x3superzoom0

Análisis del Realme X3 SuperZoom. Pantalla de 120 Hz. y zoom 60x a un precio asequible

¿Compartes?

¡Vaya últimas semanas que llevamos! No os queremos dar envidia pero hemos tenido en nuestras manos un Xiaomi Mi 10 Pro con su zoom de 50 aumentos y un Realme X3 SuperZoom que incluso va más allá llegando hasta los 60. No cabe duda que ni nuestros vecinos cuando han salido al balcón ni los viandantes que parecen hormiguitas desde nuestra terraza han estado a salvo de la indiscreción (totalmente involuntaria, por supuesto) de estos 2 pedazo de smartphones.

Ya os lo anunciamos en su día pero ahora toca contaros qué nos ha parecido el Realme X3 SuperZoom después de 2 semanas de uso . Un modelo que mantiene la buena línea de la marca desde su desembarco en Europa posicionándose entre los primeros puestos en calidad/precio en todas las categorías donde se involucra.

El X3 SuperZoom no acaba de ser un gama alta por detalles como el procesador o el sonido pero es que hablamos de un teléfono que no llega a los 500 Euros ofreciéndonos 12 GB de RAM, 6 cámaras bien trabajadas y hasta una pantalla con una tasa de refresco propia de gamers.

Empecemos por sus especificaciones:

  REALME X3 SUPERZOOM
Pantalla 6,6″ LCD FullHD+ (2400×1080 píxeles) formato 20:9 con una tasa de refresco de 120 Hz. y Gorilla Glass 5.
Tamaño 163.8 x 75.8 x 8.9 mm y 202 gramos.
Procesador Qualcomm Snapdragon 855+.
GPU Adreno 640.
Memoria RAM 12 GB.
Almacenamiento 256 GB UFS 3.0 + Turbo Write + HPB.
Cámaras traseras
  • 64 MP. f/1.8
  • 8 MP, f/2.3 Ultra aran angular 119º
  • 8 MP. f/3.4, periscopio (telefoto), PDAF, OIS, Zoom óptico 5x
  • 2 MP. f/2.4 Modo macro
Cámaras delanteras
  • 32 MP, f/2.5
  • 8 MP.  f/2.2, 105˚ Gran angular
Batería 4.200 mAh. con carga rápida 30W.
Otros 4G, Wi-Fi 802.11 a/b/g/n/ac, Bluetooth 5.0, NFC, Dolby Atmos y doble SIM.
Lector de huellas En el botón lateral.
Sistema Operativo Realme UI basado en Android 10
Colores Blanco ártico y Azul Glaciar

Un muy buen listado sobre el papel salvo por el procesador, que aún así fue el más potente en la última mitad del año pasado y quizá la ausencia de un panel Amoled pero… ¿REALMEnte puede con la competencia costando la mitad?

1) DISEÑO / ASPECTO EXTERIOR

El Realme X3 Superzoom es un móvil grande aunque de buen agarre y con ciertos puntos de su diseño que nos han gustado mucho. En nuestro caso y como podéis ver en las imágenes, hemos dispuesto del modelo blanco ártico que se ve elegante a la par que discreto. Es mate y la verdad es que ha sido de los smartphones donde menos se quedan marcadas las huellas de entre los que hemos probado en estos últimos tiempos.

Los botones de volumen (izquierda) y de encendido y desbloqueo (derecha) están en una posición adecuada hacia la mitad de la vertical por lo que cualquiera llegará con comodidad a ellos aunque tenga las manos pequeñas.

Pero no todo es perfecto por lo que nos encontramos con un margen inferior algo mayor de lo que nos gustaría lo que hace que móviles más compactos como el Mi 10 Pro que analizamos hace unas semanas ofrezcan la misma pantalla con un menor volumen.

Por otro lado, insistir en que el botón de encendido es a su vez el de desbloqueo lo que puede resultar extraño para un zurdo por el lugar donde se encuentra.

Otro punto a tener en cuenta es que el X3 SuperZoom no cuenta con jack de auriculares ni incorpora el típico adaptador USB Tipo-C en la caja ni, aunque no sea parte del diseño, tiene doble altavoz como sí tuvo el Realme X2 Pro.

La parte trasera es bonita y limpia destacando el módulo de las cámaras porque sobresale como empieza a ser habitual en los últimos modelos. En este caso, no obstante, la funda que acompaña al X3 SuperZoom compensa ese balanceo que, por otro lado, no es exagerado por lo que podremos escribir con normalidad cuando lo tengamos sobre una superficie plana.

2) PANTALLA

Pues sí, es LCD, TFT o como queramos llamarla. No obtendremos ni los negros de las Súper Amoled ni el brillo que conseguimos con otros androides a pesar de que Realme UI es bastante colorido lo que facilita la visión en cualquier escenario.

