oneplus80

OnePlus 8, nuestro análisis

Hemos tenido durante 15 días, por cortesía de la marca, uno de los móviles más interesantes del momento. Lo hemos usado como nuestro smartphone principal y vamos a ver qué nos ha parecido y si realmente la subida de precios con respecto a la anterior generación se nota.

Y es que, para empezar, el OnePlus 8 es un OnePlus. Suena a anuncio pero eso significa que tenemos aseguradas la velocidad y fluidez del dispositivo, un sistema operativo envidiable y algunos extras que harán que nuestra experiencia de usuario esté al nivel o cerca de otros modelos más caros.

El OnePlus 8 se puede conseguir desde su página oficial desde 649 euros aunque nuestro modelo, color Glacial Green, trae 12 GB de RAM lo cual acrecienta aún más su potencia bruta. No obstante, el OnePlus 8 se puede conseguir más barato en otros distribuidores si estáis atentos a las ofertas puntuales que se encuentran por internet que aún lo hace más apetecible.

Como punto de partida hablamos de un terminal con un procesador Qualcomm Snapdragon 865, pantalla Fluid Amoled de 6’55 pulgadas con una tasa de refresco de 90 Hz., triple cámara trasera, doble altavoz y tecnología 5G.

Empecemos con las especificaciones comos es habitual en nuestras reviews:

ONEPLUS 8
Procesador Qualcom Snapdragon 865.
GPU Adreno 650.
RAM 8 / 12 GB LPDDR4.
Almacenamiento 128 / 256 GB UFS 3.0.
Pantalla 6’55 pulgadas Fluid Amoled curvada FullHD+ (2.400 x 1.080 px.) con relación 20:9, una tasa de refresco de 90 Hhz., HDR10+ y protección Corning Gorilla Glass 5.
Dimensiones 160,2 x 72,9 x 8 mm. y un peso de 180 gramos.
Cámaras traseras • 48 MP f/1,75 OIS+EIS.
• 16 MP f/2,2 Ultra gran angular 116º.
• 2 MP f/2,4 sensor macro.
Cámara delantera • 16 MP, f/2,45 EIS.
Batería 4,300 mAh. con carga rápida Warp Charge 30T.
Conectividad 5G, Wifi 6, Bluetooth 5.1, GPS de doble banda, NFC, USB Tipo-C y doble SIM.
Desbloqueo Lector de huellas bajo la pantalla y Reconocimiento facial.
Sonido Altavoces estéreo con Dolby Atmos.
Sistema operativo OxygenOS 10.5 basado en Android 10.
Colores Onyx Black, Glacial Green, Interstellar Glow.

1) DISEÑO / ASPECTO EXTERIOR

Lo primero que llama la atención al agarrar el OnePlus 8 es su ergonomía. Los laterales curvados por delante y por detrás hacen que se sienta delgado y ligero en la mano. No parece que pese 180 gramos.

Los botones laterales son sólidos, no bailan y tienen el mismo color que la carcasa (en nuestro caso Verde Glacial) y como en anteriores ocasiones tenemos el encendido y el útil Alert Slider en el lado derecho quedando únicamente el botón de volumen en el izquierdo.

La pantalla es curva como algunos detractores ya sabréis. No obstante, no hemos visto toques fantasmas al coger el móvil salvo en alguna muy rara ocasión. El software está bien calibrado para evitarlos aunque, lógicamente, aparecerán los extremos sombreados a la hora de visualizar vídeos o fotografías.

Aún así, a nivel de diseño pensamos que es uno de los móviles más bonitos que se pueden comprar (opinión personal, sí) y lo de la cámara en el pequeño agujero en la esquina superior izquierda del panel nos parece una muy buena elección.

La parte trasera es mate lo cual favorece que no se queden las huellas  marcadas. El módulo de las cámaras, alargado, se ha dispuesto en el centro y sobresale poco para lo que estamos acostumbrados a ver. En definitiva, si dejamos el OnePlus 8 sobre una mesa se muestra muy estable, vamos, que no balancea.

Tampoco es especialmente resbaladizo aunque quizá por esa sensación que aporta de ligereza no es conveniente fiarse. De todos modos, contamos con una funda transparente de serie en la caja por si queremos llevarlo más protegido.

2) PANTALLA

Uno de los puntos fuertes y a su vez, de los más temidos por los problemas de las pantallas OLED al mirarlas desde diferentes ángulos. En nuestro caso no hemos detectado ningún indicio que nos haga dudar de la calidad del panel. Es fluida, se complementa muy bien con el software y el agujero de la cámara apenas molesta.

El OnePlus 8 monta un panel FullHD+ y aunque desde los ajustes sólo permite cambiar entre 60 y 90 Herzios, gestiona automáticamente la tasa de refresco de forma adaptativa, es decir, según se necesite.

El resultado es, en definitiva, que no hemos observado lags y con la ayuda de OxygenOS, el OnePlus 8 es muy rápido. Eso sí, en cuanto a esa adaptabilidad que os comentábamos, en varios momentos y principalmente jugando nos ha dejado con la duda de cuál se estaba aplicando.

A nivel de brillo el comportamiento del OnePlus 8 es muy bueno y no hemos tenido que variarlo manualmente porque el automático siempre ha acertado con la situación. Contamos además con una funcionalidad para que se encienda la pantalla en el caso de que necesitemos usar el desbloqueo facial y no haya luz suficiente.

Por lo demás, los ajustes vienen cargados de alternativas para dejar la pantalla a nuestro gusto. Podemos calibrar la pantalla con parámetros variados o prefijados, ocultar el agujero de la cámara con una barra superior (lo cual crea asimetría y no nos ha gustado nada) y activar los modos nocturno y de lectura.

También disponemos de una pantalla ambiente que nos muestra el reloj y las notificaciones aunque sólo la visualizaremos cuando levantemos el teléfono o pulsemos en la pantalla con uno o dos toques y por último, se nos ofrece la posibilidad de que se iluminen intermitentemente los laterales de la pantalla al recibir cualquier nueva notificación.

En resumen, una muy buena pantalla en cualquier situación con el brillo automático funcionando perfectamente y con ajustes que nos permitirán dejarla a nuestro gusto.

3) RENDIMIENTO

El procesador más potente del mercado (sin contar la versión plus) con 12 GB. de RAM, una memoria de almacenaje con un sistema UFS 3.0 y un sistema operativo que se mantiene en la cúspide de la fluidez año tras año consiguen que este apartado sea, quizá, el más claro de la review.

No hemos observado ralentizaciones ni calentamiento por mucho que hemos intentado forzar el dispositivo a base de abrir todo tipo de apps. Eso sí, comentaros que, pese a lo bien que se mueve el sistema, lo hemos acelerado  modificando el valor de las transiciones desde las Opciones de Desarrolladores en la pestaña Sistema y pocos smartphones hoy en día pueden resultar tan satisfactorios con el resultado.

Además, OxygenOS viene bastante limpio. Sólo una herramienta para importar datos, otra para acceder a la comunidad de la marca y alguna red social que podemos desinstalar por lo que frente al problema de otras marcas con funcionalidades duplicadas, aquí tendremos el bendito de tener que buscar apps en la Google Play Store.

Si queréis un móvil con la fluidez y la potencia por bandera, el OnePlus 8 es una magnífica elección.

4) CÁMARAS

Las cámaras de los OnePlus cada vez son mejores. A nivel de resultados nos parecen cada vez más cercanas a los buques insignia de las marcas más reconocidas pero, por otro lado, en este OnePlus echamos en falta algún apartado.

Conste decir antes de nada que por 700 euros no podemos esperar lo que nos presenta un smartphone de 1.000 pero empezando por el sensor más modesto, el de 2 MP, no le vemos mucha utilidad al modo macro y lo que es peor, nos quedamos sin un teleobjetivo.

En cuanto a sus otras dos cámaras, muy buen rendimiento en la principal y más que aceptable en la ultra angular si bien esta última sufre bastante cuando cae la noche o las condiciones se vuelven adversas.

Uno de los secretos de las cámaras es tener el HDR activado por defecto (no entendemos a otras marcas cuya filosofía es la contraria). Este OnePlus 8 nos permite usar los 48 MP directamente o los 12 MP que se nos propone como opción predeterminada usando el 4 x 1 píxeles (pixel binning).

Con ambas hemos podido fotografiar en casi cualquier situación con unas instantáneas a muy buen nivel. Tras estos días os diríamos que la diferencia cromática entre ambos modos es mínima. Con los 12 MP hemos obtenido más matices mientras que con los 48 MP más detalles.

Por cierto, debido a la ausencia del zoom óptico os recomendamos tirar de los 48 MP para realizar un recorte como un truco para obtener un sucedáneo.

El Ultra Gran Angular se comporta bastante bien al no distorsionar las esquinas como pasa con otros modelos e igualmente, con condiciones favorables nos dará muy buenas fotografías. El problema vendrá cuando no sea así porque así como el sensor principal mantenía el tipo, el Ultra Gran Angular no es la mejor cámara para esas situaciones.

En esta ocasión no hemos probado ningún port de la cámara de Google para centrarnos únicamente en lo que nos entrega OnePlus pero indicaros que el modo nocturno sí que nos ha parecido la mejor evolución desde los OnePlus 7T.

Con él se aprecian diferencias usando cualquiera de las cámaras aunque siempre nos entregará mejor calidad la cámara principal. Buena interpretación de las luces y del contraste para presentar más claridad en todas las imágenes pero manteniendo tonos naturales. Hemos visto mucho menos efecto “pastel” que en sus antepasados.

Vamos con los selfies para terminar y es que tanto la cámara trasera como la delantera nos han dado un buen difuminado sobre el papel pero acercándonos a la imagen se ve ese tono artificial como de “pegote” al que nos referíamos antes y para ser más concretos, lo hemos visto más en la cámara delantera que en la trasera. Punto de mejora.

En anteriores versiones usábamos siempre el modo retrato de la cámara de Google y aunque después de estos días tenemos la sensación de que el OnePlus 8 ha mejorado, aún le queda camino.

En cuando al vídeo, sólo podremos activar el modo Super Stable a 30 fps. pero la estabilización en conjunto nos ha parecido bastante buena con la posibilidad de usarla en 4K o a 60 fps.

5) BATERÍA

La principal conclusión que hemos sacado en nuestro día a día es que la duración de la batería no cambia demasiado llevando la tasa de refresco a 60 o a 90 Hz. por lo que vale la pena aprovechar esta última funcionalidad.

Sin embargo, tampoco podemos destacar su consumo frente a otros modelos con los que puede competir el OnePlus 8. Es una buena batería, con una buena pantalla y bien gestionada por el sistema operativo pero de igual duración a la que suelen tener sus competidores.

Eso sí, será difícil que nos la acabemos en un día. En cuanto a la carga, bastan unos 20-25 minutos para llegar al 50% lo cual da margen para estirar hasta un segundo día la autonomía del OnePlus 8.

Recordamos en este punto que la carga inalámbrica se ha reservado para el modelo Pro.

6) SONIDO

No, no tenemos jack de auriculares siguiendo la política no exenta de polémica que inició la firma en el pasado. Podremos usar unos cascos USB Tipo-C (no se incluye el adaptador) o vinculados por bluetooth.

Pero, por otro lado, tenemos dos altavoces potentes que con el Dolby Atmos activado nos proporcionan un buen sonido.

Un buen sonido que distorsiona si subimos el volumen al máximo pero es que muy pocas veces necesitaremos algo así vista la potencia que tienen ambos altavoces, especialmente el inferior.

También tenemos un apartado para adaptar el sonido a nuestros auriculares cuyo resultado nos ha gustado mucho. Sin duda es un muy buen modelo para quienes escuchéis música con auriculares todo el día.

7) DESBLOQUEO

Contamos con desbloqueo dactilar con un sensor bajo la pantalla y con el menos seguro pero igualmente rápido escaneo facial.

Ambos son rápidos aunque con una pequeña observación. El dactilar nos ha fallado alguna vez más de las que nos gustaría, algo que no nos había sucedido en anteriores versiones ni en modelos de la competencia. Hemos vuelto a introducir las huellas, hemos usado varios dedos y que conste, estamos siendo quisquillosos pero no es el mejor sensor de huellas a nivel de reconocimiento que hemos probado.

