que aún no ha llegado MIUI 12 a la versión global.
  • La pantalla, aún siendo FullHD+, se ve realmente bien en cualquier situación por no hablar de que los 90 Hz. son la auténtica felicidad.
  • Batería: Buen desempeño reforzado por sus cargas ultra rápida, inalámbrica e inversa.

PUNTOS A MEJORAR

  • Una sóla SIM. Curiosamente la versión china lleva la bandeja para la doble sims. A tener en cuenta para quienes necesiten 2 líneas.
  • La cámara delantera y el ultra gran angular trasero flojean cuando cae la noche (siendo quisquillosos).
  • Diseño: No debe ser fácil meter todo lo que tiene el Mi 10 Pro en un móvil pero 208 gramos se antoja ligeramente pesado y su parte trasera, aún contener las huellas, es algo resbaladiza.
  • MIUI 12: Es sorprendente que el máximo exponente de la marca ahora mismo no cuente con la última versión de su software cuando otros modelos inferiores ya la disfrutan.

¿Qué os ha parecido este Xiaomi Mi 10 Pro? Quizá su precio por lo que ha sido siempre la marca sea su principal enemigo pero es que realmente nos ha parecido uno de los smartphone que deben mirarse quienes aspiren a tener lo máximo actualmente… y ese 50x hay que probarlo sí o sí.


¿Compartes?

Una respuesta

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.