En resumen, no es una tragedia que la marca haya optado por prescindir del omnipresente OLED pero es que había que meter una tasa de refresco de 120 Hz. Eso sí, siendo sinceros, así como se aprecia la diferencia entre 60 y 90 Hz, no hemos experimentado el mismo efecto al refrescarse la pantalla más frecuentemente. De hecho, ninguno de los “entrevistados” ha podido observar diferencia entre 90 y 120 Hz.

Pero que no se observe la diferencia no quita para que el terminal se muestre muy fluido tanto en juegos (aunque hay pocos preparados para esa tasa de refresco) como en la navegación por los escritorios y ajustes del terminal.

Disponemos de modo oscuro de serie, confort visual, configuración de la temperatura de la pantalla o modo de color (intenso o suave) así como la posibilidad de escoger la frecuencia de actualización de la pantalla entre 60 Hz, 120 Hz o una selección automática que, por nuestra experiencia, apuesta más por la primera de las posibilidades.

Y hemos dejado para el final las cámaras. Son 2 orificios que no molestan generalmente pero, queramos o no, ocupan bastante espacio lo que nos ha obligado a no usar la pantalla completa en algunos títulos porque desaparecía el marcador o algún elemento más o menos necesario.

3) RENDIMIENTO

El Realme X3 SuperZoom llega a nosotros con un procesador antiguo pero totalmente válido como es el Qualcomm Snapdragon 855+ y no podemos criticarlo porque rinde perfectamente bien.

No hemos visto lags ni nos ha faltado detalle alguno jugando a títulos exigentes. Tampoco hemos sufrido calentamiento aunque, eso sí, ojo con el modo constelación de la cámara porque se come la batería que da gusto.

También comentaros que estamos hablando de un dispositivo con 12 GB de RAM y un sistema de almacenamiento 3.0 vitaminado por lo que el rendimiento no podía ser regular. Añadámosle Realme UI que podrá gustar más o menos pero es rápido y práctico. Alguno de nosotros incluso lo empieza a situar sólo por debajo del OxygenOS de los OnePlus.

Como detalle, desde los Ajustes del escritorio podremos indicar la velocidad de las animaciones de inicio y cierre de las aplicaciones al más puro estilo Nova Launcher. ¡Bien por Realme UI!

4) CÁMARAS

Y llegamos al gran reclamo del Realme X3 SuperZoom y la verdad es que nos ha dejado muy buen sabor de boca aunque, también hay que decirlo, algunas de sus especificaciones estrella no las vamos a usar habitualmente.

Vamos a empezar por lo menos bueno. No es de los mejores smartphones fotografiando en automático de noche aunque su modo nocturno nos ha mejorado muchas instantáneas… salvo con el sensor macro y el ultra gran angular.

Sorprende que podamos usar el modo noche en todas las lentes y que se nos ofrezcan herramientas como un modo nocturno Pro, un color deslumbrante por IA que potencia la saturación, filtros pre-disparo o la opción de poder fotografiar usando los 64MP de su sensor principal en lugar de los 16MP que ofrece por defecto utilizando el típico 4 píxeles en 1.

Si hablamos de fotografía con buena luz, los sensores están muy bien afinados y la calidad es realmente alta. Cuando aparecen sombras o cielos seguimos manteniendo el nivel pero gracias al HDR activado. Pero cuando la luz comienza a escasear, tanto el ultra gran angular como el modo macro padecen bastante aún con el modo nocturno que sí nos sirve para el sensor principal y un telefoto dentro de los parámetros convenientes.

¿A qué le llamamos parámetros convenientes? A utilizar el zoom hasta los 10 aumentos porque continuaremos obteniendo grandes fotografías. El X3 SuperZoom nos permitirá llegar hasta los 60x y el resultado supondrá que veremos cosas que no veríamos sin el móvil pero nos faltará detalle y sobre todo resolución.

Sin embargo, el hecho de tener Zoom con un estabilizador óptico nos ha parecido muy positivo porque realmente es muy difícil enfocar cuando buscamos aumentos importantes y ahí el X3 SuperZoom ha dado la talla.

También hemos probado el “modo constelación” como uno de los extras publicitados del teléfono pero los tiempos de espera para cada instantánea (varios minutos) unido al hecho de que se requiere un trípode, vamos, 0 movimiento, durante ese tiempo no nos ha parecido útil salvo que seamos muy fans de fotografiar el cielo con mucha paciencia.

Por cierto, resaltar también que es de los pocos móviles que hemos analizado hasta ahora donde los colores son muy parecidos mirando fotos realizadas por los diferentes sensores.

Y también vamos a comentar algo de las cámaras delanteras, que se complementan pero a medias. La principal aporta calidad y detalle pero el gran angular posee un muy buen contraste. Quizá lo idea hubiera sido una mezcla de ambas pero dejemos como punto positivo el poder realizar selfies de grupo.