Eso sí, una vez reconocida la huella el paso al escritorio es instantáneo.

En cuando al facial, es muy rápido y en esta ocasión no le hemos podido poner ningún pero salvo el hecho que, salvo que no hayamos sabido encontrar la opción, no se activa simplemente levantando el teléfono. Hemos de pulsar el botón de encendido para que nos escanee.

En cualquier caso, tanto con uno como con otro seguimos con la sensación de que el OnePlus 8 derrocha velocidad y fluidez por todos sus poros.

PUNTOS POSITIVOS

  • Fluidez: El sistema funciona a la perfección y su sistema operativo sigue siendo posiblemente el que mejor experiencia de usuario brinde.
  • Diseño, porque a pesar de su pantalla curva que no gustará a todos y de sus 180 gramos, se muestra ligero a la vez que robusto en la mano. Es elegante y muy ergonómico.
  • Pantalla: Muy buen brillo en cualquier situación con el añadido de los 90 Hz.
  • Precio: Sabemos que este punto traerá cola pero es que aunque la marca suba sus precios sin parar, muy pocos modelos ofrecen lo que el OnePlus 8 por lo que cuesta.

PUNTOS A MEJORAR

  • Cámaras. De los cuatro sensores sólo hemos visto a muy gran nivel al principal de la trasera aunque quizá pequemos de compararlos con smartphones más caros.
  • Cámaras de nuevo: No le vemos sentido a haber optado por un sensor macro en lugar de por un teleobjetivo. Sin duda alguna, se echa en falta el zoom óptico.
  • Carencias: Posiblemente sean recortes que se traduzcan en el precio final pero por 700 euros no tenemos ni jack de auriculares ni resistencia al agua ni carga inalámbrica.

En resumen, el OnePlus 8 es un móvil muy equilibrado en todos sus apartados con un extra en forma de capa de sistema operativo imbatible a día de hoy. Las cámaras no aportan demasiado respecto de las del año anterior pero tendremos lo último en hardware por un precio no prohibitivo. ¿Qué os parece este OnePlus 8? ¿Creéis que ha perdido la esencia o más allá de eso os quedáis con lo bien que funciona?

MI100

Dos semanas usando el Xiaomi Mi 10

Si nos seguís sabréis que hace poco más de 2 semanas publicamos nuestro análisis sobre el Xiaomi Mi 10 Pro después de haberlo tenido durante unos 20 días. Ahora le ha tocado a la versión más barata, el Xiaomi Mi 10 y os vamos a contar si merece o no la pena gastar esa diferencia de unos 200 euros que existe entre ellos.

No queremos entrar en las características puesto que existe una gran igualdad entre ellos sino en lo que nos ha aportado el día a día usando uno y otro. Empezaremos por el final diciéndoos que si lo vuestro es la fotografía quizá vuestro modelo es el Pro mientras que si le dais suma importancia a la batería, el Mi 10 a secas tiene más aguante.

Vamos a hablar de detalles principalmente porque el rendimiento de ambos dispositivos es excelente. Ya nos encantó el Mi 10 Pro pero es que, salvo por prestaciones de la cámara, no nos hemos acordado de que estábamos usando un móvil 200 euros más barato utilizando este Mi 10.

Éstas son sus especificaciones frente a su hermano mayor:

XIAOMI Mi 10 XIAOMI Mi 10 PRO
Procesador Qualcom Snapdragon 865 con GPU Adreno 650.
RAM 8 / 12 GB LPDDR5.
Almacenamiento 128/256 GB UFS 3.0. 256 / 512 GB UFS 3.0.
Pantalla 6,67 Amoled curvada FullHD+ con relación 19.5:9 y refresco de 90 Hhz HDR10+.
Brillo 800 nits y máximo de 1.120 nits. 800 nits y máximo de 1.200 nits.
Dimensiones 162.58 x 74.80 x 8.96mm y un peso de 208 gramos.
Colores Twilight Grey, Coral Green, Peach Gold. Alpine White, Solstice Grey.
Sonido Altavoces estéreo, certificación Hi-Res Audio.
Batería 4.780 mAh. con carga rápida e inalámbrica de 30W y carga inversa de 10W. 4,500 mAh. con carga rápida de 50W e inalámbrica de 30W y carga inversa de 10W.
Cámaras • 108MP f/1.69 OIS 7P lens.
• 13MP f/2.4 ultra gran angular 123º.
• 2MP f/2.4 sensor macro.
• 2MP f/2.4 sensor de profundidad.
• 108MP f/1.69 OIS 8P lens.
• 20MP f/2.2 ultra gran angular 117º.
• 12MP f/2.0 telephoto zoom óptico 2x.
• 8MP f/2.0 telephoto con zoom híbrido 10x y zoom digital hasta 50x OIS.
Conectividad 5G, NFC, USB Tipo-C, Wifi 6 y Bluetooth 5.0.
Desbloqueo Sensor bajo la pantalla y Reconocimiento facial.

Resumiendo, ambos tienen el mismo peso, medidas y diseño, incorporan el mismo procesador, la misma memoria (nosotros hemos realizado la comparativa con 8 GB. de RAM en los respectivos modelos), llevan la misma pantalla con una tasa de refresco de 90 Hz., ofrecen 5G, carga inalámbrica e inversa, el sensor de huellas bajo la pantalla es el mismo y por último, su cámara principal trasera es de 108 MP mientras que la delantera, también idéntica, llega hasta los 20 MP.

FOTOGRAFÍA

En cuanto a sus diferencias, la más destacada sin duda es su sistema de cámaras. Coinciden en los 108 MP pero no en la lente que es mejor en el modelo Pro  (8p vs. 7p) aunque en nuestras pruebas, realmente, no hemos observado diferencias que nos hicieran resaltar una sobre otra.

Donde sí hemos empezado a notarlas ha sido en el Ultra Gran Angular pero a favor del modelo inferior porque su campo de visión es mayor. Nada realmente espectacular pero se aprecia esa pequeña variación dentro de una calidad bastante alta (aunque no sea la mejor en fotos nocturnas). La resolución del modelo Pro es mayor pero a efectos prácticos, tampoco lo hemos visto como una característica que nos hiciera decidirnos por él.

Los siguientes apartados ya dependen más de cada uno. Contamos con un modo macro y un sensor de profundidad para los retratos en el Xiami Mi 10 frente a dos teleobjetivos en el Xiaomi Mi 10 Pro.

Si sois unos entusiastas de las fotografías macro contaréis con una ventaja en el Mi 10 a pesar de la que resolución no sea para echar cohetes. La buena noticia es que enfoca rápido y los resultados son más que aceptables. Por el contrario, si le veis más utilidad a utilizar zooms y espiar a los vecinos de enfrente, deberéis rascaros el bolsillo para comprar el modelo Pro.

Ya os dijimos en nuestro análisis del Pro que el súper Zoom es una funcionalidad más de cara a la galería porque la calidad y los detalles de una fotografía que pase de 10x son escasos. Eso sí, a pesar de no contar con un sensor de profundidad, nos impresionaron más los retratos realizados con el telefoto 2x del Pro que los conseguidos por la cámara del Mi 10 a secas.

No olvidemos tampoco, para acabar con el zoom, que uno de los dos teleobjetivos del Pro ofrece estabilización óptica y que cuenta con enfoque láser lo que supone mayor precisión y rapidez a la hora de disparar cuando no se dan las mejores condiciones de escena.

En resumen, nos ha parecido que las fotos del Mi 10 son realmente muy buenas de día, con un modo nocturno más que válido y que sólo el optar por tener esos impresionantes zooms (híbrido 10x y digital 50x) o por el modo macro pueden marcar diferencias entre ellos aún confirmando que el Mi 10 Pro es más versátil y no falla en términos de calidad en prácticamente ninguna circunstancia.

VÍDEO

Aquí nos hemos encontrado con otra diferencia sutil puesto que no contamos con la cámara súper lenta (960 fps) que sí teníamos en el Mi 10 Pro. ¿La usáis frecuentemente?

BATERÍA Y CARGA

Otro punto donde no son iguales ambos dispositivos es la capacidad de la batería. 4.780 frente a 4.500. Y sí, no lo hemos puesto al revés sino que el modelo menos caro tiene más miliAmperios y a efectos prácticos lo evidencia. En nuestro uso corriente hemos obtenido prácticamente en todos los ciclos alrededor de entre 40 minutos y 1 hora más de pantalla con el Mi 10 desarrollando las mismas tareas que con el Mi 10 Pro.

No nos preguntéis el porqué puesto que sólo 280 mAh. no son como para esa desigualdad pero sea por la cámara o por cualquier otro elemento, si sois maniáticos del consumo vuestro modelo es el Xiaomi Mi 10.

Donde también observamos una variación es en la carga rápida. Ambos androides comparten las mismas velocidades de carga inalámbrica e inversa pero si utilizamos un cable dispondremos de 30W frente a los 50W del Mi 10 Pro. Además, este último aporta un cargador de 65W en la caja frente al de 30W del teléfono que da nombre a este post.

MIUI 12

Como curiosidad, nos saltó la actualización a MIUI 12 durante este análisis. Algo que no tuvimos la suerte de disfrutar con el anterior modelo. Nuestra percepción ha sido bastante positiva por lo fluido que funciona el sistema aunque quizá le quede algún punto por pulir porque la batería ha perdido algo de fuelle y en alguna ocasión hemos apreciado algún pequeño bug principalmente a la hora de reproducir sonido en las notificaciones.

COLORES

Cierto es que hemos dicho muy alegremente que ambos smartphones eran iguales por fuera pero la realidad es que han salido en distintos colores. Evidentemente Xiaomi no nos ha prestado toda la gama ni podemos deciros cuál es mejor o más bonito.

Sólo aportaros que habiendo tenido las versiones gris de ambos, el hecho de que la cubierta del Mi 10 Pro sea Mate consigue que se queden menos marcadas las huellas frente a la brillantez de los colores del Mi 10.

PRECIO

Como veis, en la página oficial de la compañía en España vemos claramente esos 200 euros que os hemos ido comentando como puntos de partida:

  • Xiaomi Mi 10 8 GB / 128 GB: 799 euros.
  • Xiaomi Mi 10 8 GB / 256 GB: 899 euros.
  • Xiaomi Mi 10 Pro 8 GB / 256 GB: 999 euros.

CONCLUSIÓN

Aunque, por supuesto, se pueden adquirir más baratos en otros distribuidores, indicaros que en nuestro día a día el rendimiento de ambos dispositivos ha sido excelente. No hemos sufrido fallos, el sistema operativo será más o menos enrevesado pero es fluido y sólo daríamos como recomendación de compra de uno u otro el que fuera vuestro apartado más importante a la hora de haceros con un nuevo dispositivo:

  • Ambas cámaras son muy buenas. Xiaomi ha mejorado mucho como no se cansa de aseverar DxOMark pero las varias posibilidades, el modo retrato (para nosotros el mejor que hemos testeado) y ese Zoom que quita el hipo hacen totalmente recomendable apostar por el Mi 10 Pro si sois “fotógrafos en potencia”.
  • La batería también nos ha dejado un buen sabor de boca aunque la competencia, sea metiendo módulos más grandes u optimizando sus consumos, ya está al mismo nivel como mínimo que estos Mi 10 y Mi 10 Pro. Eso sí, entre ambos, si sois “quisquillosos de la batería” optad por el Mi 10.

Dos móviles casi iguales con un rendimiento de gama alta y unos precios elevados para lo que fue Xiaomi pero por debajo de los equivalentes en su competencia. Quizá el Mi 10 a secas, por su precio, pueda ser un caballo más ganador que su hermano mayor quien tiene que luchar contra los OnePlus de tú a tú aunque contar con ese Zoom… ayssh, nos ha enamorado.

Y vosotros, conociendo las especificaciones ¿sois fotógrafos o preferís ahorrar esos 200 euros aún a costa de perder esas funcionalidades de la cámara?


x3superzoom0

Análisis del Realme X3 SuperZoom. Pantalla de 120 Hz. y zoom 60x a un precio asequible

¡Vaya últimas semanas que llevamos! No os queremos dar envidia pero hemos tenido en nuestras manos un Xiaomi Mi 10 Pro con su zoom de 50 aumentos y un Realme X3 SuperZoom que incluso va más allá llegando hasta los 60. No cabe duda que ni nuestros vecinos cuando han salido al balcón ni los viandantes que parecen hormiguitas desde nuestra terraza han estado a salvo de la indiscreción (totalmente involuntaria, por supuesto) de estos 2 pedazo de smartphones.

Ya os lo anunciamos en su día pero ahora toca contaros qué nos ha parecido el Realme X3 SuperZoom después de 2 semanas de uso . Un modelo que mantiene la buena línea de la marca desde su desembarco en Europa posicionándose entre los primeros puestos en calidad/precio en todas las categorías donde se involucra.

El X3 SuperZoom no acaba de ser un gama alta por detalles como el procesador o el sonido pero es que hablamos de un teléfono que no llega a los 500 Euros ofreciéndonos 12 GB de RAM, 6 cámaras bien trabajadas y hasta una pantalla con una tasa de refresco propia de gamers.

Empecemos por sus especificaciones:

  REALME X3 SUPERZOOM
Pantalla 6,6″ LCD FullHD+ (2400×1080 píxeles) formato 20:9 con una tasa de refresco de 120 Hz. y Gorilla Glass 5.
Tamaño 163.8 x 75.8 x 8.9 mm y 202 gramos.
Procesador Qualcomm Snapdragon 855+.
GPU Adreno 640.
Memoria RAM 12 GB.
Almacenamiento 256 GB UFS 3.0 + Turbo Write + HPB.
Cámaras traseras
  • 64 MP. f/1.8
  • 8 MP, f/2.3 Ultra aran angular 119º
  • 8 MP. f/3.4, periscopio (telefoto), PDAF, OIS, Zoom óptico 5x
  • 2 MP. f/2.4 Modo macro
Cámaras delanteras
  • 32 MP, f/2.5
  • 8 MP.  f/2.2, 105˚ Gran angular
Batería 4.200 mAh. con carga rápida 30W.
Otros 4G, Wi-Fi 802.11 a/b/g/n/ac, Bluetooth 5.0, NFC, Dolby Atmos y doble SIM.
Lector de huellas En el botón lateral.
Sistema Operativo Realme UI basado en Android 10
Colores Blanco ártico y Azul Glaciar

Un muy buen listado sobre el papel salvo por el procesador, que aún así fue el más potente en la última mitad del año pasado y quizá la ausencia de un panel Amoled pero… ¿REALMEnte puede con la competencia costando la mitad?

1) DISEÑO / ASPECTO EXTERIOR

El Realme X3 Superzoom es un móvil grande aunque de buen agarre y con ciertos puntos de su diseño que nos han gustado mucho. En nuestro caso y como podéis ver en las imágenes, hemos dispuesto del modelo blanco ártico que se ve elegante a la par que discreto. Es mate y la verdad es que ha sido de los smartphones donde menos se quedan marcadas las huellas de entre los que hemos probado en estos últimos tiempos.

Los botones de volumen (izquierda) y de encendido y desbloqueo (derecha) están en una posición adecuada hacia la mitad de la vertical por lo que cualquiera llegará con comodidad a ellos aunque tenga las manos pequeñas.

Pero no todo es perfecto por lo que nos encontramos con un margen inferior algo mayor de lo que nos gustaría lo que hace que móviles más compactos como el Mi 10 Pro que analizamos hace unas semanas ofrezcan la misma pantalla con un menor volumen.

Por otro lado, insistir en que el botón de encendido es a su vez el de desbloqueo lo que puede resultar extraño para un zurdo por el lugar donde se encuentra.

Otro punto a tener en cuenta es que el X3 SuperZoom no cuenta con jack de auriculares ni incorpora el típico adaptador USB Tipo-C en la caja ni, aunque no sea parte del diseño, tiene doble altavoz como sí tuvo el Realme X2 Pro.

La parte trasera es bonita y limpia destacando el módulo de las cámaras porque sobresale como empieza a ser habitual en los últimos modelos. En este caso, no obstante, la funda que acompaña al X3 SuperZoom compensa ese balanceo que, por otro lado, no es exagerado por lo que podremos escribir con normalidad cuando lo tengamos sobre una superficie plana.

2) PANTALLA

Pues sí, es LCD, TFT o como queramos llamarla. No obtendremos ni los negros de las Súper Amoled ni el brillo que conseguimos con otros androides a pesar de que Realme UI es bastante colorido lo que facilita la visión en cualquier escenario.

En resumen, no es una tragedia que la marca haya optado por prescindir del omnipresente OLED pero es que había que meter una tasa de refresco de 120 Hz. Eso sí, siendo sinceros, así como se aprecia la diferencia entre 60 y 90 Hz, no hemos experimentado el mismo efecto al refrescarse la pantalla más frecuentemente. De hecho, ninguno de los “entrevistados” ha podido observar diferencia entre 90 y 120 Hz.

Pero que no se observe la diferencia no quita para que el terminal se muestre muy fluido tanto en juegos (aunque hay pocos preparados para esa tasa de refresco) como en la navegación por los escritorios y ajustes del terminal.

Disponemos de modo oscuro de serie, confort visual, configuración de la temperatura de la pantalla o modo de color (intenso o suave) así como la posibilidad de escoger la frecuencia de actualización de la pantalla entre 60 Hz, 120 Hz o una selección automática que, por nuestra experiencia, apuesta más por la primera de las posibilidades.

Y hemos dejado para el final las cámaras. Son 2 orificios que no molestan generalmente pero, queramos o no, ocupan bastante espacio lo que nos ha obligado a no usar la pantalla completa en algunos títulos porque desaparecía el marcador o algún elemento más o menos necesario.

3) RENDIMIENTO

El Realme X3 SuperZoom llega a nosotros con un procesador antiguo pero totalmente válido como es el Qualcomm Snapdragon 855+ y no podemos criticarlo porque rinde perfectamente bien.

No hemos visto lags ni nos ha faltado detalle alguno jugando a títulos exigentes. Tampoco hemos sufrido calentamiento aunque, eso sí, ojo con el modo constelación de la cámara porque se come la batería que da gusto.

También comentaros que estamos hablando de un dispositivo con 12 GB de RAM y un sistema de almacenamiento 3.0 vitaminado por lo que el rendimiento no podía ser regular. Añadámosle Realme UI que podrá gustar más o menos pero es rápido y práctico. Alguno de nosotros incluso lo empieza a situar sólo por debajo del OxygenOS de los OnePlus.

Como detalle, desde los Ajustes del escritorio podremos indicar la velocidad de las animaciones de inicio y cierre de las aplicaciones al más puro estilo Nova Launcher. ¡Bien por Realme UI!

4) CÁMARAS

Y llegamos al gran reclamo del Realme X3 SuperZoom y la verdad es que nos ha dejado muy buen sabor de boca aunque, también hay que decirlo, algunas de sus especificaciones estrella no las vamos a usar habitualmente.

Vamos a empezar por lo menos bueno. No es de los mejores smartphones fotografiando en automático de noche aunque su modo nocturno nos ha mejorado muchas instantáneas… salvo con el sensor macro y el ultra gran angular.

Sorprende que podamos usar el modo noche en todas las lentes y que se nos ofrezcan herramientas como un modo nocturno Pro, un color deslumbrante por IA que potencia la saturación, filtros pre-disparo o la opción de poder fotografiar usando los 64MP de su sensor principal en lugar de los 16MP que ofrece por defecto utilizando el típico 4 píxeles en 1.

Si hablamos de fotografía con buena luz, los sensores están muy bien afinados y la calidad es realmente alta. Cuando aparecen sombras o cielos seguimos manteniendo el nivel pero gracias al HDR activado. Pero cuando la luz comienza a escasear, tanto el ultra gran angular como el modo macro padecen bastante aún con el modo nocturno que sí nos sirve para el sensor principal y un telefoto dentro de los parámetros convenientes.

¿A qué le llamamos parámetros convenientes? A utilizar el zoom hasta los 10 aumentos porque continuaremos obteniendo grandes fotografías. El X3 SuperZoom nos permitirá llegar hasta los 60x y el resultado supondrá que veremos cosas que no veríamos sin el móvil pero nos faltará detalle y sobre todo resolución.

Sin embargo, el hecho de tener Zoom con un estabilizador óptico nos ha parecido muy positivo porque realmente es muy difícil enfocar cuando buscamos aumentos importantes y ahí el X3 SuperZoom ha dado la talla.

También hemos probado el “modo constelación” como uno de los extras publicitados del teléfono pero los tiempos de espera para cada instantánea (varios minutos) unido al hecho de que se requiere un trípode, vamos, 0 movimiento, durante ese tiempo no nos ha parecido útil salvo que seamos muy fans de fotografiar el cielo con mucha paciencia.

Por cierto, resaltar también que es de los pocos móviles que hemos analizado hasta ahora donde los colores son muy parecidos mirando fotos realizadas por los diferentes sensores.

Y también vamos a comentar algo de las cámaras delanteras, que se complementan pero a medias. La principal aporta calidad y detalle pero el gran angular posee un muy buen contraste. Quizá lo idea hubiera sido una mezcla de ambas pero dejemos como punto positivo el poder realizar selfies de grupo.

Para acabar, una mención dedicada a los amantes de los retratos. Nos han gustado bastantes los realizados con las cámaras delanteras pero, por el contrario, nos han dejado una sensación de artificialidad los realizados por las traseras dentro de unas cotas más que aceptables.

5) BATERÍA

En este caso os contaremos luces y sombras a la vez. Por un lado, viendo el tamaño del Realme X3 SuperZoom, creemos que hubiera cabido más amperaje como demuestra algunos de sus contrincantes.

Son 4.200 mAh. que gracias a lo bien que gestiona la batería Realme UI nos han durado más de lo que pensábamos por un lado y nos han sorprendido por la poca diferencia mostrada usando 60 ó 120 Hz como tasa de refresco por el otro.

El Realme X3 SuperZoom puede aguantar 2 días usándolo en el día a día. Hemos obtenido mejores resultados que con modelos con más batería aunque, claro, sin usar el “modo constelación” que quizá porque no esté pulido aún nos ha frito las estadísticas de consumo. Sin duda la cámara es lo que más gasta en este modelo.

La carga rápida supone que en una hora aproximadamente habremos llegado a la carga total. No es la mejor pero con 30 minutos estaremos salvados para muchas más horas.

6) SONIDO

Vamos con uno de los puntos a mejorar: el sonido. No es que suene mal pero parece que Realme ha decidido ahorrar esfuerzos en este apartado.

No contamos con doble altavoz ni podremos conectar unos auriculares de cable. Tampoco podemos ecualizar la música salvo que conectemos unos cascos. A pleno volumen el X3 SuperZoom distorsiona bastante aunque con un volumen suficiente no se escucha mal…

… salvo que lo comparemos, por ejemplo, con el Realme X2 Pro, una generación anterior pero muy superior en este punto.

Con auriculares conectados podemos activar el Dolby Atmos con 4 configuraciones de fábrica lo que mejora aunque sin demasiada espectacularidad los resultados.

7) DESBLOQUEO

Hemos probado el Realme X3 SuperZoom varios componentes del equipo y las opiniones en esta sección han sido variopintas en lo que respecta al sensor de huellas en el botón de encendido porque el desbloqueo facial, aún siendo mucho menos seguro, es rapidísimo a excepción de que nos encontremos en algún lugar con poca luz.

No entraremos en si es más cómodo desbloquear pulsando la pantalla o el botón pero hemos grabado varios dedos y como un 5% de las veces nos ha dado error. Quizá sea por la costumbre del desbloqueo en pantalla pero no nos ha resultado diferenciador positivamente hablando. Consejo: Si eres zurdo, pruébalo antes de comprarlo.

No obstante, cuando acierta parece más rápido que cualquier sensor en pantalla y no es necesario pulsar el botón. Basta con situar el dedo sobre él para que opere la biometría.

PUNTOS POSITIVOS

  • Cámaras: Ni el Zoom 60x ni la posibilidad de fotografiar un cielo estrellado deberían ser sus principales reclamos por el muy buen desempeño que tienen sus cámaras.
  • Selfies: Las cámaras delanteras en este aspecto hacen un muy buen trabajo aportando, además, la opción del gran angular.
  • Batería: Los 4.200 mAh. han arrojado mejores consumos de los que pensábamos superando a baterías más grandes.
  • Fluidez: No hemos sabido apreciar mejoras respecto de móviles con pantallas de 90 Hz. pero la fluidez es innegable.