Para acabar, una mención dedicada a los amantes de los retratos. Nos han gustado bastantes los realizados con las cámaras delanteras pero, por el contrario, nos han dejado una sensación de artificialidad los realizados por las traseras dentro de unas cotas más que aceptables.

5) BATERÍA

En este caso os contaremos luces y sombras a la vez. Por un lado, viendo el tamaño del Realme X3 SuperZoom, creemos que hubiera cabido más amperaje como demuestra algunos de sus contrincantes.

Son 4.200 mAh. que gracias a lo bien que gestiona la batería Realme UI nos han durado más de lo que pensábamos por un lado y nos han sorprendido por la poca diferencia mostrada usando 60 ó 120 Hz como tasa de refresco por el otro.

El Realme X3 SuperZoom puede aguantar 2 días usándolo en el día a día. Hemos obtenido mejores resultados que con modelos con más batería aunque, claro, sin usar el “modo constelación” que quizá porque no esté pulido aún nos ha frito las estadísticas de consumo. Sin duda la cámara es lo que más gasta en este modelo.

La carga rápida supone que en una hora aproximadamente habremos llegado a la carga total. No es la mejor pero con 30 minutos estaremos salvados para muchas más horas.

6) SONIDO

Vamos con uno de los puntos a mejorar: el sonido. No es que suene mal pero parece que Realme ha decidido ahorrar esfuerzos en este apartado.

No contamos con doble altavoz ni podremos conectar unos auriculares de cable. Tampoco podemos ecualizar la música salvo que conectemos unos cascos. A pleno volumen el X3 SuperZoom distorsiona bastante aunque con un volumen suficiente no se escucha mal…

… salvo que lo comparemos, por ejemplo, con el Realme X2 Pro, una generación anterior pero muy superior en este punto.

Con auriculares conectados podemos activar el Dolby Atmos con 4 configuraciones de fábrica lo que mejora aunque sin demasiada espectacularidad los resultados.

7) DESBLOQUEO

Hemos probado el Realme X3 SuperZoom varios componentes del equipo y las opiniones en esta sección han sido variopintas en lo que respecta al sensor de huellas en el botón de encendido porque el desbloqueo facial, aún siendo mucho menos seguro, es rapidísimo a excepción de que nos encontremos en algún lugar con poca luz.

No entraremos en si es más cómodo desbloquear pulsando la pantalla o el botón pero hemos grabado varios dedos y como un 5% de las veces nos ha dado error. Quizá sea por la costumbre del desbloqueo en pantalla pero no nos ha resultado diferenciador positivamente hablando. Consejo: Si eres zurdo, pruébalo antes de comprarlo.

No obstante, cuando acierta parece más rápido que cualquier sensor en pantalla y no es necesario pulsar el botón. Basta con situar el dedo sobre él para que opere la biometría.

PUNTOS POSITIVOS

  • Cámaras: Ni el Zoom 60x ni la posibilidad de fotografiar un cielo estrellado deberían ser sus principales reclamos por el muy buen desempeño que tienen sus cámaras.
  • Selfies: Las cámaras delanteras en este aspecto hacen un muy buen trabajo aportando, además, la opción del gran angular.
  • Batería: Los 4.200 mAh. han arrojado mejores consumos de los que pensábamos superando a baterías más grandes.
  • Fluidez: No hemos sabido apreciar mejoras respecto de móviles con pantallas de 90 Hz. pero la fluidez es innegable.

PUNTOS A MEJORAR

  • Carencias: Hablamos de un smartphone equilibrado pero se echan en falta especificaciones de su generación anterior (carga de 50W, sonido estéreo, pantalla Amoled, jack de auriculares) o 5G.
  • Cámaras: Lo hemos puesto como virtud porque el conjunto general es muy bueno pero, por añadir algo, el ultra gran angular y el modo macro con poca luz dejan algo que desear.
  • Sonido: Aceptable pero sin más. Sólo cuenta con un altavoz y el Dolby Atmos actúa en menor medida de lo que hace en otros modelos.
  • Ajustes de software. La cámara y sobre todo el modo constelación se comen la batería que da gusto por lo que parece que hay algún que otro bug que aún debe solucionarse. Nada preocupante, es software.

El Realme X3 SuperZoom es un smartphone apañado con tintes de gama alta principalmente si hablamos de fotografía aunque con enemigos cercanos.

Uno de ellos es el propio Realme X2 Pro del año pasado que lo supera en precio, carga rápida, sonido y pantalla OLED aún con “sólo” 90 Hz de tasa de refresco. Otro podría ser su precio, una de sus virtudes por lo que ofrece pero en competencia directa con los PocoPhones, Oppos y Xiaomis que ya se pueden comprar más baratos. Aún así, muy buenas cámaras, batería interesante, una fluidez a prueba de bombas y un sistema operativo confortable por menos de 500 Euros.

¿Qué os parece este Realme X3 SuperZoom?


¿Compartes?

Una respuesta

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.