PUNTOS A MEJORAR

  • Carencias: Hablamos de un smartphone equilibrado pero se echan en falta especificaciones de su generación anterior (carga de 50W, sonido estéreo, pantalla Amoled, jack de auriculares) o 5G.
  • Cámaras: Lo hemos puesto como virtud porque el conjunto general es muy bueno pero, por añadir algo, el ultra gran angular y el modo macro con poca luz dejan algo que desear.
  • Sonido: Aceptable pero sin más. Sólo cuenta con un altavoz y el Dolby Atmos actúa en menor medida de lo que hace en otros modelos.
  • Ajustes de software. La cámara y sobre todo el modo constelación se comen la batería que da gusto por lo que parece que hay algún que otro bug que aún debe solucionarse. Nada preocupante, es software.

El Realme X3 SuperZoom es un smartphone apañado con tintes de gama alta principalmente si hablamos de fotografía aunque con enemigos cercanos.

Uno de ellos es el propio Realme X2 Pro del año pasado que lo supera en precio, carga rápida, sonido y pantalla OLED aún con “sólo” 90 Hz de tasa de refresco. Otro podría ser su precio, una de sus virtudes por lo que ofrece pero en competencia directa con los PocoPhones, Oppos y Xiaomis que ya se pueden comprar más baratos. Aún así, muy buenas cámaras, batería interesante, una fluidez a prueba de bombas y un sistema operativo confortable por menos de 500 Euros.

¿Qué os parece este Realme X3 SuperZoom?

MI10PRO0

Mi 10 Pro. Análisis del gama más alta de la historia de Xiaomi

No, no vamos a hablar del típico Xiaomi de toda la vida porque el precio del modelo que vamos a analizar hoy no es para nada barato. Es más, se posiciona en la gama alta de precios pero es que el smartphone, también. La agencia española de Xiaomi nos facilitó hace unas semanas el Mi 10 Pro que hemos estado usando en el día a día exprimiéndolo al máximo para contaros qué nos ha parecido.

De salida hablamos de un terminal cercano a los 1.000 euros (vaya manía que les ha entrado a las marcas este año por esa cifra) aunque ya se puede conseguir por bastante menos. Contaremos con un teléfono con un diseño cuidado, el mejor procesador del momento (aunque empiece a asomarse el Qualcomm Snapdragon 865+), doble altavoz, una pantalla a la altura, 108 MP en 4 cámaras con un destacado Zoom de hasta 50 aumentos como añadido a un conjunto de muy buen nivel y tecnología 5G de serie.

Ya anunciamos su estreno en su día pero es hora de explicaros cómo se ha comportado en nuestras manos este Xiaomi Mi 10 Pro.

Empecemos con las especificaciones comos suele ser habitual en nuestras reviews:

XIAOMI Mi 10 PRO
Procesador Qualcom Snapdragon 865.
GPU Adreno 650.
RAM 8 GB LPDDR5.
Almacenamiento 256 GB UFS 3.0.
Pantalla 6’67 pulgadas Súper Amoled curvada FullHD+ (2.340 x 1.080 px.) con relación 19.5:9 y una tasa de refresco de 90 Hhz HDR10+ con protección Corning Gorilla Glass 5.
Dimensiones 162.58 x 74.80 x 8.96mm y un peso de 208 gramos.
Cámaras traseras • 108MP, f/1.69, 8P lens OIS.
• 20MP f/2.2 Ultra gran angular 117º.
• 12MP f/2.0 sensor para retratos con zoom óptico 2x.
• 8MP f/2.0 telephoto con zoom óptico 3,8x, híbrido 10x y digital hasta 50x, OIS.Vídeo: 8K @30fps, 4K @30/60fps, cámara lenta hasta 960 fps.
Cámara delantera 20 MP, f/2.0
Batería 4,500 mAh. con carga rápida de 50W e inalámbrica de 30W y carga inversa de 10W.
Conectividad 5G, NFC, USB Tipo-C, Wifi 6, Bluetooth 5.1 y sensor de infrarrojos.
Desbloqueo Lector de huellas bajo la pantalla y Reconocimiento facial.
Sonido Altavoces estéreo, certificación Hi-Res Audio.
Sistema operativo MIUI 11 basado en Android 10.
Colores Alpine White, Solstice Grey.

Un muy buen hardware donde prácticamente disponemos de lo mejor de lo mejor para despuntar frente a la competencia.

1) DISEÑO / ASPECTO EXTERIOR

Exteriormente nos encontramos con un móvil con pantalla curvada a los lados y una parte trasera mate. Xiaomi nos ha facilitado el modelo “Solstice Grey” pero, chicas y chicos ¡a nosotros nos parece azul!

La buena noticia de esa parte trasera es que las huellas se marcan poco. Estamos ante uno de los modelos que menos se ha ensuciado por lo que no hemos tenido que ir con el pañito de un lado a otro.

La no tan buena es que resbala un poco por lo que si pensabais evitaros la funda gracias a punto anterior deberíais pensar en ponérsela a poco que os suden las manos. No es algo dramático pero es digno de tener en cuenta para quienes nos gusta llevar nuestros smartphones a pelo.El terminal es precioso, las curvas delanteras y traseras son simétricas (aunque seguimos sin verle utilidad a la curvatura en las pantallas) pero nos encontramos con otro pequeño inconveniente de diseño: su módulo de cámaras.

Y es que los módulos (porque tenemos uno de los sensores separado del resto) están situados en la parte superior izquierda de la cubierta trasera lo que unido a lo que sobresalen del cuerpo provoca que el teléfono se mueva mucho al tenerlo sobre una superficie plana. Lo notaremos principalmente cuando vibre o si intentamos escribir, lo que no resulta nada fácil con ese balanceo tan pronunciado.

Por lo demás, los marcos están muy conseguidos, el teléfono es elegante y quizá para quienes tengáis las manos pequeñas, los botones de volumen están ligeramente por encima de lo deseable. Pequeños detalles por sacar algún pero a un móvil con la cámara delantera bien disimulada en la pantalla, altavoces arriba y abajo, sensor de infrarrojos y que, sorprendentemente, no se hace pesado en la mano a pesar de sus 208 gramos.

2) PANTALLA

Uno de los puntos fuertes del Xiaomi Mi 10 Pro. Nos quedamos en FullHD+ pero sea por las curvas, por lo bien integrado que está el agujero de la cámara o por las posibilidades que nos ofrece el panel Amoled que monta el teléfono conseguimos una muy buena experiencia de usuario.

Podemos ajustar el esquema de colores (y es recomendable visto el que trae de serie <nosotros nos hemos quedado con el P3<) y contamos con una tasa de refresco de 90 Hz., un brillo que puede llegar a los 1.000 nits, modo lectura, modo oscuro y reducción de la fatiga ocular.En definitiva, tanto en interiores como a pleno sol hemos obtenido unos resultados más que satisfactorios. El Mi 10 Pro se comporta muy bien frente a reflejos y no hemos notado fallos en la curva más allá de que se pierda algo de claridad en los laterales con esa “moda”.

Por cierto, el Xiaomi Mi 10 Pro permite ajustar una zona en los bordes laterales donde no operarán los dedos de manera que evitaremos esos toques accidentales tan molestos. Y la realidad, salvo el primer día o en algún rato donde hemos agarrado el móvil deprisa y de cualquier manera, es que la solución ha funcionado muy bien así que podréis dormir tranquilos si os preocupaba ese tema.

3) RENDIMIENTO

Con un Qualcomm Snapdragon, 8 GB. de RAM, MIUI como una de las capas más veloces del mercado y una pantalla de 90 Hz no podíamos esperar otra cosa que no fuera un rendimiento magnífico.

No hemos notado lags. Ni jugando, ni grabando vídeos en 8K, ni ejecutando aplicaciones complejas de testeo ha desfallecido el sistema y si lo ha hecho, seguro que los 90 Hz. de su pantalla los ha ocultado y es que esa tasa de refresco significa fluidez. No hay más… salvo a la hora de desbloquear con la huella donde el proceso es más lento que en muchos otros móviles que hemos probado pero de eso ya hablaremos más adelante.

Destacar, sin embargo, que día que lo estrenamos subió la temperatura más de lo deseable. El Mi 10 Pro no quemaba pero se apreciaba ese calentamiento debido a la sincronización de Google y demás tareas iniciales. Calentamiento que no se ha vuelto a repetir por lo que parece que la disipación de calor también funciona bien.

Algo que sorprenderá a quienes no hayan tenido otros Xiaomis es una aplicación llamada “GetApps” o “Mi Picks” que se instala por defecto y no se puede inhabilitar. Es una Google Play Store alternativa lo que no hace más que complicar y confundir al usuario pero entendemos que la marca china no quiere quedarse en pañales si sufriera un caso como el que está padeciendo Huawei.Resumiendo, rendimiento a la altura de los mejores. No hemos echado en falta en ningún momento las 12 GB. de RAM que está montando la competencia en sus buques insignia.

4) CÁMARAS

Y vamos con otro de los apartados donde el Xiaomi Mi 10 Pro tiene que salir bien parado. Ya lo anunció DxOMark otorgando a sus cámaras traseras una puntuación de 124 siendo sólo superado por el Huawei P40 Pro y el Honor 30 Pro+, igualado por el Oppo Find X2 Pro y por encima de estrellas tan mediáticas como el Samsung Galaxy S20 Ultra o el Huawei Mate 30 Pro.

Dejándonos de estadísticas, deciros que hemos disfrutado con las cámaras del Mi 10 Pro. La aplicación de cámara es sencilla de usar aunque, ojo, porque deja en automático el HDR bajo el cual mejoran mucho las fotos en exteriores. También deja a nuestro criterio el usar o no la Inteligencia Artificial que, según nuestra opinión, sólo aplica más saturación a las instantáneas.

El sensor principal nos permite realizar fotografías a 27 MP (4 píxeles en 1) o 108 MP y la calidad es asombrosa en cualquier momento y ante cualquier situación.  En ciertos resultados, eso sí, nos han parecido más vivas las imágenes tomadas por defecto que no con los 108 MP. El rango dinámico es amplio y se aprecian muy bien los detalles. De hecho, es el sensor con la mayor apertura por lo que aunque parezca una incongruencia en un móvil donde su principal atractivo es el zoom, posiblemente obtendremos mejores fotografías sin él cuando recortemos, por ejemplo, una fotografía de 108 MP.

El Ultra Gran Angular también nos ha ofrecido muy buenos tanteos distorsionando poco los bordes… aunque al caer la noche y con escenas más complicadas ha aparecido algo de ruido y sobre todo se han perdido detalles que se hubieran podido apreciar con la lente principal y el modo nocturno.

Donde de nuevo el Mi 10 Pro vuelve a doctorarse es a la hora de realizar retratos. El modo retrato de la cámara trasera es de los mejores que hemos visto. Recortes bastante fidedignos y un difuminado que puede modificarse en caliente antes y después de tomar la fotografía. Y vamos con el zoom. Un zoom que realmente es óptico hasta los 3’8 aumentos pero, ya que lo tenemos, podemos estirarlo hasta los 50 y ¡qué espectáculo! Evidentemente perdemos mucha resolución y detalle conforme lo vamos incrementando desde la barra que tenemos en la pantalla. Además, conforme crece se hace más complicado enfocar por la falta de estabilización pero los resultados son… increíbles. De hecho, da un poco de miedo pensar desde dónde te pueden estar espiando sin que puedas darte cuenta. Hablamos de conseguir detalles que no aprecia el ojo humano a la misma distancia rozando incluso la invasión de la intimidad.

Y no es broma, hemos conseguido algunas fotografías forzando el 50x (que no os enseñaremos) donde el resultado es algo borroso por la distancia pero que permitiría reconocer tranquilamente a esa persona si la viéramos por la calle.

A efectos prácticos, hasta el 10x aguanta muy bien. Las fotografías muestran una calidad más que suficiente, especialmente de día, por lo que seguir aumentando supone más un componente lúdico o “cotilla” que no una búsqueda de la exquisitez.

Para acabar con el apartado fotográfico comentaros que la cámara delantera nos ha parecido correcta pero no nos ha impresionado tanto como las posteriores. Hemos necesitado forzar más veces el HDR manualmente y algunos selfies han quedado ligeramente artificiales. Cumple pero queda lejos de los retratos que obtendremos con la trasera.

5) BATERÍA

Otro apartado donde el Mi 10 Pro se muestra a muy buen nivel es la batería aunque esperábamos un poco más conociendo el buen desempeño que hace MIUI generalmente.

Hablamos de 4.500 mAh. que nos han dado una diferencia de aproximadamente una hora usando el modo 60 Hz. frente a los 90 Hz. por lo que no parece que el cambio entre uno y otro sea un factor decisivo. El Mi 10 Pro está en línea con los demás gamas alta del mercado lo cual es un buen dato.

Lamentablemente no  hemos podido probar el consumo bajo red 5G puesto que no contamos con esa tecnología en nuestros lares pero comentaros que en estas dos semanas que lo hemos usado hemos llegado con bastante carga al final del día (y hasta el día y medio).

Recordad que contamos además con una carga rápida bastante efectiva a la espera de los 100 o 125W que llegarán en futuros modelos próximos. En 10 minutos llegaremos casi al 40% de la capacidad total de la batería.

6) SONIDO

El sonido ha supuesto una sorpresa agradable porque no las teníamos todas con nosotros recordando xiaomis antiguos. Y es que a máximo volumen hay distorsión pero en el resto de las frecuencias obtenemos un sonido potente y claro.

Disponemos de una serie de sonidos preestablecidos aunque si queremos más control a modo de ecualización debemos conectar unos auriculares. El resultado es francamente bueno (para ser un móvil) y como hemos indicado, potente. Ambos altavoces, por cierto, suenan igual de fuerte por lo que la sensación del estéreo está asegurada.

7) DESBLOQUEO

Tenemos desbloqueo dactilar y facial 2D. Del primero, con el sensor bajo la pantalla, un positivo y un negativo. Es muy preciso y no nos ha fallado ni una sola vez en estas dos semanas. Hemos grabado 2 dedos en distintas posiciones y todo perfecto salvo la animación de desbloqueo que nos ha parecido lenta. Hablamos de tiempos muy cortos, evidentemente, pero el Mi 10 Pro es de los móviles donde más tarda en mostrarse el escritorio una vez lo desbloqueas con el dedo.

Todo lo contrario al reconocimiento facial que es inmediato. En ciertas ocasiones ni nos ha permitido pulsar en la pantalla por lo rápido que es.

PUNTOS POSITIVOS

  • Cámaras traseras: Si bien el zoom es su principal reclamo, la calidad y versatilidad de sus lentes están entre los mejores, sino es el mejor, que hemos conocido.
  • Fluidez: El sistema funciona a la perfección y eso que aún no ha llegado MIUI 12 a la versión global.
  • La pantalla, aún siendo FullHD+, se ve realmente bien en cualquier situación por no hablar de que los 90 Hz. son la auténtica felicidad.
  • Batería: Buen desempeño reforzado por sus cargas ultra rápida, inalámbrica e inversa.

PUNTOS A MEJORAR

  • Una sóla SIM. Curiosamente la versión china lleva la bandeja para la doble sims. A tener en cuenta para quienes necesiten 2 líneas.
  • La cámara delantera y el ultra gran angular trasero flojean cuando cae la noche (siendo quisquillosos).
  • Diseño: No debe ser fácil meter todo lo que tiene el Mi 10 Pro en un móvil pero 208 gramos se antoja ligeramente pesado y su parte trasera, aún contener las huellas, es algo resbaladiza.
  • MIUI 12: Es sorprendente que el máximo exponente de la marca ahora mismo no cuente con la última versión de su software cuando otros modelos inferiores ya la disfrutan.

¿Qué os ha parecido este Xiaomi Mi 10 Pro? Quizá su precio por lo que ha sido siempre la marca sea su principal enemigo pero es que realmente nos ha parecido uno de los smartphone que deben mirarse quienes aspiren a tener lo máximo actualmente… y ese 50x hay que probarlo sí o sí.

dxomark0

Las cámaras del Huawei P40 Pro impresionan a DxOMark

Debería estar siendo una época difícil para los fieles de Huawei, líder durante años en la gama media y una de las mejores opciones sino la mejor si nos centramos en fotografía dentro de cualquiera de las gamas, la más top incluida. No tenemos los servicios de Google, nos llegan noticias confusas sobre los materiales que pueden o no usar sus dispositivos, dudas sobre las actualizaciones pero lo que no se le puede restar a la marca china es su inmejorable desempeño fabricando smartphones.

Hoy os hablaremos de fotografía puesto que la prestigiosa web DxOMark, conocida por testear la calidad de las cámaras de los dispositivos móviles, ha publicado un análisis sobre la última estrella presentada por la marca, el Huawei P40 Pro y los resultados no han sido buenos. Con 124 puntos se puede afirmar que han sido impresionantes.Impresionantes porque, en primer lugar, ha superado en 4 puntos a los hasta ahora primeros clasificados Oppo Find X2 Pro y Xiaomi Mi 10 Pro lo que supone una barbaridad teniendo en cuenta lo muy apretados que estaban hasta ahora los primeros puestos con empates y diferencias de 1 punto como máximo.

Y en segundo por lo bien que se ha mostrado en todas y cada una de la pruebas realizadas por el laboratorio de DxOmark tanto en fotografía (140 puntos) como en vídeo (105 puntos) como usando la cámara delantera (103 puntos) donde también se ha colocado en el primer puesto de todos los modelos analizados.

En el aspecto fotográfico, DxOmark destaca un muy amplio rango dinámico, buen nivel de detalle en los disparos de media y larga distancia, un rápido y preciso enfoque automático, un excelente balance de ruido, una bastante bien conseguida exposición en las fotos nocturnas (quizá el parámetro donde más destaca este móvil frente a toda su competencia) y un buen nivel de detalle en las fotos con el modo retrato.

DxOMark también muestra algunos puntos de mejora lógicamente como algunas ocasiones donde el balance de blancos o el color de renderizado no ha cumplido con lo esperado o la ausencia de detalles finos cuando se fotografía caras.

En cuanto al vídeo se resaltan su magnífica estabilización, unos colores vivos en todas las situaciones, un rápido y preciso enfoque automático, amplio rango dinámico y un muy buen balance del ruido/texturas tanto en vídeos interiores como exteriores.

En definitiva, si nos basamos en las pruebas realizadas y en la reputación de DxOMark, estamos ante las mejores cámaras del mercado actual y por bastante diferencia dentro de la igualdad existente. Pero, y vosotros… ¿Apostaríais por un dispositivo con la mejor cámara pero sin los servicios de Google? 

wikoy600

Wiko Y60. Hemos probado un gama de entrada compacto con Android Go

Hoy os traemos un smartphone bastante alejado de los que os solemos mostrar. Es un gama de entrada, es pequeño que no minúsculo (algo que incomprensiblemente han abandonado las marcas y que cada vez nos pedís más) y barato pero totalmente funcional gracias a la versión Go de Android 9 optimizada para terminales con pocos recursos como el Wiko Y60.

Y es que todos querríamos tener el último modelo de la última marca con el último hardware pero también hay gente que ni quiere complicarse la vida con funciones complejas ni, sobre todo, quiere gastarse demasiado dinero en un teléfono. El Wiko Y60 cumple en este punto al costar ahora mismo en España alrededor de los 70 euros (en el momento de su presentación fueron 89).

¿Y qué nos ofrece por esos 70 euros? Pues principalmente un smartphone funcional que no irá tan rápido como modelos más caros pero cuenta con GPS, conectividad 4G, Radio FM,  Wifi, Bluetooth, cámaras delantera y trasera, jack de auriculares y unas medidas que podríamos considerar pequeñas para lo que se estila hoy en día (pantalla de 5,45 pulgadas).

Digamos que el Wiko Y60 es una muy digna apuesta como móvil de entrada para niños o personas mayores que no necesitan mucho más que un whatsapp y 2 cámaras sin exigencias pero vamos con sus especificaciones:

  • Procesador Quad-Core, 1.3 GHz, Cortex-A53.
  • RAM: 1 GB.
  • Almacenamiento: 16 GB ampliables con Micro SD de hasta 128GB.
  • Tamaño: 146,8 x 71,8 x 9,3 mm. para un peso de 177,7 gramos.
  • Pantalla de 5,45 pulgadas TN FWVGA+ (960×480 píxeles).
  • Cámara trasera de 5 MP con modos belleza, timelapse, modo retrato y grabación de vídeo FullHD a 30 fps.
  • Cámara delantera de 5 MP con flash.
  • GPS, aGPS, Wifi b/g/n, Bluetooth 4.2, doble SIM, Radio FM y jack de auriculares.
  • Batería de 2.500 mAh.
  • Sistema operativo: Android 9 Go.

Como veis, una lista modesta donde destaca en la parte “sorprendente” el tener sólo 1 GB de RAM (hacía años que no probábamos algo así) y sin embargo, mostrar un desempeño suficiente. Eso sí, olvidaros de “extras” como el NFC, el sensor de huellas o el desbloqueo facial.

1) DISEÑO / ASPECTO EXTERIOR

En cuanto al aspecto externo, hablamos de un modelo de fácil agarre que nos recuerda tiempos pasados por sus bordes, aunque no especialmente grandes, superior e inferior. Una pena porque 5,45 pulgadas con unos marcos más estrechos podrían ser una bendición en el gigantismo que impera actualmente en el mercado.

La parte trasera es sólida y no resbala en la mano. Algo que nos ha gustado es que, al menos en el color que nos ha enviado la marca y que nos ha resultado muy vistoso por cierto, no se notan demasiado las marcas de las huellas dactilares por lo que no deberemos ir con el pañito como en otros modelos. Además, en la caja se incluye una funda flexible y transparente por si queremos que aún se noten menos.

El módulo de la cámara trasera sobresale ligeramente del cuerpo del Wiko Y60 aunque al estar situado en la esquina superior izquierda no provoca que el móvil baile al vibrar. También ayuda el peso porque estamos hablando de un modelo compacto en medidas pero con casi 180 gramos de peso.

2) PANTALLA

La pantalla no es muy brillante y cuesta verla bajo la luz del sol salvo que pongamos el brillo en máximos, algo que no sucede activando el brillo automático. No obstante, se ve nítida para el precio que tiene por lo que en la mayoría de las ocasiones tendremos suficiente con ella. Podemos activar vía Ajustes la luz nocturna o calibrar su temperatura y el tamaño de los contenidos para dejarla, no obstante, más a nuestro gusto.

Comentaros que este tipo de pantallas son para verlas de frente. Perdemos bastante visualización conforme abrimos ángulo al mirarla.

Contamos con modo a 1 mano y gestos para poder activar o apagar la pantalla con 2 toques, arrancar aplicaciones y un táctil que funciona bastante bien para el precio que estamos pagando. En definitiva, una pantalla funcional.

3) RENDIMIENTO

Reconocemos que hacía mucho que no tocábamos un Android Go ni un Androide con estas especificaciones tan modestas que, dicho sea de paso, explota con aplicaciones de serie como Facebook Lite, Gmail Go o Maps Go. Lo cierto es que nos parece un intento curioso de Google para reducir la potencia de los smartphones y es que no hay más que ver cómo lo hace Apple con teléfonos con menos recursos frente a Android para darse cuenta de que puede ser posible.

En términos de experiencia de usuario, el móvil rinde pero es lento. Se puede hacer todo (no hablamos de juegos ni de aplicaciones exigentes) pero cualquier Xiaomi de 100 euros barre en velocidad al Wiko Y60. Ni le acabamos de encontrar sentido a Google Go Edition ni a usar 1 sóla GB de RAM pero también es cierto que tampoco es tan sencillo encontrar por 70-80 euros un modelo todo lo que trae éste que estamos analizando y que dentro de la lentitud no se cuelgue en ningún caso. Añadir que Wiko trae de serie una app para mejorar el rendimiento general.

Porque en la parte negativa, la lentitud pero en la positiva, no se nos ha colgado ni una única vez lo que , con una única GB de RAM, demuestra la madurez que ha alcanzado el sistema operativo Android.

Resumiendo, móvil para whatsapp, fotos sencillas y leer la prensa recomendable como primer modelo para quién no haya tenido smartphone hasta ahora o necesite algo sencillo y barato. Hay móviles más rápidos por 100 euros aunque tampoco esperéis diferencias abismales porque el Wiko Y60 es fiable y acaba realizando cualquier acción.

4) CÁMARAS

Una trasera y una delantera, ambas con capacidad para iluminar la escena de noche pero sin modo nocturno y con extras como el modo retrato por software o la grabación de vídeo FullHD a 30 frames por segundo. Nos ha gustado especialmente el modo retrato en tanto podemos elegir el grado de difuminado antes de disparar y cómo aprovecha los 5MP de cada una de las cámaras para conseguir una instantáneas decentes de día.

De noche es donde apreciamos lo lejos que quedan ambas lentes de modelos más modernos y más orientados a la fotografía por los que tendremos que pagar unos cuantos euros más.

Según nuestro uso en estas semanas, no recomendamos el Wiko Y60 si queréis ir un poquito más allá en fotografía porque de día tendremos fotos decentes si el entorno es el ideal pero a la que nos encontremos con alguna complicación lumínica o anochezca obtendremos un nivel propio de teléfonos de hace unos años, lógicamente, además con la limitación de las 5MP. Quizá la parte más positiva con la que hemos topado ha sido el modo selfie en ambas cámaras por lo que no está todo perdido para los instagramers.

5) BATERÍA

Para empezar, esperábamos más en este apartado porque si bien los 2.500 mAh. no son una exageración, una pantalla FWVGA de 5,45 pulgadas, un procesador ligero y con un software optimizado parecían una configuración para exprimirlos mejor. En nuestro día a día hemos tenido que cargar el Wiko Y60 cada noche aunque nos hubiera aguantado día y medio sin problema. Con un uso relajado podría llegarse a los 2 días quizá pero apurando mucho y como decimos, sin tocarlo mucho.

La prueba de este comportamiento la tenemos en la propia Wiko quienes aumentaron la batería hasta 3.730 mAh. en el Wiko Y70 a pesar de aumentar también la pantalla media pulgada.

6) SONIDO

Este punto nos ha sorprendido por la nitidez y el volumen. Quizá el punto más problemático ha sido una de sus principales virtudes, la radio FM, pero no por su sonido sino por la dificultad de sintonización correcta a pesar de que es obligatorio conectar los auriculares para que funcione al hacer de antena.

Buen modelo para escuchar música dentro de la gama baja, con jack de 3,5 para seguir usando los auriculares de toda la vida.

7) SEGURIDAD / DESBLOQUEO

Retrocedamos algún año porque no disponemos ni de sensor de huellas dactilares ni de cámara para el desbloqueo facial. Volvemos al patrón, al PIN o a la contraseña y ¿sabéis qué? Cuesta acostumbrarse. La de veces que hemos levantado el Y60 para apuntarlo a nuestros ojos y no ha pasado nada… jaja.

No obstante, lo que es seguridad la tendremos aunque poco podemos decir sobre el desempeño pero es que estamos ante un móvil sencillo y barato que ha obviado todo lo que podía ir en otra línea.

PUNTOS POSITIVOS

  • Precio: Tenemos doble SIM, micro SD, jack de auriculares y prácticamente todo lo necesario en un teléfono por un precio muy bajo.
  • Sonido: De lo mejorcito del teléfono. Claro, nítido y alto. Lógicamente no es estéreo pero suficiente por este precio con el añadido de la Radio FM.
  • Tamaño: Aunque los márgenes superior e inferior podrían ser mucho más delgados y actuales, las medidas del Wiko Y60 son una maravilla en un entorno donde predomina el gigantismo. Llegaremos a la parte superior de la pantalla con la mano sin hacer estridencias.

PUNTOS A MEJORAR

  • Cámaras: Hablamos de 70-80 euros pero de cámaras muy antiguas. Nos dan lo mínimo para quienes empiezan en el mundo de los smartphones pero en cuanto se complican las escenas, los resultados son malos.
  • Rendimiento: No nos ha convencido Android Go Edition en combinación con la GB de RAM que monta el Wiko Y60. Deberíamos esperar un poco más teniendo en cuenta que por pocos euros más nuestra experiencia de usuario gana sobremanera. De todos modos, falta ver si esa diferencia de euros compensa o no para quienes realmente estén en este target.
  • Falta de NFC, lector de huellas, desbloqueo facial y alguna cámara más y es que en un año la gama de entrada ha crecido y la competencia es feroz.

CONCLUSIÓN

Nos preguntáis por modelos Tops pero también por buenos, bonitos y baratos. El Wiko Y60 nos da casi todo lo que podemos necesitar en un smartphone por muy poco dinero. Puede ser una opción para el primer móvil de alguien o para esas personas mayores que quieren lo menos complicado posible en sus manos.

Tiene carencias y aunque rinde más que adecuadamente con un hardware de hace años, no le vemos futuro a Android Go Edition teniendo en cuenta la mejora que se observa por unos cuantos euros más sin tanta limitación. En cualquier caso, por esos 70-80 euros el Wiko Y60 es de las mejores opciones del mercado porque además es “pequeño“.

Y vosotros ¿cómo veis un smartphone con Android Go? ¿Creéis que vale la pena bajar precios a costa de rebajar hardware y con ello, expectativas y rendimiento?

realmex2pro0

Realme X2 Pro. Para nosotros, mejor rookie del año, revelación y aspirante a todo

Sin duda el 2019 ha sido un año fructífero a nivel de presentaciones porque no se han ceñido a las dos épocas del año a las que estábamos acostumbrados por un lado además de aparecer nuevos actores que han llegado con todo y a por todas.

Ya os hablamos de lo mucho que nos gustó el Realme X2 pero lo de hoy es de traca porque, sin duda, el Realme X2 Pro es un gama alta con todas sus letras. Tiene puntos de mejora pero si atendemos a su precio, ahora mismo es una compra de la que no nos arrepentiremos.

Hemos probado este último, el gama más alta de Realme por el momento y por duplicado (modelos blanco y azul) y claro, con su hardware de última generación más un sistema operativo que podrá gustar más o menos pero es muy rápido, nos ha dado un rendimiento espectacular.

También hemos probado sus cámaras con la mejora que aporta en el modo retrato y en las noches la cámara de Google (no incluida de serie, aclaramos) y su sonido que está entre los mejores de los que hemos probado pero…

Ya que hablamos tan bien del Realme X2 ¿Qué mejoras trae este Realme X2 Pro? Veamos las diferencias entre los 2 modelos:

  • La pantalla es ligeramente más grande en el modelo PRO (6’5 vs 6’4 pulgadas) lo que redunda, a su vez, en un tamaño ligeramente mayor también.
  • Mejor procesador en el Realme X2 Pro (Snapdragon 855 Plus frente al Snapdragon 730G, ambos de Qualcomm).
  • Teleobjetivo de 13MP lo que nos da un zoom óptico 5x (ampliable a 20x digital).
  • Curiosamente, el sensor delantero del Realme X2 es de 32PM frente a los 16MP del Realme X2 Pro.
  • Carga rápida 50W del PRO (carga completa en unos 30 minutos) frente a 30W del modelo inferior aunque la batería es de igual capacidad en ambos modelos.
  • Sistema de ficheros UFS 3.0 en el PRO (modelos con 8 y 12GB de RAM) frente a UFS 2.1 en el Realme X2.
  • Y por último, el precio, puesto que el Realme X2 parte de los 299 euros mientras que el Realme X2 Pro desde los 399 euros.

Como observaréis, no se trata de diferencias espectaculares pero una probados uno y otro modelo, hemos observado un extra en velocidad y sobre todo en cámara (si bien nos parece que el software puede dar más) a favor del Realme X2 Pro por no hablar de la posibilidad de cargar el dispositivo en una media hora.

Sin duda, un gama alta de verdad por un precio muy inferior a su competencia directa. La duda está también en escoger el color por lo que os mostramos cómo se ven ambos Realme X2 Pro

Más que preguntaros qué os parece el Realme X2 Pro os lo recomendamos si queréis un gama alta total salvo en el apartado de cámara donde, dentro un mu buen nivel, quizá no está a la altura de los mejores modelos de la competencia aunque, claro, estamos hablando de teléfonos que cuestan mucho más dinero.

note10util0

Algunos trucos para el Samsung Galaxy Note 10+

Como algunos sabréis si seguís nuestra cuenta de Twitter y leísteis nuestro artículo correspondiente, tuvimos en nuestras manos un flamante Samsung Galaxy Note 10+ para analizar y de paso contaros nuestras impresiones. Es un modelo top pero como todo dispositivo de la marca coreana tiene sus peculiaridades para quienes vengan de utilizar androides de otras marcas.

Ya os hicimos la review con sus pros y sus contras, pero hoy os vamos a citar algunas de las acciones que vimos que podíamos realizar para adaptar la experiencia de uso del Note 10+ a nuestro gusto. One UI mejora bastante respecto al Touchwiz de hace años pero tiene tantas, tantas y tantas opciones que es fácil pasar por encima de alguna sin darse cuenta.

Porcentaje de la batería en la barra de notificaciones

El Samsung Galaxy Note 10+ tiene una impresionante batería pero, por defecto, no trae el porcentaje a la vista en la barra de notificaciones. Tenemos que bajar la cortinilla o acceder al apartado de batería para ver cuánta energía nos queda.

Para solucionarlo, debemos ir Ajustes – Notificaciones – Barra de estado donde podremos activarlo. Y ya puestos escogeremos si deseamos que sólo se nos muestren las 3 últimas notificaciones o todas las que nos lleguen.

Notificaciones con vista previa en el Escritorio

Android nos ha acostumbrado por defecto a ver un puntito en la esquina superior derecha de los iconos de las apps susceptibles de recibir notificaciones. En el Samsung Galaxy Note 10+ podemos elegir entre esa opción y que aparezca el numero de mensajes pendientes además de poder ver una vista previa de los mismos con una pulsación larga sobre el icono.

Para ello iremos a Ajustes – Pantalla – Pantalla Inicio (también hubiéramos llegado aquí pulsando sobre cualquier trozo vacío de un Escritorio y seleccionando Ajustes) – Alertas de iconos de apps.

Por cierto, en el mismo apartado de pantalla podéis fijar la pantalla para que no se muevan, añadan o borren accidentalmente sus iconos u ocultar aplicaciones. Un modo que trae de serie Nova Launcher y del que no disponen otros muchos Launchers.

Desactivar notificaciones de algunas Apps

Éste no es un truco propio del Galaxy Note 10+ sino de Android pero os puede resultar útil puesto que es una de las preguntas que más nos hacéis por Twitter y es que recurrentemente nos llegan notificaciones de aplicaciones con promociones o avisos que para lo único que sirven es para interrumpir nuestra rutina.

Para evitar que nos lleguen notificaciones de alguna aplicación, podemos desactivarlas desde Ajustes – Notificaciones – Enviadas recientemente – Ver todas donde veremos las últimas recibidas, las más frecuentes, las ya bloqueadas o todas y escogeremos según nuestro criterio.

Convertir letra manuscrita a Texto

Sí, hay gente que aún escribe a mano y no le duelen los dedos por hacerlo. El Samsung Galaxy Note 10+ trae el lápiz para usar esa función en las notas que podemos crear desde el menú flotante del S Pen.

Para convertir ese texto manuscrito al del teclado de toda la vida deberemos abrir la nota, pulsar sobre el texto y en la parte inferior nos aparecerá un menú horizontal con un botón que identificaremos por una T. Al seleccionarlo tendremos nuestro objetivo en pantalla para copiarlo, editarlo o realizar cualquier otra acción que deseemos.

Capturas de la pantalla

En el Samsung Galaxy Note 10+ esta operación es algo diferente a la habitual aunque nos da la posibilidad de hacerlo de diversas maneras. Vamos con ellas:

  • Pulsando a la vez el botón de bajar volumen y  encendido pero brevemente y no con una pulsación larga como en otros modelos.
  • Pasando la mano lateralmente de derecha a izquierda por la pantalla si tenemos activado Ajustes – Funciones avanzadas – Movimientos y gestos – Deslizar palma para capturar.
  • Con el S Pen, pulsando sobre el botón flotante y ahí pulsamos Smart Select.

Reasignar la tecla de Bixby

Teléfonos de generaciones anteriores añadieron un botón específico para el Google Assistant de Samsung, Bixby pero el Samsung Galaxy Note 10+ aprovecha el botón lateral de encendido para darnos esa posibilidad con una pulsación larga entre otras como abrir la cámara o lanzar cualquier otra aplicación.

Para ello accederemos a Ajustes – Funciones avanzadas – Botón Función donde indicaremos qué hacer pulsando dos veces o esa misma pulsación larga de la que hablábamos. La pulsación corta sigue siendo para apagar o encender la pantalla.

Personalizar qué hacer al pulsar el botón del S Pen

No cabe duda de que uno de los extras más atractivos de este gran teléfono es su lápiz, el S Pen que nos servirá para hacer fotos, mostrar un menú en pantalla desde el cual capturar partes de la pantalla, escribir notas, dibujar, etc…

Pero desde los ajustes aún podemos personalizar más esa experiencia indicando qué aplicación se abrirá al pulsar el botón del S Pen e incluso qué acciones se abrirán en el menú flotante al abrirla.

Todo ello desde Ajustes – Funciones Avanzadas – S Pen – Gestos S Pen.

Apagar el Samsung Galaxy Note 10+

Pues no, el botón de encendido no sirve para apagar o reiniciar el teléfono como en casi la totalidad del resto de modelos del mercado. Cierto es que podemos configurarlo para que lo haga pero por si queréis ahorraros los pasos, tenéis un botón de apagado en la cortinilla de notificaciones junto a los Ajustes ¿Hubiérais caído?

Y eso es todo por hoy. Esperamos que os ayuden a seguir exprimiendo vuestros Samsung Galaxy Note 10+.

 

note10plus0

Samsung Galaxy Note 10+. Sobriedad y fiabilidad a la enésima potencia

Durante estas dos últimas semanas hemos tenido un Samsung Galaxy Note 10+, el primer Note que ha pasado por  nuestro laboratorio desde empezamos el blog. De hecho tampoco habíamos hecho mucho caso a esta gama por su tamaño y es que siempre hemos sido de terminales más fáciles de manejar con una mano.

Ha sido el smartphone diario de uno de los miembros del equipo, en este caso yo mismo y la verdad es que nos hemos quedado con una sensación… dulce. El Note 10+ es fiable en casi todas y cada una de sus funciones. Todo funciona como debe y eso que tiene muchas opciones en su configuración. El lápiz puede ser prescindible para alguien que no esté acostumbrado a usarlo pero una vez le ves sus posibilidades es un extra útil que facilita ciertas tareas.

Empecemos, no obstante por sus especificaciones:

1) DISEÑO / ASPECTO EXTERIOR

Tener un Note es sinónimo de tener un móvil grande y pesado y el Samsung Galaxy Note 10+ cumple, pero en parte. ¿Por qué? Pues porque ahora resulta que son todos los demás los que han crecido descontroladamente y si queremos un smartphone de proporciones contenidas, por ejemplo, el Note 10 es una muy buena opción.

El Galaxy Note 10+ es bastante más grande pero su diseño con los bordes curvados lo hacen mucho más ligero y manejable de lo que cabría esperar por sus medidas. Realmente Samsung ha fabricado una obra de arte en cuanto a formato porque muchos otros teléfonos más pequeños y menos pesados nos han causado peores impresiones en la mano.

Unos bordes prácticamente inexistentes, un agujerito muy discreto en la pantalla (una de las soluciones que más nos han gustado hasta ahora fuera de los todo pantalla), panel que se alarga por los lados pero que no llega a confundir ni aparecen los incómodos toques fantasmas. Botones bien diferenciados y sólidos si bien, como curiosidad, no tenemos el de apagado por lo que tenemos que reiniciar el smartphone desde un icono situado en la barra de notificaciones.

En cuanto a la parte trasera, es lisa y preciosa aunque debemos destacar sus primeros puntos de mejora. Es resbaladiza así que cuidado agarrando el Note 10+ y sobre todo, es muy atractiva para las huellas. Ha sido prácticamente imposible tener la parte trasera limpia por lo que se hace imprescindible una funda para quienes odiéis las huellas o estéis todo el rato con el trapito.

Fuera de ese pequeño inconveniente, tenemos las cámaras que sobresalen ligeramente lo que acrecienta la recomendación de llevar una funda puesta y más teniendo en cuenta lo delgado y ergonómico que se muestra el Samsung Galaxy Note 10+.

Destacar por último que en la caja contamos con auriculares, adaptador Tipo-C a USB, cargador de carga rápida (aunque no la máxima que soporta el teléfono) pero no esperéis una funda como en la mayoría de las demás marcas. La funda hay que pagarla.

Y en cuanto al S Pen, una de sus señas de identidad, encaja perfectamente en la base y ni se suelta ni se cae. Vamos, calidad por todos lados.

Para acabar con este punto, una sensación personal. No se hace nada pesado pese a los casi 200 gramos que luce y lo consistente de sus materiales.

2) PANTALLA

Pasamos a una de las joyas del terminal. Magnífico panel que ocupa casi toda la superficie y con un destello como pocos de los que hemos visto (o diríamos ninguno). El brillo automático nos ha funcionado realmente bien los colores se han mostrado muy cercanos a la realidad a pesar de poder ajustarlos desde las opciones de configuración.

Lógicamente ha sido en exteriores donde hemos disfrutado de ese tremendo brillo del panel Amoled del Samsung Galaxy Note 10+. En entornos cerrados y reiterando su magnífica calidad, tenemos los modos nocturno, el de lectura, el doble toque

Tampoco estaremos exentos de tecnologías como el modo nocturno o el de lectura para relajar la vista así como el doble toque para despertar el dispositivo.

En resumen, una pantalla WQHD que podemos convertir en fullHD+ y hasta en HD más que buena. Las opciones por defecto son ya suficientes para asegurarnos un buen desempeño porque el brillo de Note 10+ es muy alto y la calidad del panel a la altura del precio.

3) RENDIMIENTO

Con 12 GB de RAM y un procesador de última generación el rendimiento del Samsung Galaxy Note 10+ no puede decepcionarnos de ninguna manera aunque por muy escasa diferencia, el movimiento entre escritorios o la apertura de aplicaciones es menos rápida que en teléfonos con un precio bastante inferior. Hablamos de los Xiaomi, de los Oppo/Realme o por supuesto de los OnePlus.

Y es que Samsung ha mejorado su capa. Tiene los ajustes muy ordenados (aunque cuesta un poco adaptarse si vienes de un Android puro) y sus escritorios son sobrios y prácticos pero le falta un puntito de velocidad en sus animaciones… o quizá, es la competencia la que se ha centrado en ese aspecto mejor que la marca coreana.

Salvo ese casi inapreciable tema, porque hablamos de décimas, el desempeño del phablet es extraordinario. Nada falla, todo se abre a la primera, no hay lags,… en fin, sobriedad a la enésima potencia. Es una navaja suiza y además, no se calienta nada.

El lápiz sale pronto y la interfaz se adapta aunque hemos notado algún ligero problema con el táctil especialmente en los laterales curvos si bien muy puntuales pero haberlos, los ha habido.

Otro punto a mejorar es el desbloqueo dactilar. Mejorado respecto a versiones anteriores pero más lento y fallón que en casi todos los smartphones de la competencia. Suponemos que Samsung le dedica horas pero aún sigue lejos de tener un desbloqueo por huella dactilar acorde a la competencia.

Contamos con el doble toque para despertar y gestos rápidos para llegar en cualquier momento donde queramos. Realmente, salvo esa impresión moviéndonos por su interfaz, lo tiene todo y lo hace rápido.

Cierto es que lleva demasiado software propio que quizá sobraría. La mayoría puede eliminarse o inhabilitarse pero no afecta al rendimiento del terminal en ningún momento.

En resumen, todo va tan bien que no nos ha parecido tener un modelo nuevo en las manos aunque quizá se eche en falta alguna innovación como nos tenía acostumbrados Samsung en modelos anteriores… si es que el diseño no lo consideramos como tal porque seguimos sorprendidos por lo muy ergonómico que es un aparato tan grande.

4) CÁMARAS

Este apartado puede resultar polémico porque tenemos en nuestras manos uno de los conjuntos fotográficos más potentes y reconocidos del mercado pero no nos ha entusiasmado.

Evidentemente las fotos en exteriores son muy buenas. Los colores son reales y se aprecian los detalles. Podemos ampliar las fotos aunque no desborden píxeles por doquier como otras marcas y tendremos una buena cámara. Los zoom funcionan también correctamente, ultra gran angular incluido pero en este caso con una pérdida importante de calidad y forma en sus extremos. No es lo mejor del Samsung Galaxy Note 10+.

De noche tenemos un modo nocturno que nos sacará las castañas del fuego de manera solvente pero que necesita algún ajuste en interiores. Estamos en una época donde todas las marcas están invirtiendo dinero y horas en las fotos de noche y un teléfono del precio del Galaxy Note 10+ debería marcar más diferencias.

Por supuesto que las fotos son buenas pero queda lejos de modelos como los Huawei e incluso diríamos que pierde frente al paisaje nocturno de los Oppo y Realme a los que prácticamente triplica en precio.

La cámara delantera también responde bien y el modo retrato nos ha gustado por cómo recorta los bordes si bien se nota una sobre exposición si las condiciones no son las más adecuadas.

Para acabar, tenemos una buena estabilización de vídeo y el poder grabar con el difuminado de fondo están muy bien aunque echamos de falta que pueda captar más luz para este último. En interiores y de noche, no valdrá para nada.

Quizá debemos esperar a nuevas actualizaciones porque en términos generales esperábamos más de las cámaras y casi que podríamos decir que a día de hoy es el punto más flojo del teléfono. Sorprendentemente, uno de nuestros compañeros incluso echó en falta la calidad, sobre todo grabando vídeo, del Galaxy Note 9.

En definitiva, Samsung se ha sumado a la versatilidad de cámaras en su modelo más potente pero este año no marca diferencias. Tendremos buenas instantáneas en casi cualquier situación pero si pensabais desembolsar lo que cuesta el Note 10+ específicamente por su apartado fotográfico tenéis mejores y más baratas opciones… al menos de momento.

5) BATERÍA

Si las cámaras nos han dejado un regusto amargo, los 4.300 mAh. del Samsung Galaxy Note 10+ nos aseguran rendimiento sin fisuras y sin preocuparnos de cómo llegaremos a casa.

Muy buena batería (una lástima que no hayan hecho lo mismo con el Note 10 a secas) que salvo en un ciclo y por motivos que desconocemos, se nos ha mostrado consistente y duradera. Quienes busquéis un teléfono con el que no sufrir en este aspecto, miraos el Samsung Galaxy Note 10+.

Y eso que hemos llevado la pantalla a la máxima resolución, sin cortarnos con las conexiones ni inhabilitar las muchas aplicaciones que se prestan a ello pero, insistimos, en este apartado nos hemos quedado encantados.

Y por la carga también. Tenemos de nuevo varias opciones como la carga rápida, la inductiva o inversa. No contaremos, no obstante, con el cargador que aprovecha la máxima velocidad de carga porque Samsung ha decidido no incluirlo en el paquete de venta pero aún así la velocidad de carga es alta y la inversa funciona también rápida y correctamente con sólo pegar los dispositivos por su parte trasera.

6) SONIDO

Calidad y sonido estéreo para aburrir. El audio del Galaxy Note 10+ es otra de sus virtudes que nos ha gustado mucho. No hay mucho más que decir en este aspecto.

Hemos probado tanto su altavoz como los auriculares con los mismos resultados. Bien por Samsung.

7) DESBLOQUEO

Y vamos con otro punto controvertido y es que, como os anticipábamos más arriba, Samsung sigue lejos de los mejores sensores de huellas del mercado con este Galaxy Note 10+. Es más seguro que otros posiblemente pero más lento y torpe. Sigue siendo un aspecto a mejorar.

En cuanto al facial, más de lo mismo. Se muestra torpe en muchas ocasiones aunque funciona incluso de noche y con una luz tenue. Es más lento que en otros modelos.

En resumen, ambos mejoran a Samsung de años anteriores pero la marca debe trabajar más para igualar, al menos, a la competencia en experiencia de usuario desbloqueando los terminales.

PUNTOS POSITIVOS

PUNTOS A MEJORAR

CONCLUSIÓN

Como decimos mucho últimamente, cada vez es más difícil justificar un smartphone de 1000 euros aunque puestos a pagar, el diseño espectacular del Samsung Galaxy Note 10+, una batería que no se acaba, una pantalla insuperable en cualquier momento y un sistema que funciona perfectamente y sin errores son de lo mejor que podemos encontrar ahora mismo en el mercado.

No nos han entusiasmado las cámaras dentro de un nivel alto ni hemos visto la innovación a la que nos había acostumbrado Samsung en cada generación pero aunque sólo sea por ver cómo se pueden meter 200 gramos y una pantalla de 6’8 pulgadas en un modelo tan ergonómico ya tenemos quedarle mucho mérito.

¿Algún fan de los Galaxy Note? ¿Qué creéis que le falta o le sobra a este gran phablet que hemos analizado hoy?

realmex20

Realme X2. Análisis. A por el liderazgo en la gama media

Estas últimas semanas hemos tenido a nuestra disposición dos de los modelos más interesantes de Realme que, por otro lado, también pueden serlo en sus franjas de precios. El Realme X2 Pro es todo un gama alta del que os lo contaremos todo en los próximos días con un precio impensable hace sólo unos meses mientras que el smartphone del que os hablaremos hoy llega para colocarse entre los más vendidos de la gama media.

¿El por qué? Sin duda su relación calidad/precio porque nos encontramos con un teléfono con puntos cercanos a la gama alta por menos de 300 euros. Veréis próximamente cómo nos ha entusiasmado el Realme X2 Pro del que este Realme X2 tiene mucho en común mejorándolo incluso en algún apartado.

Empecemos, no obstante, como siempre, por las especificaciones:

  • Procesador: Qualcomm Snapdragon 730G.
  • GPU Adreno 618.
  • Pantalla: 6’4 pulgadas FullHD+ (2.340×1.080) AMOLED con una relación de aspecto de 19.5:9, Gorilla Glass 5.
  • Dimensiones: 158,7 x 75,2 x 8,6 mm y 182 gramos de peso.
  • RAM: 8GB. 
  • Almacenamiento: 128 GB. UFS 2.1 ampliables por microSD de hasta 256 GB.
  • Cámaras traseras:
    • 64 MP f/1.8 con zoom digital 10x, modo noche y estabilizador digital (EIS)
    • 8 MP f/2.25 Gran Angular.
    • 2 MPf/2.4 macro.
    • 2 MP f/2.4 retrato.
  • Cámara delantera: 32 MP f/2.0.
  • Sistema Operativo: ColorOS 6.1 basado en Android 9.
  • Batería: 4.000 mAh mAh. con carga rápida VOOC de 30W.
  • Lector de huella dactilar bajo la pantalla.
  • Dolby Atmos +Sonido Hi-Res.
  • Bluetooth 5.0, doble nano SIM, Wi-Fi: 802.11 a/b/g/n/ac, USB Tipo-C, GPS/A-GPS/Beidou/Glonass, NFC y jack de auriculares.

Características que en casi todos los casos contentarán a la mayoría de los usuarios porque por potencia, batería, fluidez y sobre todo cámaras estaremos bien servidos… contando que no tenemos un gama alta, por supuesto. Vamos a desgranar sus pros y sus contras.

1) DISEÑO / ASPECTO EXTERIOR

El Realme X2 es muy ergonómico y al menos el modelo que nos ha enviado la marca, muy bonito. El notch es recogido y la pantalla se ve impresionante, cuenta con los botones de volumen a un lado y el de Power en el otro. Está muy bien construido, nada se mueve, los bordes de aluminio y las partes delantera y trasera encajan a la perfección.

Las 4 cámaras salen bastante de la parte trasera y quedan a un lado por lo que al menos en móvil no se mueve tanto. Viene con una funda de serie que protege ese saliente por lo que, si además queréis estar resguardados de las manchas de las huellas, ahí tenéis la solución.

Tampoco es un modelo que resbale en las manos ni que se haga pesado. Es uno de sus puntos de mejora frente al, por ejemplo, hermano mayor X2 Pro que es más grueso y sobre todo, pesado.

Sinceramente, en las manos no parece que tengamos un smartphone de menos de 300 euros y además, deciros que se ha comportado muy bien a nivel arañazos porque, aunque cuidamos a nuestros móviles como si fueran nuestros hijos, está impoluto después de estas semanas.

2) PANTALLA

Un punto fuerte del Realme X2 porque aunque  no cuenta con los 90 Hz. del X2 Pro, sea la calidad del panel o sea cómo gestiona los colores ColorOS, la pantalla se ve más que bien. El brillo hace bien su papel y en modo máximo se ve mejor que en otros dispositivos de similar precio en exteriores.

Podemos gestionar la temperatura, activar los modos nocturno o antifatiga o dos predefinidos donde veremos tonos suaves o intensos. Va a gustos pero nosotros hemos acabado quedándonos con los primeros porque ColorOS ya es colorido de por sí.

En definitiva, uno de los mejores paneles que hemos visto en un rango de precios como el del Realme X2 o incluso superior y eso que hemos dispuesto a la vez de un Realme X2 Pro y sus 90 Hz. pero es que… tampoco es que hayamos notado una diferencia tan destacada como muchas otras reviews afirman.

3) RENDIMIENTO

Éste debería ser uno de los puntos flojos del Realme X2 en tanto nos llega con un procesador de la serie 700, concretamente el Qualcomm Snapdragon 730G que ya de por sí es de lo mejor en móviles de gama media. Es un procesador para gaming que destaca principalmente a la hora de usar juegos si bien en el día a día tendréis más que suficiente para mover el teléfono.

Cierto es que entre la falta de los 90 Hz. y la potencia menor del procesador no podréis llegar a una experiencia como la que se consigue con el OnePlus 7T o el Realme X2 Pro pero estamos hablando de gastar bastante más dinero que quizá no compense salvo que busquemos la excelencia.

Por poner algún pero, precisamente ha sido en juegos y otros títulos exigentes donde hemos notado cierto calentamiento. Nada preocupante pero puede ser un punto de mejora para futuras actualizaciones o modelos. Aún así, si sois jugones, no os quemaréis las manos y el Realme X2 os rendirá más que aceptablemente.

4) CÁMARAS

Llegamos a uno de los puntos más positivos principales del Realme X2. Su cámara principal es inconcebible en estos precios. Muy buena de día y notable de noche. El modo nocturno de Realme (o de Oppo deberíamos decir) se comporta excelentemente. No llega al nivel de los Pixel o demás móviles de gama alta pero no nos dejará en la estacada ante casi ninguna situación.

El enfoque es rápido, el cambio entre cámaras es efectivo aunque no sea el más veloz que hemos probado y el modo gran angular desafina menos que en otros casos a pesar de ser otra de las diferencias frente al X2 Pro (que en este caso, toca decirlo, se nota).

Por defecto tenemos imágenes a 16 MP pero contamos con un modo especial donde aprovechar los 64 MP. En nuestras pruebas nos ha ocurrido que en algunas situaciones se ha comportado mejor esta última opción que la primera que debería captar más luz al fusionar MP. En cualquier caso, estamos ante una de las mejores opciones fotográficamente hablando de la gama media.

La inteligencia artificial hace bien su trabajo y para nada es tan exagerada como, por ejemplo, en los Xiaomi. Es suave y en ningún caso nos hemos visto en la necesidad de desactivarla.

Contamos con 2 sensores más que nos han dejado sensaciones encontradas. El modo macro no lo hemos sabido controlar. Tarda mucho en enfocar aunque los resultados una vez lo conseguimos han sido buenos, sólo buenos.

En cuando al de profundidad, tenemos la opción de difuminar los fondos antes de realizar la fotografía lo cual nos has gustado mucho aunque los recortes no han sido tan exactos como nos hubiera gustado. No están mal pero esperábamos un poco más visto el empeño que suelen poner Oppo y Realme en este punto. Esperaremos cómo evoluciona el tema a base de actualizaciones.

Por último, y hablando de cámaras traseras, el zoom que hace su papel hasta 5x aunque podemos ampliarlo manualmente hasta 10x a costa de perder mucha calidad pero ahí está. Queda lejos de otros móviles que lo intentaron como los Huawei de la serie P.  Para nuestro gusto, el zoom 10x es más una opción de márketing que algo que vayamos a usar mucho viendo cómo funciona.

Aquí podéis ver la misma imagen con zoom 1x, 2x, 5x y 10x:

En cuanto a la cámara delantera, un pro y una contra. Se notan los 32MP porque realizar fotos realmente buenas incluso mejores que las traseras en el modo retrato pero no contamos con el modo noche en este último por lo que de noche estaremos algo vendidos.

5) BATERÍA

Otro de los puntos a destacar del Realme X2 porque su consumo en reposo está muy conseguido. En nuestro día a día hemos llegado varias veces a las 8 horas de pantalla aunque ya sabéis que no creemos mucho en esa estadística precisamente.

La batería se comporta realmente bien a pesar de contar “sólo” con 4.000 mAh. pudiendo llegar a los 2 días de uso, evidentemente, no intensivo.

En cuanto a la carga, no es la del Realme X2 Pro pero con 30W podemos cargar un 50% en una media hora y tener el móvil cargado en poco más de 1 hora y cuarto, cifras destacadas, de nuevo, para un móvil por debajo de los 300 euros.

6) SONIDO

Que Realme ha entrado en Europa sin miramientos es una obviedad. El Realme X2 se escucha fuerte y con calidad aunque sólo dispone de un altavoz en la parte inferior. El Dolby Atmos realiza muy bien su trabajo y en juegos, donde se pone en marcha el procesador dedicado, escuchar es todo un gustazo.

También tiene opciones para gestionar el audio por auriculares pero, curiosamente, nos ha impresionado más el altavoz externo. Aún así, buen móvil para los que disfruten de la música.

7) DESBLOQUEO

En dos palabras, rápido y rápido. Tanto el desbloqueo por huella bajo la pantalla como el facial funcionan extremadamente rápidos para lo que hemos visto hasta ahora. El porcentaje de acierto es muy bueno y junto con los Oppo, creemos que estamos ante uno de los desbloqueos por huella más rápidos del mercado a día de hoy.

La configuración es sencilla y rápida lo que nos lleva a pensar que sobre todo el facial no sea muy seguro y más viendo lo bien que actúa. Hemos probado con una foto e incluso con otro móvil mostrando la cara con el máximo brillo y no hemos conseguido desbloquear al Realme X2.

PUNTOS POSITIVOS

  • Diseño. El Realme X2 es un móvil muy ergonómico con un tamaño adecuado y una construcción Premium.
  • Fluidez del sistema operativo y es que ColorOS tendrá sus particularidades pero explota el hardware realmente bien.
  • Cámaras. Nivel fotográfico alto para la gama media tanto de día como de noche. Caben ajustes en las cámaras secundarias pero es que hablamos de 299 euros.
  • Batería. De los mejores resultados en terminales con 4.000 mAh. de batería.

PUNTOS NEGATIVOS

  • En ciertos momentos hemos tenido algún lag quizá fruto de que el procesador necesita una mejor optimización. Nada preocupante pero había que poner algún pero.
  • Los lentes macro, gran angular y profundidad tienen margen de mejora. Nos inclinamos a pensar que se trata del software puesto que la cámara de Google en el X2 Pro hace maravillas.
  • El modo retrato de la cámara delantera no tiene modo nocturno.

CONCLUSIÓN

Un contendiente muy serio en la gama media. El Realme X2 no es el PRO aunque se le parece y además es más económico. No tenemos 90Hz. pero la calidad de la pantalla es destacable, el procesador rinde a buen nivel y en el apartado fotográfico obtenemos resultados más que decentes.

En resumen, frente al Realme X2 Pro perdemos esos 90Hz, procesador, ganamos diseño, las cámaras secundarias están ligeramente por debajo, tenemos un sistema de almacenamiento más lento (2.1 vs 3) y una carga rápida no tan espectacular pero en el día a día, las diferencias son mínimas.

Buen diseño, batería, cámaras (versatilidad incluida) a un precio nada prohibitivo. ¿Qué os parece este Realme X2? ¿Cuál creéis que puede ser su rival por 299 euros aprox.? Opiniones, Opiniones…